¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Comerciantes defendieron el proyecto para Quintana

Luego de la creación del centro comercial a cielo abierto en el microcentro, buscan replicar una experiencia similar en la principal arteria de acceso a Villa Italia, Quintana, aunque de menor impacto y que sólo aporte al embellecimiento del trayecto, desde la avenida Del Valle hasta Lavalle.

El nuevo aniversario encuentra a la barriada en general, y al sector comercial en particular, con una propuesta impulsada por la Cámara Empresaria en plena vigencia, que ya cuenta con el desarrollo del proyecto y prevé avances concretos en conjunto con el Municipio.

La iniciativa fue presentada a los comerciantes a mediados de agosto del año pasado en un encuentro desarrollado en la sede de la entidad de la calle Mitre 856 y en noviembre se amplió la convocatoria.

Desde entonces se mantuvieron las gestiones. “Hay un seguimiento pero estamos esperando una resolución de parte del Ejecutivo”, confesaron dos referentes de la zona que, si bien no platearon plazos, se mostraron a la espera de nuevas convocatorias.

Entre sus lineamientos la propuesta busca posicionar el centro comercial como otra oferta dentro de la ciudad, integrado a la tradición del barrio pero con una nueva impronta.

La intervención contempla una mejora integral y puesta en valor del centro comercial en su fisonomía, con baja inversión, y prevé el ajuste de la cartelería, del tránsito urbano vehicular, arreglo de fachadas, pintada de las sendas peatonales, entre otras. En definitiva, el embellecimiento de la arteria.

 

“Una idea interesante”

 

En su local de Quintana al 700, Prometeo, Laura Mañas acompañada por Marianela Zubigaray, recibió a El Eco de Tandil para dialogar sobre las perspectivas en torno al proyecto.

En primer lugar Zubigaray recordó el modo en que ocurrió el primer contacto con la idea al indicar que a comienzos del año pasado la gerenta de centros comerciales abiertos de la entidad camarista, Geraldine Vichachi, llegó con la inquietud de elaborar un proyecto para Quintana. “Hizo una encuesta entre los comerciantes y desde entonces comenzamos las conversaciones”, dijo.

El entusiasmo en la iniciativa tras participar en un foro de centros comerciales abiertos en Capital Federal impulsó otras acciones. “Y a partir de ahí empezamos a interesarnos todos los comerciantes de Quintana”, contextualizó.

Mañas agregó que desde entonces se concretaron dos reuniones, una en la Cámara Empresaria y otra en Unión y Progreso.

El segundo encuentro tuvo lugar el pasado 11 de noviembre en la sede de la institución deportiva donde representantes de la entidad camarista y de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) presentaron la propuesta a los vecinos a cargo de emprendimientos comerciales.

En la oportunidad, medio centenar de comerciantes pudo ver con precisión el modo en que está prevista la intervención mediante la presentación del boceto, en comparación con el estado actual de la zona.

Desde entonces se dejó en espera el proyecto en función de la segunda vuelta electoral, el cambio de Gobierno y asunción de las nuevas autoridades.

“Es una idea interesante. Es un centro comercial aparte del microcentro y a nosotros nos interesa que se lleve a cabo el proyecto”, ratificó Mañas a modo de respaldo.

 

“Los cambios benefician”

 

En ese sentido Zubigaray, que desde hace unos nueve años mantiene su emprendimiento de Pasteur y Quintana, Sierra Sport, aseguró que la iniciativa en líneas generales fue “bien recepcionada” por quienes desarrollan una actividad comercial en Quintana y valoró que “los cambios siempre benefician”.

Estimó que los reparos que exteriorizaron algunos vecinos podrían tener vinculación con cierto rechazo al desarrollo de una posible obra, sobre la experiencia de lo ocurrido en las dos cuadras del centro comercial a cielo abierto de la calle 9 de Julio.

No obstante diferenció la intervención en Quintana y aseguró que las tareas serán de menor impacto en comparación con la del microcentro. “Es una obra mucho más chica y relacionada a una mejora desde lo visual”, definió.

 

Atraer más consumidores

 

La obra establece una mejora en el trayecto, intervenciones en las esquinas que faciliten la circulación de los peatones y una limpieza que permita despejar la visual.

Los comerciantes entienden que las tareas redundarán en un beneficio para su actividad, dado que el embellecimiento del lugar promovería la llegada de vecinos y turistas hacia esa zona.

“Y el que todavía no conoce el centro comercial, a partir de este impulso, pueda hacerlo”, destacó Zubigaray.

De todos modos remarcaron que el proyecto además incluye acuerdos para promover en forma asociativa descuentos e interesantes promociones para determinadas fechas “para que el consumidor pueda venir y le sea más conveniente visitar el centro comercial de Villa Italia y no otro”.

En ese esquema también pusieron en consideración el impacto que tendrá en el movimiento de la calle el desarrollo urbanístico de 628 viviendas que Procrear construye en el predio delimitado por las calles Pujol, Quintana, Trabajadores Municipales y Buenos Aires.

De allí el objetivo que apunta a generar acciones que atraigan a más familias al centro comercial.

“La idea es mejorar el barrio para que gente de la zona y de otros lugares vengan a Villa Italia”, insistió Mañas.

El proyecto

 

La iniciativa surgió a partir de un convenio de asesoramiento con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa. En ese marco el arquitecto Enrique Martinengo desarrolló un diagnóstico y un proyecto de intervención sobre la principal arteria de Villa Italia, la calle Quintana.

Así, en respuesta a una tendencia que crece a nivel mundial, comenzaron a desarrollarse una serie de encuentros para impulsar la iniciativa. En abril del año pasado estuvieron en Tandil consultores de la Confederación Argentina de de la Mediana Empresa (CAME), a raíz de un convenio de asesoramiento técnico integral orientado a centros comerciales abiertos.

Esa circunstancia permitió el desarrollo de un diagnóstico de situación del espacio común y la confección de una propuesta de mejora y puesta en valor de calle Quintana.

La iniciativa establece una serie de acciones estructurales como la incorporación de espacios verdes (canteros); el hidrolavado de calles, senderos, veredas y pintado de sendas peatonales; cartelería en consonancia con lo que establece la ordenanza vigente; carteles informativos; creación de bicisendas.

De avanzar, hay acciones de máxima que exigen una inversión en infraestructura y una modificación en el uso del estacionamiento de automóviles, motos y bicicletas; la adecuación del transporte público; el control de velocidades máximas; nivelación de cruces peatonales en esquinas y conservación de pluviales; aumento del espacio verde.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario