¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Alberto Samid: “Yo también me puse la camiseta de Tandil”

-Nazarena Vélez, otra de las participantes de ‘Bailando por un sueño’ 2015 tiene un sueño tandilense: su meta es ayudar a ATAD, una asociación solidaria con la discapacidad.
-Ah, mirá qué bien. No sabía nada.
-Sí, muy bien, pero a usted en cambio le gustar bailar con la más linda…
-La mejor de todas, Sofía, la número uno. Pero pare, pare: a mí el sueño ya me lo cumplieron. Nuestro arreglo fue que más allá del resultado -yo no cobro nada igual, eh, ellos cobran, yo no cobro- fue cambiar lo que iba a cobrar por el sueño cumplido.
-A lo que iba que la otra chica, Nazarena, se puso la camiseta de Tandil.
-Por supuesto, y yo también tengo puesta la camiseta. ¡Si soy amigo de Lunghi, del intendente!
-¿En serio?
-Claro, pero si siempre voy con Daniel (Scioli). En todas las obras que se han hecho he estado siempre ahí.
-¡¿En todas las obras?!
-No todas, pero, ehhhh, en una gran cantidad. Voy también a una estancia, La Estrella, ¿la conoce?
-No, pero se sabe que es de Scioli.
-Sí. Bueno, pero ahora estoy con esto del baile.
-Meta milonga, Alberto.
-No, acá, la que está bien preparada es su vecina, Sofía. Sofía es la que baila.
-¿Y usted?
-Yo acompaño, acompaño.
-¿No tiene miedo de enamorarse de semejante bombón?
-No, no estoy para esos trotes, tengo 70 años… Puede ser mi hija, no: mi nieta.
-En los tiempos que corren la diferencia de edad no es impedimento. Al contrario…
-Es preciosa. Y es una persona extraordinaria, pero ella tiene su novio y yo tengo mi familia, seis hijos y si tuviera que elegir, después de 35 años de casado, volvería a elegir a mi esposa.
-Hablemos un poquito en serio.
-Sí, dale, hablemos en serio. Y dale también que ya tengo que ir a bailar.
-¿Eso de ayudar a través del sueño no es una forma de pagar culpas por participar en lo de Tinelli?
-¿Qué culpa? ¡Ninguna culpa! No, no. Se dio así, se dio de esa manera.
-Imagine que lo vieran sus amigos k, los de Carta Abierta, por ejemplo.
-(Se pone muy serio. Sube la voz) ¿Usted me vio alguna vez con los de Carta Abierta? ¡Yo estoy con Scioli!
-Lo he visto defender mucho, muchísimo, al kirchnerismo.
-Al modelo sí. Creo que es muy bueno. Flaco, me tengo que ir a bailar.
-Un minuto nomás.
-Bueno, dele, un minuto. A ver.
-Disculpe que lo retenga pero en el interior somos más rumiantes, quedamos con cosas del pasado.
-¿Ah, sí?, ¿y qué piensa?
-Aquella pelea famosa que usted tuvo con Mauro Viale.
-¿Qué pasa?
-Técnicamente ese combate fue detenido, los separaron. ¿Qué cree? ¿Ganaba si la pelea continuaba?
-Qué se yo, no sé. El que lo quería matar era el portero del canal, ¿no vio que el portero le pegó tres patadas?
Como éste lo verdugueaba todas las mañanas, aprovechó la pelea conmigo y cuando lo vio en el suelo le pegó tres patadas, ja, ja, ja.
-Usted venía ganando.
-Ya pasó, pibe, ya pasó. Fue hace mucho.
-¿Va a ir a Tandil?
-Sí, en algún momento voy a ir con Sofía, no el mismo día que Nazarena, pero voy a ir. Un gusto, eh, te tengo que dejar. ¡Me voy a bailar!
-La última. En Tandil los gauchos amigos se tienen una fe bárbara para competirle no sólo en la calidad de la carne sino en la cocción de un asado. ¿Se anima al desafío?
-No, yo no hago asados, no hago nada de mujeres. El asado es parte de la cocina, yo cosa de mujeres no hago. Siempre arreglo con mi señora: yo no me meto en cosas de mujeres y ella no se mete en cosas de hombres. Me voy. Gracias querido. u

…………………………………………….

