¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Pepo Sanzano se despide de los monólogos que lo acompañaron en su extensa trayectoria

El actor y humorista buscará renovarse y profundizar más con sus diversos personajes. Aseveró que “hay que apuntar a otro tipo de humor y en este momento estoy en la búsqueda de trabajar más personajes, más que volver al stand up”.

El Eco

Mañana a las 21 en el Teatro del Fuerte, ubicado en Fuerte Independencia 360, el actor y humorista Pepo Sanzano despide su espectáculo “No lo digo por experiencia propia, sino porque lo he vivido” (¡¡Te juro que no lo hago más!!). Un show de stand up, el primero que se hizo en Tandil, que el mismo Pepo escribiera y estrenara en el año 2000, cuando el stand up no era lo popular que es en la actualidad.

En diálogo con El Eco Multimedios Sanzano se refirió acerca del stand up y su semejanza a lo que se conocía como monólogo, analizando que “los monólogos en la Argentina son una tradición de toda la vida del teatro porteño. Dringue Farías, Tato Bores hacían monólogos cómicos que tenían que ver con lo que le pasaba a la gente en ese momento y sobre todo con una vinculación con lo político y coyuntural. Después se transformó en un humor de identificación pero es lo mismo, la base es la misma”.

Refirió que “si una persona se divierte yo estoy feliz de la vida, de todas formas disfruto mucho con hacer el humor de identificación y eso me ayudó siempre. Con Los Prepu teníamos una premisa que era la gente se ríe de Los Prepu pero Los Prepu no se ríen de la gente. Tengo esa marca. La gente se va a reír de mí, entonces soy el primero que me voy a reír de mí”.

El reconocido actor, en su extensa trayectoria, compartió trabajo junto a Tato Bores y sobre esa experiencia señaló que “aprendí mucho al lado de Tato. También de Santiago Varela que era el que escribía los monólogos y donde descubrí los trucos para armar el humor. Hay un montón de cosas que tienen que ver de como se repite un texto o como se trabaja un latiguillo que aprendí de Varela. Y de la manera de decir las cosas sin lugar a dudas lo aprendí al trabajar con Tato. Luego tuve la fortuna de trabajar con Carlos Perciavalle y fue otra persona que me enseñó cómo hablar con el público sobre mis cosas”.

Espectáculo

En cuanto al espectáculo que ofrecerá este sábado en la sala del Teatro del Fuerte, indicó que “repaso los 18 años de monólogos, tiene como una mezcla de todo lo que he hecho y la posibilidad de editar cosas que fueron las que más pegaron. Desde la primera época, que debuté en el año 2000 acá en Tandil, hasta los que escribí el año pasado. Son 50 minutos de monólogos, además hay uno de mi personaje Ángel ‘Teté’ Molina que me encanta realizar y despido el espectáculo con un monólogo que me regaló Enrique Pinti”.

 

Renovación

El anuncio expresa que este será el último espectáculo vinculado a los monólogos, sobre esta determinación aseveró que “una parte fundamental tiene que ver con renovarme y también tiene que ver con que está raro hacer humor en este momento. Hay una crispación exacerbada en el mundo en que vivimos y hay monólogos que a mi entender no hay que decirlos más, porque están pasados de moda”.

Detalló que “no voy a decir ninguna parte de un monólogo que tuviera un efecto controversial en el público. Sé que hay que apuntar a otro tipo de humor y en este momento estoy en la búsqueda de trabajar más personajes que es lo que tengo ganas, más que volver al stand up. Quería despedirme porque en cierta forma le debo a los monólogos hacerle una última vez y por eso lo decidí”.

En cuanto a los personajes dijo que “siempre me sedujo y hay personajes que los tengo tan incorporados en mi forma de actuar que hablan por sí mismo como Teté, Aníbal Roque o Adelma que es un personaje femenino que hago y me domina en lo que quiero decir. Cuando aparece ese tipo de cosas tengo ganas de meterme a nadar en esas aguas”.

Por último reflexionó que “me pasa que me agarra abstinencia de escenario y no puedo ser chanta con el público de seguir intentando por los mismos lados. Me dan ganas de renovarme en ese sentido por fidelidad con los espectadores y conmigo, porque en un lugar siento que ‘la hago de taquito’ y la actuación es un desafío constante y esa es la idea”.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario