¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Civalleri lanzó que Bossio es un “operador local” del kirchnerismo

El secretario de Planeamiento y Obras Públicas Mario Civalleri se refirió al reclamo de los vecinos de La Elena por el agua, respaldó lo dicho por Luis Albornoz y salió a responder las declaraciones del concejal del FPV Pablo Bossio: “Hay una cuestión de que lo que pasa por Tandil tiene que pasar por Bossio”, afirmó el funcionario.

En diálogo con “Tandil Despierta”, admitió en principio que la molestia vecinal “es más que entendible” porque hace mucho tiempo están luchando. Recordó que todo comenzó en 2008 con la primera presentación que hizo el Municipio ante el Enohsa que se reiteró en 2009, aunque no se obtuvo el financiamiento que en ese momento se requería.

Ya en 2011, los vecinos gestionaron una reunión a la que asistió junto al intendente Miguel Lunghi, se reunieron con el administrador y quedaron en ese momento en que el Municipio iba a presentar el pliego definitivo, tarea que cumplió en junio de ese mismo año. Contó que él mismo viajó a entregar el proyecto personalmente y a partir de entonces se acordó que el Enohsa iba a enviar a un técnico porque era una obra con un costo “más o menos importante que el Municipio no podía afrontar”.

Advirtió Civalleri que lo real es que “nunca ocurrió” esa presencia en Tandil hasta el año 2012, donde aparece en escena una suerte de intermediación del concejal Bossio que empezó a cobrar una “especie de protagonismo”.

En 2013, finalmente, indicó que “vino gente del Enohsa después de haber reiterado el Municipio tres o cuatro pedidos por escrito, más algún llamado del jefe comunal” y la verdad es que reconoció que “nosotros nos molestamos bastante, en la ocasión el Municipio no fue convocado y de esa reunión que fue un poco para definir el futuro participaron los concejales del FPV; no así el Municipio, pese a que hacía ya tres años que venía reclamando esa reunión acá en Tandil”.

En ese momento, recordó el funcionario local que el Enohsa planteó algunos temas alternativos al proyecto que iban a ensayar, otro tipo de cuestiones, es decir alguna perforación en la zona, algún estudio, informe que luego de un tiempo se puso en marcha. “Llegó a nuestras manos en 2014 y nosotros hicimos, en ese entonces, un dictamen a través de la gerencia técnica de Obras Sanitarias, en el cual veíamos que el pozo de exploración era insuficiente como fuente, era riesgoso para que el Estado -en cualquiera de sus formas- iniciara un sistema de distribución a través de una fuente insegura”, confirmó Civalleri.

Argumentó en este sentido que el Municipio realizó “un informe fundamentado”, al que se lo hicieron conocer en noviembre a la comisión vecinal. El 3 de diciembre del año pasado, entonces, llegaría una reunión con Luis Albornoz y el concejal del FPV, Pablo Bossio, que actuaba “aparentemente de oficio como un contacto con el Enohsa, habida cuenta de que el Enohsa no le contesta al Municipio ni responde a sus invitaciones y quedó precisamente en aportar ese informe en el cual nosotros dictaminábamos que el pozo que se había hecho de exploración no resultaba en apariencia suficiente, era inseguro, y desde ese entonces hasta acá estamos en una situación de espera permanente”.

 

“La devoción

por aparecer”

 

Respecto a las declaraciones de Luis Albornoz,  quien dijo que Pablo Bossio se sentó sobre el proyecto, aclaró que no le consta que esto sea cierto, pero que es consciente de que “ésta es una práctica bastante habitual, el peronismo o el FVP en lugares en donde no gobierna, acostumbra a levantar otro tipo de actores en detrimento del marco institucional que, en este caso, representa el Municipio”.

En el caso puntual del reclamo de La Elena, el secretario de Obras Públicas sostuvo que “es Pablo Bossio y en otro caso será otro, y tienen neta devoción por aparecer como solucionando los problemas que los intendentes ‘no pueden gestionar’, cuando en realidad el punto final es que la autoridad de aplicación, como ahora dice Pablo Bossio, es el Municipio”.

 

“Cuando los

papeles se queman”

 

Civalleri advirtió que el Municipio ha hecho muchas obras con el Enohsa y ahora enfatizó en que “el corte del diálogo tiene que ver con que acostumbran a gestionar a partir de determinados operadores políticos locales, en este caso Pablo Bossio, y lo que dice Albornoz es rigurosamente cierto”.

“Hay una devoción de que lo que pase por la ciudad, por una cuestión mediática o como le quieran llamar, aparentemente tiene que pasar por manos de Pablo Bossio, quien ha sido el candidato del FPV”, aseguró.

Y en realidad argumentó que “cuando los papeles se queman, en este caso, como en tantos otros, aparece la medida sobre el Municipio, que es responsable final. Ahora, concretamente, nosotros no dejamos de gestionar por el financiamiento de la obra porque es una obra de envergadura”.

 

Venir para “la foto”

 

Por último, confirmó que el año pasado el Municipio decidió incluir una partida de 650 mil pesos para la obra a la espera de una definición técnica. “Lo que es verdad es que desde el 3 de diciembre que nos reunimos no hemos podido tener un nuevo contacto con el Enohsa para saber qué piensan de lo que el Municipio ha dicho de lo que ocurre sobre este pozo”, advirtió.

Obviamente, aseguró que “insistiremos, más allá de Bossio. Mandaremos una nota al Enohsa reclamando algún tipo de respuesta. Ahora, si fueron capaces de venir para sacarse una foto con los concejales del FPV, cuánto más productivo hubiera sido que cuando vinieron los técnicos, los concejales del FPV hubieran dicho lo que dijo Bossio ayer: ‘La autoridad de aplicación es el Municipio’. Entonces, la pregunta es: ¿cómo vienen técnicos de primer nivel, se reúnen con los concejales del FPV y no es convocado el Municipio? Es decir, lo que dijo Bossio ayer coincido, la comuna tiene la responsabilidad, hubiera estado bueno que también lo dijera hace dos años cuando se sacó una foto cuando en ese momento le venía bien porque estábamos a meses de las elecciones”.

 

Potenciar

la gestión

 

Civalleri insistió entonces en que “el FPV busca actores locales de su signo político para tratar de demostrar una enorme potencia de gestión. El otro día hablábamos por ejemplo del tema de la iluminación de las rutas 226 y 30. Es un tema que lleva el Municipio iniciado hace seis años, cuando firmó un acuerdo; la nueva rotonda de la Ruta 226 y acceso a la Base Aérea que venimos gestionando hace años, haciendo todo el trabajo de topografía para aportar al Estado nacional. Muy posiblemente el día que se firme o que se haga algún anuncio, el que lo va a hacer es Pablo Bossio, pero bueno, forma parte de este juego corto de la política, porque la gente se da cuenta de esto, y en realidad lo utiliza, lo usufructúa y listo”.

De cara a destrabarse el tema, en lo personal aseguró que “mandaremos una nota nueva al Enohsa, la verdad es que estábamos esperando el resultado porque en esa reunión que tuvimos con Pablo Bossio el 3 de diciembre, él se llevó la carpeta para gestionar esa reunión, que en realidad es lo que no ha hecho”.

No obstante ello, confirmó que “intentaremos nuevamente enviar la carpeta con el informe y un nuevo pedido de reunión, y estaría bárbaro que la gente del Enohsa hable con los ingenieros de acá”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario