¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Hace veinte años, Saporiti tenía su chance mundialista

El tandilense perdió con el italiano Piccirillo, el 18 de julio de 1998. Fue la primera vez que un boxeador de esta ciudad llegó a semejante instancia.

La doble página de El Eco de Tandil, el 19 de julio de 1998.

Archivo

El sábado 18 de julio de 1998, en la ciudad italiana de Ragusa, Walter Fabián Saporiti protagonizaba un hecho histórico para el boxeo tandilense. Por primera vez, un pugilista de esta ciudad combatía por un título mundial, en este caso el de categoría welter de la Unión Mundial de Box.

Veinte años pasaron desde aquella jornada, en la cual el italiano Michele Piccirillo defendió de manera exitosa su corona, mediante una victoria en el séptimo round, después de que volara la toalla desde el rincón de Saporiti, a cargo de Raúl Williamson.

«Sapo» llegó a esa pelea con un registro de 25 victorias (12 antes del límite), 2 derrotas y un empate.Tenía 26 años y ostentaba el título latino de la Federación Internacional de Box, que le había ganado en 1996 a Jorge Daniel Alvez y defendido en un par de ocasiones. Sus únicas peleas perdidas habían sido con Carlos Manuel Baldomir (más adelante campeón del Consejo Mundial de Boxeo) y Víctor César Balmaceda.

Al momento de combatir en Italia, Saporiti venía de ganarle a Silvio Walter Rojas, en Tandil, el 5 de junio. La chance mundialista le surgió con escaso margen como para llevar adelante una preparación adecuada.

Piccirillo, por entonces de 28 años, llevaba 26 triunfos (18 por la vía rápida) y una derrota, en 1996 frente al dinamarqués Soren Sondergaard, por el título europeo superwelter. Al italiano lo apodaban «Gentleman» y en su carrera fue verdugo de varios argentinos, ya que también supo vencer a Sergio Ernesto Acuña, Juan Martín «Látigo» Coggi, Félix Víctor Vasconcel, Walter Javier Crucce, Oscar Daniel Veliz, Rubén Darío Oliva y Paulo Alejandro Sánchez.

Entre sus buenas condiciones y su apego por combatir mayormente de local, Piccirillo redondeó una trayectoria de 50 éxitos (29 kos) y 5 caídas (2 kos). Solamente lo noquearon el estadounidense Vernon Forrest y el británico Jamie Moore, ya en el tramo final de su carrera.

De aquella jornada en la Plaza Central de Ragusa, al aire libre, quedarán anécdotas para recordar. Muchas de ellas, se las habrá llevado para siempre el inolvidable Sergio Pinchentti, quien en soledad describió las acciones en vivo para LU22 Radio Tandil.

Unos 11.000 kilómetros más acá, el relato se siguió a pleno. El estudio mayor de la emisora de calle Rodríguez fue habilitado para familiares de Saporiti, periodistas y allegados al boxeo, para que siguieran las alternativas del combate. Hubo dolor y resignación, pero también la coincidencia de que «Sapo» había dejado todo sobre el ring. Una sensación que perdura, veinte años después.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario