¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Carrió pasó por Tandil, ratificó su candidatura y dijo que en julio “empiezo a disputar poder”

La presentación de su libro “Humanismo y libertad II” fue el motivo que trajo una vez más a Tandil a la diputada nacional por la Colación Cívica Elisa “Lilita” Carrió. De recorrida por esta zona de la provincia, lanzó polémicas declaraciones y ratificó su intención de sumarse nuevamente a la carrera presidencial. “Ese fue el acuerdo y así va a ser”, resaltó.
Distendida, de buen humor y abierta al diálogo, la legisladora arribó a media tarde al hotel Libertador, donde fue recibida por el intendente Miguel Lunghi, el presidente del Comité de la UCR Matías Civale y el jefe de campaña Julio Elichiribehety.
En un espontáneo intercambio en las escaleras de acceso, “Lilita” compartió su perspectiva sobre el escenario político actual, el panorama electoral y la estrategia en torno a la alianza que se selló entre ambas fuerzas y el PRO de Mauricio Macri.
En ese marco giró la breve conversación, que abrió paso minutos después a la presentación de la obra en compañía de los referentes de la Coalición Cívica Marcela Campagnoli, Guillermo Castelo (Mar del Plata) y Alfredo Ponce.
Entre el nutrido grupo de asistentes estuvieron los concejales del macrismo, Claudio Ersinger y Pablo Díaz Cisneros, junto a dirigentes del espacio.

“Una atracción
nacional”

Minutos previos a la disertación Carrió se refirió a sus aspiraciones presidenciales y fiel a su estiló disparó contra sus contrincantes y funcionarios del Gobierno nacional.
Se respaldó en la experiencia de “tres” candidaturas y destacó que “debo ser la única que conoce profundamente todo el territorio de la Nación”, y se definió como “especialista en cuestiones nacionales”.
Con buenas perspectivas se mostró entusiasmada con la organización pese a que reconoció la existencia de “algunos problemas”, haciendo referencia a los cierres de listas nacionales, que son “muy complejos”. De todos modos, dijo que “todo pasa. El 9 de julio se abrirá el cielo sobre Argentina”.
Sostuvo que la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, “está dispuesta a competir pero le vamos a ganar. No es fácil porque el poder tiene sus resortes, pero uno ve la calle y a partir de julio todo quedará más claro”.
En ese marco anticipó la “embestida” del Gobierno y repitió su intención de participar en la interna que disputará con Ernesto Sanz y Mauricio Macri. Renegó de los encuestadores y asesores de imagen que “no me hacen figurar”, pero “yo existo y no tengo problema porque soy atracción turística nacional”, aseguró.
“Me parece un error pensar que hay un sólo candidato porque eso nos achica en lugar de agrandarnos. Pero se va a solucionar porque nadie va a impedir que me presente”, afirmó la legisladora.
Confirmó que “en julio empiezo a disputar poder. Soy un animal político y una estratega. Acá no hay nada decidido, todo empieza a jugarse el 9 de julio”.
De todos modos sostuvo que la decisión del pueblo es “mucho más profunda”, en la que primará la necesidad de “un cambio político y espiritual” y “no de saber si estamos mejor o peor”, refutando el discurso del oficialismo.
En cuanto al armado en la provincia aclaró que estará abocada a los aspectos del orden nacional aunque ofreció colaboración y graficó que en Capital Federal “logramos que el próximo jefe de gobierno sea de Marín Loustau o el del PRO”.

Scioli, el responsable

En otro pasaje se detuvo en la situación actual de los bonaerenses, criticó duramente al gobernador Daniel Scioli y lanzó advertencias sobre un eventual triunfo del candidato del peronismo. “La gente en la provincia de Buenos Aires está como esclava”, definió y enumeró los inconvenientes en materia de infraestructura vial, de salud con críticas al estado de los hospitales, entre otros.
“No entiendo cómo nadie hace responsable a Scioli de nada porque es la nada misma”, disparó, aclarando en forma automática que “soy amiga” del mandatario.
También apuntó contra uno de sus blancos favoritos, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández, al repasar las repercusiones que podría generar en el país el escándalo en la FIFA. “Grondona siempre fue un mafioso”, dijo sobre el fallecido ex presidente de la AFA, y subrayó que “todo el mundo debe saber que (José Luis) Meiszner es el punto de Aníbal Fernández”.
En ese sentido, advirtió que “si quieren que (el jefe de Gabinete) sea gobernador empiecen a irse porque los narcos van a tomar la provincia”. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario