¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con el compromiso de reactivar la ayuda, la ex CCC levantó la protesta

Luego del acampe a espaldas del Cristo del Calvario, la agrupación 1 de Octubre y el Movimiento de Recuperación Territorial “Cacique Yanquetrus” volvieron ayer al Municipio en reclamo de tierras, trabajo, techo, como así también alimentos para el comedor comunitario. Allí, fueron recibidos por funcionarios del Ejecutivo, con quienes acordaron abrir una mesa de diálogo y reactivar la ayuda comunitaria. De esta forma, se levantó la medida, tras haber reforzado nuevamente la seguridad policial y haber restringido la entrada a la Municipalidad.

La protesta comenzó cerca de las 9.30, cuando los militantes se fueron acercando al Municipio con sus bombos y banderas. En medio del hall principal, la referente de la agrupación 1 de Octubre, Griselda Altamirano, se acostó sobre un colchón, con apariencia de debilitamiento físico, ya que hacía varios días que había comenzado, junto a una compañera que desistió de la decisión, una huelga de hambre, a la espera de ser atendida por el Intendente.

Finalmente, tras haber denunciado la quita de alimentos que la comuna entregaba a la agrupación para llevar adelante la actividad en comedores y panaderías, ayer a la mañana fueron recibidos por el secretario de Gobierno local, Oscar Teruggi, y el jefe de Gabinete, Mario Civalleri.

Tras una reunión que se prolongó por más de una hora, Jorge Lezica, referente del movimiento, confirmó que levantarían la protesta porque habían resuelto abrir una mesa de negociación con el Ejecutivo y reactivar la ayuda comunitaria.

En diálogo con El Eco de Tandil, detalló que “abrimos una mesa de negociaciones en la que se respetan todos los trabajos comunitarios, como lo veníamos haciendo. Por lo tanto, no van a haber cuestiones individuales, sino colectivas. Van a respetar las tareas que se venían realizando”.

Advirtió que “esto se podría haber resuelto ya hace meses, pero ya está”, y aseguró que ahora se mantendrán atentos a cómo continúen las conversaciones.

Luego del debate que se dio cara a cara ayer, Lezica anunció entonces que “vamos a levantar la medida” porque subrayó que “conseguimos lo que estaban pidiendo los compañeros en asamblea”.

Garantizó así que “ya empezamos a trabajar para que lleguen los insumos, que van a estar llegando mañana”.

 

“Luchamos por los que menos tienen”

 

Por otro lado, respecto a las críticas de varios vecinos sobre la protesta que alzaron en los últimos días, enfatizó que “somos solidarios y vivimos de forma decente. Podemos ser revisados a fondo cómo vivimos. Ya lo he dicho más de una vez, tengo dos pantalones y ando con lo puesto, y siempre me van a ver así”.

Remarcó que “tenemos una convicción, que es luchar porque cambien las cosas a favor de los que menos tienen. Están quienes tienen menos, como el caso de los jubilados que ganan 5 mil pesos, y hay otros que tienen mucho menos que ellos y que no han tenido la posibilidad de acceder”.

Señaló Lezica que “en todo este proceso de estos años en democracia no se conoció el crecimiento industrial, desaparecieron las escuelas fábrica, todo lo que tenía que ver con la formación. Entonces, los pibes quedaron en la calle. Hay un sector muy grande del país que no conoce lo que es ir a trabajar ni ha tenido esa posibilidad. Y nosotros hemos paliado toda esa situación”.

“Si ven nuestro historial, desde 2001, fuimos los que bancamos la desprotección del Estado, en la que el Estado no estuvo presente. Y vamos a seguir estando”, finalizó.

 

“Esperemos que el tema quede superado”, manifestó Civalleri

 

Por su parte, el jefe de Gabinete, Mario Civalleri, confirmó que básicamente desde el Municipio se comprometieron con la organización a “reactivar los proyectos que veníamos acompañando, que son proyectos grupales -como el de la panadería- con el ánimo de desactivar un conflicto que, a nuestro juicio, no le sirve a nadie”.

Celebró que “por suerte se pudo dialogar, ya antes habíamos enviado una señal en este sentido y hoy, charlándolo, se pudo acordar. Y esperemos que este tema quede superado”.

Remarcó que “además ésta es una cuestión que el propio Intendente la había dicho en más de una ocasión, de que estábamos dispuestos a destrabar las cuestiones que podíamos y que tenían que ver con la actividad grupal de la asociación”.

Por lo tanto aseguró que “empezaremos a caminar y ver si podemos lograr mejorar esta situación, que en los últimos meses ha sido medio tensa, sin que nadie cambie su forma de parecer, pero empezar a recorrer un camino que sirva a todos”.

En tanto, el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, manifestó sobre el acampe en el Calvario y la huelga de hambre que llevó adelante la referente Altamirano que “en realidad cada organización elije su método de lucha. Siempre hemos mantenido la misma posición y ofrecido lo mismo. Acordamos abrir una mesa de diálogo, sobre todo para poder conversar sobre algunas cuestiones antes de llegar a determinadas acciones”.

Consideró en tal sentido que tal vez se toman algunas posturas que luego, admitió, “es difícil sentarse en una mesa a dialogar. Entonces, en eso fue un poco en lo que nos pusimos de acuerdo. Ellos aceptaron la metodología de trabajo del área social y nosotros hemos comprometido lo que ya lo habíamos hecho con anterioridad de algunas cuestiones en temas comunitarios. Y, luego, abrir esta mesa de diálogo que  favorezca a obtener soluciones, tanto para algunos de los vecinos individualmente dentro de las áreas de la secretaría, y retomar el diálogo con ellos”.

Por último, Civalleri confirmó que -concretamente- se reactivará la entrega de “los elementos para que pongan en marcha la panadería y tienen una bloquera también y por ahí vamos a avanzar en algún material que en algún momento se les dio para que la puedan poner en marcha”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario