¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

De la Costa Azul a Carlos Casares, el pasado que une a Sebastián Saja y Guillermo Pereyra

Un rato antes de que Agropecuario y Santamarina inicien sus campañas en la B Nacional en Carlos Casares, un afectuoso saludo volverá a unir a Sebastián Saja y Guillermo Pereyra, los directores técnicos que tienen un pasado en común que se remonta a fines de la década del ’90, cuando eran un prometedor arquero de San Lorenzo de Almagro y un prolijo volante de River Plate, respectivamente.
Saja y Pereyra fueron convocados por Hugo Tocalli y compartieron plantel en el seleccionado argentino que jugó el torneo amistoso Esperanzas de Toulon, reservado para menores de 21 años, en junio de 1999.
«Chino» Saja, nacido en la ciudad bonaerense de Brandsen en 1979, llegaba avalado por grandes rendimientos y por su participación en los más recientes torneos juveniles: el Sudamericano de Mar del Plata que tuvo como subsede a Tandil (Argentina fue campeón) y el Mundial de Nigeria (la albiceleste quedó afuera en octavos de final, a manos de México). Su competidor en el puesto era el riverplatense Franco Costanzo.
«Guille» Pereyra, de la cordobesa Río Cuarto y clase 1980, no había sido considerado para el Sudamericano ni para el Mundial, en los cuales el seleccionado era conducido por José Néstor Pekerman. En mitad de cancha y con características similares a las suyas, se lucían nombres como los de Esteban Cambiasso, Aldo Duscher y Javier Villarreal.
Para ir al tradicional Esperanzas de Toulon, en la Costa Azul, Tocalli eligió un plantel con algunas variantes en comparación con las competencias oficiales, en parte porque hubo clubes que negaron cesiones. De River, fueron convocados Franco Costanzo, Damián Alvarez, Ariel Franco y Guillermo Pereyra; mientras que Boca estuvo representado por Juan Manuel Aróstegui (verdugo de Santamarina en la definición por el ascenso a la B Nacional en 2013) y Cristian Giménez. Newell’s aportó a Cristian Grabinski, Matías Pavoni y Daniel Orellana; en tanto que de San Lorenzo fueron Sebastián Saja y Walter Erviti. De Vélez se sumaron Juan Carlos Falcón y Esteban Buján; mientras que un jugador tuvieron Independiente (Mario Turdó), Rosario Central (Matías Lequi), Huracán (Daniel Montenegro), Estudiantes (Juan Ramón Fernández), Argentinos Juniors (Víctor Zapata) y Lanús (Carlos Roldán).
En la fase de grupos, Argentina empató 1-1 con Holanda, le ganó 3-0 a Portugal y perdió 0-1 con Colombia. En semifinales se cruzó con Francia, a la que venció por 2-1. En la final, otra vez con Colombia, hubo igualdad 1-1 y derrota por penales. Ese partido decisivo dejó un sinsabor para los protagonistas de la historia: Pereyra fue expulsado durante el tiempo suplementario y a Saja le atajaron su remate en la definición.
A la hora de las premiaciones, la organización valoró a ambos. Al cordobés le entregaron el premio al mejor jugador del campeonato y el bonaerense fue reconocido como el arquero más destacado.
El profesionalismo los separó y los enfrentó en varias ocasiones. Se recuerda especialmente un golazo de Pereyra a Saja para redondear un River 4-San Lorenzo 0, en el Clausura 2003. Ya del otro lado de la línea de cal, el fútbol volverá a ponerlos hoy en una misma cancha.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario