¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Las farmacias bregan por un acuerdo entre PAMI y la industria

Mientras PAMI y la industria farmacéutica discuten los detalles de un nuevo acuerdo que establezca los parámetros respecto de la política de medicamentos, la presidenta de la Confederación Farmacéutica Argentina, Isabel Reynoso, abordó el contexto actual y pidió la participación del sector que representa en la mesa de negociación.

En diálogo con el ciclo radial “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM) instó a las dos partes a establecer el modo en que se definen los segmentos (oncología, ambulatorio y el subsidio social) para que sigan otorgando descuento, y así alcanzar un convenio que sea “sustentable en el tiempo” para evitar negociaciones cada tres meses.

Al abordar la situación actual repasó que PAMI rescindió el convenio que firmó en enero con la industria farmacéutica y estableció un período de negociación de 60 días para acordar un nuevo esquema.

Sin embargo “la industria salió a decir que el 29 de junio no habría más cobertura de medicamentos”, plazo que impuso siempre que se alcance un acuerdo.

Esta situación “trajo mucha preocupación en los jubilados, que son los beneficiarios del descuento en medicamentos, del 50, 80 y hasta el ciento por ciento”.

Dado que los farmacéuticos mantienen la atención en forma normal ya que aún no se llegó a la fecha límite, instó a que se llegue a un acuerdo “cuanto antes” para poder llevar “tranquilidad” a los pacientes.

“Hoy sabemos que tenemos convenio hasta el 29 de junio; en el medio hay reuniones y negociaciones, que aún no permitieron un acuerdo. PAMI plantea que tiene que bajar el gasto en medicamentos y hay que separar los segmentos”, remarcó Reynoso.

Trabajo conjunto

En esa línea planteó que el escenario ideal estaría dado por la presencia de todos los actores involucrados para abordar el tema en conjunto “y no reuniones por separado”.

“PAMI estableció el monto de lo que puede gastar mensualmente para darle servicio a los jubilados”, ahora es necesario “ser inteligentes y llevar una propuesta porque en definitiva el medicamento es un bien social y que el jubilado lo necesita”. Se trata, en definitiva, de un tema de “salud pública”, enfatizó.

La presidenta de la COFA planteó que “siempre hemos reclamado que la farmacia se siente en la mesa, como cualquier otro acuerdo, que firme con los prestadores que somos los que compramos los medicamentos”.

“La limitante es el aporte que hace la industria farmacéutica para que PAMI pueda pagar menos los medicamentos que cualquier otra obra social por el número de afiliados y una franja etaria que tiene un consumo de medicamentos que supera la media de cualquier otra”, aclaró.

Como entidad que representa a las farmacias Reynoso aseguró que “estamos dispuestos a firmar un convenio”, pero insistió en que PAMI “necesitará del aporte de la industria farmacéutica”, punto en el cual se asienta el conflicto.

En ese marco pidió que “no se corte la cadena de pago en este tiempo” ya que las farmacias continúan con el servicio siempre que esta circunstancia se sostenga.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario