¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Ante las frustradas negociaciones, universitarios van a un paro de 72 horas

Al no arribar a un acuerdo con el Gobierno nacional por el incremento de haberes, los gremios que nuclean a los docentes de las universidades del país realizarán un paro por 72 horas, que comienza hoy y se extenderá hasta el viernes. A nivel local, el secretario general de la Asociación de Docentes Universitarios de la Universidad Nacional del Centro (Adunce), Martín Rosso, confirmó que adherirán a la medida.

El anuncio lo dio en diálogo con “Tandil Despierta” (programa de Eco TV y Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios). El dirigente señaló en principio que el Gobierno ofreció “un 25 por ciento, a pagar en dos cuotas, la primera de un 15 por ciento que se cobrará en julio; y un 10 por ciento más a cobrar en septiembre no acumulativo”.

Rosso planteó que, ante los niveles de inflación y la pérdida del poder adquisitivo, a partir de la devaluación, el ofrecimiento “es insuficiente y ni si siquiera cercano a lo que arreglaron otros gremios de la educación”.

Resaltó que no sólo la propuesta fue ya rechazada por la Federación de la Conadu Histórica, a la cual pertenecen, sino también por el resto de las federaciones. En el marco del congreso, recalcó que se decidió “hacer paros progresivos”. Recordó que ya las semanas anteriores efectuaron un paro de 48 horas y, esta vez, lo extenderán un día más.

 

El último aumento

 

Advirtió que “el último aumento que tuvimos fue en septiembre del año pasado y fue del 2 por ciento, así que realmente el poder adquisitivo no da para más. Encima los cambios del Impuesto a las Ganancias en el sector universitario fueron fuertes, así que la gente anda con un humor bastante complejo y necesitamos respuestas lo más antes posible”.

En ese sentido, criticó que “recién pensaban reabrir la paritaria en abril de 2017, así que ni siquiera propusieron `una cláusula gatillo´, como pasó con los otros niveles de la educación, que después de seis meses se iba a rever cómo iba todo este proceso inflacionario. Por lo tanto de ninguna manera se pudo llegar a un acuerdo y vamos a hacer este paro”.

En detalle, adelantó que tanto en Tandil, como en Azul y Olavarría, armarán “una carpa blanca el jueves a la mañana como una forma de también manifestarnos y el pueblo de estas ciudades empiece a interiorizarse de la problemática que tenemos los docentes universitarios”.

 

Una mesa intersindical

 

Por otro lado, Rosso confirmó que se está trabajando de manera articulada con las distintas confederaciones y federaciones del país. En el caso de Tandil, subrayó que tuvieron la necesidad de entender que las problemáticas que están viviendo todos los trabajadores los “unifican” y que hay que pensar en medidas o actividades que los nucleen para manifestarse, concretamente “contra un modelo que excluye a los trabajadores y que benefician a los que más tienen”, lanzó.

Contó que en ese camino ya se concretó una reunión en la sede gremial de Adunce, en la que participaron nueve gremios de base con el fin de empezar a pensar cómo van las problemáticas de cada uno y entender que las dificultades de un sector son similares a las que suceden en otro.

“La idea es apoyarnos en los reclamos, en las medidas, y ver cómo paliar todas las necesidades y problemáticas que están sucediendo, por ejemplo, en el sector de la UOM el tema de los despidos, cómo paliar eso y creo que tenemos que estar todos. Ahora le está tocando al sector metalúrgico y mañana le va a tocar a otro”, advirtió el secretario general de Adunce en Tandil.

En consecuencia, planteó que “lo que hay que pelear, luchar o tratar de transformar son las políticas que dejarán a un 20 por ciento de la población, trabajadora afuera del sistema porque el sistema así lo pide. Necesitan `planchar´, como ellos dicen, la economía para pagar la inflación, pero eso -en realidad- es gente sin trabajo, gente que no puede comprar. Frena toda la producción nacional y en eso caen todos”.

 

El impacto en los trabajadores

 

Por ende, confirmó que “anunciaron ya que las universidades van a tener el mismo presupuesto que el año pasado, como si no hubiese habido una inflación durante un año. Eso implicó que haya docentes interinos que no les renovaron el contrato y no sé cómo van a pagar la luz con los aumentos que hubo. Entonces, sin entrar en cuestiones políticas, no están perjudicando al sector agro productor o al industrial, a quienes están perjudicando en este sistema es a los trabajadores, y eso nosotros ya lo vivimos y sabemos cómo es. Entonces, si los trabajadores no nos unimos, no reaccionamos, van a seguir generando estas políticas. Así que ojalá que muchos gremios se vayan acoplando para entender que no es por acá por donde se tienen que corregir los errores”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario