¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Banco de pruebas

Estado óptimo presentó la pista del circuito La Cascada el pasado fin de semana, epicentro del automovilismo zonal.

La opinión de los protagonistas de las Mayores del Sudeste fue unánime, elogiando el trazado de las sierras, los 1.750 metros del reducto del Tandil Auto Club.

Los trabajos llevados a cabo en los últimos quince días surtieron efecto. Rodillos, regado y pata de cabra fueron el mix para consolidar el compactado luego de las últimas precipitaciones.

La pista se presentó muy firme, ancha y rápida, la humedad fue importante, allí estuvo la clave de los tiempos que entregaron algunas categorías. Por caso los Mar y Sierras «A», sacaron a relucir velocidad y ritmo, con tiempos superlativos. Los bólidos de la más potente de la región «remontaban» la cuesta, arribando a casi 210 kilómetros de velocidad a la primera variante.

Varios giraron dentro de los 55 segundos, Manuel Arias puso 55. 43 en la segunda final, el juarense Raúl Alonso 55.45 en la definición inicial, al igual que el subcampeón Juan C. Giancaterino con 55.51.

La Cascada, un verdadero banco de pruebas para conjugar alternativas y variables, pista impecable y ancha, un «tendido» para disponer buena tracción, potencia, intermedia y rescatar la velocidad final, que el fin de semana dejó conmovidos a los apasionados del zonal.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario