¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Comerciantes de Villa Aguirre destacaron las ventas que tuvieron por el show

Comerciantes de la avenida Actis, en el barrio de Villa Aguirre, se mostraron más que satisfechos con el nivel de ventas que tuvieron durante el fin de semana con la llegada del Indio Solari. En tanto, los que se vieron perjudicados fueron los que tomaron la determinación de cerrar el local por temor a ser el blanco de actos vandálicos.

Adriana, dueña de una despensa situada en Actis y Rosales, aseguró que “no tuvimos ni un problema, trabajamos muy bien. Justo acá era una de las entradas pero no tuvimos ningún inconveniente”.

A su vez, destacó que  “lo que vendimos fue impresionante. Tengo el negocio casi vacío, pelado, ni jugos, ni gaseosas. Fue fantástico, la verdad es que no tenemos de qué quejarnos, aparte fueron días fantásticos para trabajar. No nos alcanzó nada, hasta fruta se llevaban, consumieron de todo”.

La comerciante además destacó que los ricoteros son “muy educados, es algo muy lindo, aparte eso no se ve en Tandil siempre, es una novedad, para el que no sale de la ciudad es una cosa muy nueva. Yo dejaba a las chicas pasar al baño, y siempre todo muy bien. En el recital anterior también estuvo muy tranquilo, es más había chicos que se acordaban que acá en la esquina los habían tratado bien y volvían”.

Muy buen ambiente

 

Por su lado, Ricardo, de un polirrubro situado en Actis,  sostuvo que “lo vivimos bien, todo re tranquilo. Nosotros trabajamos primero a puerta abierta y después pusimos un mueble adelante pero la gente se portó de diez. Vino un muchacho de seguridad y nos dijo que atendiéramos así pero la verdad es que la gente se portó bárbaro, no tuvimos ningún inconveniente”.

“Consumieron de todo, productos de carnicería, almacén, fiambre, es mucha la gente que vino así que se notó mucho en las ventas”, destacó.

Asimismo, aseguró que “están también los puesteros que siempre necesitan algo y uno los abastece, con huevos, harinas y cosas que necesitan para trabajar, así que entre todos colaboramos, si precisaban agua, o luz también. Hubo un muy buen ambiente, no pasó nada y eso que teníamos la entrada 9 y la 8 en la esquina, estaba todo el malón de gente pero la verdad que a su ritmo se manejó todo muy bien”.

Días perdidos

Otra historia vivieron los comerciantes que decidieron cerrar, ya que perdieron varios días de ventas por temor de que hubiera algún hecho vandálico.

Sandra, propietaria de una barraca situada en Actis y Ugalde, aseguró que “todo muy tranquilo, la verdad es que la gente se porta muy bien y lo pasamos lindo”.

No obstante, sostuvo que “con el negocio no se puede trabajar y son días perdidos, para empezar que la gente no viene y para seguir que consultamos con la Policía Local y nos aconsejaron que cerráramos el negocio. La ferretería que está a la vuelta y la agencia de quiniela también cerraron desde el viernes”.

“Ya jueves a la tarde, viernes y sábado cerramos, en ese sentido nos implicó pérdidas, más allá de que el ambiente no fue para nada feo”, argumentó.

 

La basura

 

A su vez, sostuvo que “otra cosa grave es la mugre que no sacaron, hoy (por ayer) es martes y en la rotonda hay seis personas con un camión juntando la basura que hicieron 250 mil personas, es muy poco”.

“Siempre que hay un recital hay que cerrar el negocio, pero en los primeros recitales del Indio el domingo limpiaban todo. Venías el lunes al barrio y no había nada, ya con el último de La Renga pasó esto y éste es peor todavía”, manifestó.

Además, contó que “desde el martes pasado nos vinimos a dormir al negocio por seguridad, y pasaron con una pala juntando lo más grosero, pero para poder sacar los vehículos tenemos que juntar vidrios rotos para no romper las gomas. No sé todavía cómo algún vehículo no rompió una cubierta porque es impresionante la cantidad de vidrios que hay”.

También remarcó que “hay un olor bastante considerable porque hay tomates, plantas de lechuga tirados, además de que fue todo a parar a las bocas de tormenta, esperemos que no llueva hasta que terminen de limpiar porque va a ser grave”.

“Justo acá teníamos una de las entradas, los de seguridad le sacaban absolutamente todo a la gente, y si bien había un contenedor, ellos mismos parecía que trataban de embocar a la boca de tormenta porque tiraban todo ahí”, cuestionó.

 

Vecinas exigieron que “con la plata que esto le dejó se haga algo por el barrio”

 

Vecinas del barrio, en tanto,  pidieron que con el dinero que recaudó el Municipio a raíz del recital, “haga algo por el barrio”, como solucionar el problema de las inundaciones cuando llueve.

Valeria, aseguró que el evento en sí “estuvo bueno, hubo mucha gente, pero estaría bueno que con la plata que esto dejó arreglen las bocas de tormenta, porque nos dijeron que no tenía presupuesto. Dejó una buena moneda, así que ya que amontonaron todo acá, que también hagan algo por el barrio”.

En ese sentido, su hermana, Mariana lamentó que “acá nos llenamos de agua cuando llueve. No se ocupan del barrio”.

“Es más, en esta cuadra limpiamos todo los vecinos, la cuadra la limpiamos nosotros y amontonamos la basura en el contenedor, así que hasta de pagarle a los municipales se ahorró el Intendente, así que meta un poco de plata en las bocas de tormenta para que no nos inundemos, nada más pedimos”, señaló.

Y contó que “era el cumpleaños de la nena y tuvimos que limpiar todo con mi hermana, casi toda la cuadra para que no quedara tan feo. El Municipio empezó a limpiar el lunes y nosotros ya habíamos limpiado toda la cuadra”

Nota proporcionada por :

Deja un comentario