Sofía Macaggi

“Tengo la esperanza de que todo se va a arreglar”

Pese al bajísimo puntaje que la pareja Macaggi-Samid obtuvo en su debut -¿despedida?- del Bailando 2015, la gran bailarina tandilense se sentía “más feliz que nunca” el viernes, tanto por el reconocimiento que la producción del programa suele tener con ella como por el hecho de compartir su participación junto a Alberto Samid, “una persona que conmigo demostró ser extraordinaria”, según confesó a este Diario.
Por ese entonces las críticas resultaron unánimes: Macaggi lució más linda que nunca y ella lo atribuyó al momento de felicidad que atraviesa. “No hubo ninguna intervención exterior”, explicó risueña, “si se nota algo así es porque llevo una vida sana, entreno, pero sobre todo porque estoy en un momento espectacular. Cuando uno está feliz se nota por fuera”.
Al otro día la noticia fue que su compañero de baile renunciaba. Y ayer Sofía volvió a hablar con El Eco.
-¿Y ahora?
-Yo creo que se va arreglar, se va a llegar a buen puerto, sobre todo porque los de Ideas siempre te convencen, pero bueno, no sé, más que nada es una expresión de deseos, espero que las aguas se calmen.
-¿Por qué se enojó tanto Samid? ¿Habló con vos?
-Sí, habló. Me dijo que en el momento de la devolución de Nacha Guevara, con la excitación del momento no se dio cuenta pero el otro día vio el programa con sus hijos, y más que nada sus hijas se pusieron muy mal por las palabras de Nacha y ellas fueron las que le pidieron que se baje.
-¿El se da cuenta de que te perjudica?
-Yo no me quedo sin trabajo porque me pondrían un reemplazo y además es una decisión que él tomó con su familia, pero obviamente yo quisiera seguir con él.
-Aunque todo se arregle, hay otra opinión unánime más allá de tu gran despliegue: el baile de Samid fue muy malo.
-Y, Alberto no es bailarín. Pero la realidad es que el día que llegó hacía muchísimo menos; el público no pudo ver el avance que tuvo en este mes, que fue muchísimo. No nos olvidemos que tiene 70 años, sobrepeso, y sin embargo se animó, bajó 11 kilos y aprendió a hacer trucos. Fue un esfuerzo muy grande de su parte.
-Si es por su performance muchos opinan que durarán poco y nada. Otros en cambio sostienen que como es un personaje famoso, polémico, divertido, la dinámica del programa los hará seguir.
-Esto es un show. No es un concurso de baile. Y si sos divertido, un personaje fuerte, capaz que llegás mucho más lejos que si sos un excelente bailarín. Por eso yo me puse súper contenta cuando me tocó con él, porque es muy carismático, muy gracioso y además siempre es así, a toda hora. En los ensayos la pasamos genial. Voy a ensayar con ganas, me río durante esas dos horas, y creo que eso es más importante que el virtuosismo.
-¿Es cierto que te pisó?
-Sí, ja, ja, se cayó tres veces arriba mío. Dos bailando y una en un truco.
-¿Te dolió?
-Fue… importante. Por eso es que me sacó un seguro de las piernas para que siga.
-¿Es cierto eso?
-Es verdad, tengo los papeles, todo. No puedo decir la empresa porque sería un chivo, pero está contratada, sí. Ahora sólo queda esperar que se solucione todo, porque la verdad es que la noche del jueves nos fuimos felices por muchas cosas pero sobre todo porque fuimos a divertirnos y así lo vivimos. Ojalá se arregle. Yo tengo fe que va a salir bien. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario