¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Cientos de chicos juegan mientras aprenden en el festival interactivo del conocimiento

En Estación Juego participan más de 50 organizaciones y hay alrededor de 400 actividades lúdicas de lo más variadas. Mañana será el último día. Una propuesta innovadora y educativa para disfrutar en vacaciones de invierno.

El Eco

Mientras algunos juegan a ser científicos observando a través de un microscopio, otros se sienten paleontólogos mientras escarban en montículos de arena buscando restos fósiles. También juegan a ser arquitectos realizando construcciones propias y otros prefieren ahondar en las distintas etapas de la escritura en el espacio “De la Tábula a la Tablet”.

Estación Juego, la propuesta del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, surge como una alternativa sumamente interesante para los chicos en vacaciones ya que aprenden mediante diversas actividades lúdicas interactivas. Son los protagonistas del juego y de su propio conocimiento.

Hasta mañana, las actividades se desarrollan en el Centro Cultural Universitario, en la Plaza Independencia, la Casa de la Cultura, el Museo de Bellas Artes, la Biblioteca Rivadavia y el Teatro del Fuerte.

Una propuesta interdisciplinaria

El subsecretario de gestión y difusión del conocimiento del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia, Mateo Niro, manifestó que “estamos muy contentos pero también sorprendidos porque en el primer día vino muchísima gente a pesar de la lluvial”.

Indicó que Estación Juego incorpora desde los tradicionales, que están en una carpa en la Plaza Independencia, donde pueden conocer la historia del juego y el juguete en Argentina y en Latinoamérica, hasta los más tecnológicos que “muy probablemente los chicos les enseñen a los padres”.

Niro informó que el primer día participaron de las actividades alrededor de 5 mil personas, y el segundo día unas 8 mil, contando todas las sedes.

“La verdad es que muchas de las personas que vinieron el primer día volvieron a venir, que es uno de los termómetros más importantes que tenemos de que la propuesta es interesante tanto para los chicos como para los padres, abuelos, que vienen a pasar un momento que es para toda la familia, porque los papás también juegan y conocen con las distintas disciplinas”, afirmó en diálogo con El Eco de Tandil.

Destacó que la propuesta es “interdisciplinaria”, lo cual significa que va “desde la paleontología a la impresora 3 D, desde el stop motion hasta la narración oral”.

Asimismo, hay un homenaje a Darwin en el Mumbat, un homenaje a Frankenstein en la Biblioteca Rivadavia, por lo cual “el abanico es muy grande porque lo que intentamos en las vacaciones de invierno es que juguemos y conozcamos en el mismo momento”.

“La idea es que uno aprende fundamentalmente cuando algo lo motiva, experimenta a partir de cada una de las disciplinas”, sostuvo.

El juego como aprendizaje

“Para conocer de paleontología los mismos chicos se transforman en paleontólogos buscando determinados objetos que están perdidos en esos grandes areneros. Hacen grandes obras de arquitectura y se transforman en grandes arquitectos como Francisco Salomone. Los chicos arman construcciones. En química, en biología, en la impresora 3 D, son los chicos mismos los protagonistas de cada una de estas experiencias”, enfatizó.

Es el segundo año consecutivo que Estación Juego se realiza en Tandil y buscan que se transforme “en una tradición propia que se desarrolle en esta ciudad, por lo cual sería bueno que siga año a año, que se sepa que en vacaciones de invierno en Tandil hay un espacio de juegos que se puede conocer y experimentar a través de la ciencia y tecnología, tanto para chicos como grandes”.

Describió que “hay dos tráiler en la Plaza Independencia, uno del Museo de Minerales, otro de Infinito para Descubrir que hay actividades desde chicos muy chiquitos hasta grandes”.

“El juego es una herramienta fundamental de conocimiento de uno mismo. Los chicos desde que nacen hasta los adultos mayores se la pasan jugando, porque es una manera de conocer el mundo y al otro, este espacio es importante para poner en escena la importancia que tiene el juego para conocer”, recalcó.

Al ingresar al espacio de la Unicen, los chicos se sorprenden con lo primero que ven, que es una réplica en tamaño real de un megaterio, que es el tipo de megafauna que habitó la provincia de Buenos Aires. “Los chicos se sorprenden cuando lo ven apenas entran, porque les llama la atención observar ese animal tan impresionante y tan grande”, indicó.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario