¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con el oído agudo

TRISTE Y SOLITARIO FINAL

Resultó un golpe muy duro para el lunghismo, con consecuencias políticas que aún tratan de establecerse, recibir la mala nueva de un veredicto condenatorio para el soldado de la causa radical Rubén Diéguez, quien se decía confiado en que podría revertir en un juicio lo que no pudo hacer a lo largo de la extensa instrucción penal preparatoria, que terminó precisamente en un debate ante el juez Correccional Carlos Alberto Pocorena.

Así lo demostraron los rostros del propio condenado y de aquellos que se acercaron desde el inicio del juicio o se fueron sumando en distintas audiencias, como fue el caso de su amigo y anterior superior en la secretaría del escándalo, Julio Elichiribehety, el actual subsecretario del área que lo reemplaza justamente donde a él se le sindica el haber cometido el delito, Pablo Civalleri, la esposa y también directora de Educación Guillermina Cadona, como el exsecretario de Legales y actual secretario de Seguridad, Atilio Della Maggiora, responsable del primer asesoramiento jurídico para rechazar las denuncias que a la postre llevarían al juicio, como el encargado de convocar al doctor Jorge Dames para que encarnara la defensa.

Cabizbajo y en un triste silencio, Diéguez se retiró de la sala del Tribunal, excusándose de emitir opinión alguna frente a los micrófonos ansiosos que se interpusieron en su camino. Detrás de él, y bajo la misma tesitura, emprendió la retirada Elichiribehety, a quien no pocos le sindican la verdadera responsabilidad de las maniobras que ahora su amigo debe purgar con una condena penal. Lo propio hicieron aquellos que estaban también en tren de acompañamiento en la mañana de viernes, como la exedil Cristina Aquino y Néstor Müller, quienes si bien lo siguieron hasta el estacionamiento donde el condenado había dejado su vehículo, sin nada por hablar y con mucha bronca por masticar, decidió retirarse en la soledad más absoluta, abordo de su coche.

Minutos más tarde, este Oído pudo confirmar que en la mismísima casa del señalado se acercó otra vez Elichiribehety, aguantando la mala parada y apuntalando al amigo, a quien evidentemente la sentencia le resultó un impacto emocional muy fuerte. Solo el tiempo y la seducción de Lunghi y compañía podrán torcer lo que parecía esa mañana que Diéguez iba a decidir: no seguir más en la función pública, como rezaba la condena, más allá de que era en primera instancia.

DECLARACIONES EN CONTRA

A propósito del juicio contra el funcionario lunghista, lo que poco trascendió pero que mucho pesó en la imputación, primero, y en el veredicto, después, fue la opinión de actuales colaboradores de la gestión como el mismísimo exsecretario de Economía, Gastón Morando, a la hora de dejarlo mal parado al acusado a la hora de responder sobre la discrecionalidad de la utilización de los recursos que finalmente tuvo su reproche penal.

A saber, en la propia sentencia el juez valoró las declaraciones de dos licenciadas en trabajo social que prestan funciones en los centros comunitarios de Villa Italia y La Movediza, respectivamente, quienes confiaron oportunamente para qué casos específicos se hallan previstas las ayudas económicas directas, siendo en todos los casos situaciones de necesidad constatada previamente, al concurrir al domicilio del solicitante, confeccionándose incluso un legajo en el que consta todo el relevamiento histórico de la situación de la persona o grupo familiar, negando que se pida a los beneficiarios de este tipo de ayudas económicas una contraprestación a cambio de ellas, así tampoco se abonan con ayudas económicas las refacciones o arreglos que se puedan hacer en dicho centro.

Ello, claro está, se reforzó con el propio dictamen del Tribunal de Cuentas, que primero señala cuáles son los parámetros para considerar a un ciudadano indigente, cuáles son los requisitos establecidos normativamente para el otorgamiento de ayudas sociales y que no corresponde contraprestación por la ayuda social asignada, situación esta que no fuera observada en modo alguno por el imputado, y desvirtúa su argumento al referir que resultaba innecesario la práctica de un informe socioeconómico, y que el número consignado en cada “carátula” no correspondía a un número de informe social (como el sector lo indicaba) sino que era un número interno.

En este sentido, también el exsecretario de Economía comunal, Luis Gastón Morando, al ser interrogado respecto a los procedimientos de adquisición de materiales o servicios para las diferentes dependencias indicó en la causa que «…en el caso de las compras simples para provisión de materiales o servicios para la dependencia que se trate, el trámite es a través de una solicitud del responsable del área, que es refrendada por el secretario, y así se eleva a compras…». Y al ser preguntado acerca de cuánto tiempo lleva el trámite de contratación ordinaria de bienes y servicios a través de la oficina de Compras, dijo que ello «dependerá de la complejidad o no de la contratación, y depende de muchas variables y condiciones, pero se trata, sobre todo en el área de lo que es Desarrollo Social, de dar la mayor celeridad posible atento a la complejidad de la problemática y necesidades….».

ELECCIONES EN LA UNICEN

Sigue conformándose el espacio opositor al actual rector y candidato a seguir en el cargo Roberto Tassara. Según se conoció, el grupo con integrantes del propio seno lunghista participó de un primer encuentro informal en el que convinieron con los actores presentes realizar una presentación formal del espacio una vez culminado el receso invernal.

Desde el sector radical se dicen muy confiados en contar con la adhesión suficiente como para competir con la actual gestión universitaria, considerando que han recogido mucha bronca en la comunidad universitaria que, hasta ayer, tal vez no se animaba a asomar la cabeza y ni siquiera objetar algunas políticas del rectorado, pero ahora sí hay vocación de aparecer y disputar el poder a partir del nuevo escenario político a nivel nacional.

A nadie se le escapa que con cintura prodigiosa, el contador Tassara se las está ingeniando para que luego de comulgar fuertemente con el kirchnerismo, de a poco vaya virando su gestión precisamente ante los nuevos tiempos políticos que acaecieron en el país. Empero, no pocos memoriosos consideran que más allá de aquella cintura quedaron asuntos pendientes que ahora merecen ser expuestos rumbo al escenario electoral.

Así, este sector opositor vuelve a achacar sobre la falta de transparencia y el escaso poder de decisión que actualmente tiene el Consejo Superior. Por caso, cuentan, se pidió informes sobre la cantidad de incorporaciones a planta permanente del personal no docente y no se detalló la cantidad. También sobre el presupuesto del polo audiovisual, por caso. Se insiste en que hay menos estudiantes, menos egresados, tal oportunamente lo expuso el exrector Juan Carlos Pugliese.

El mayor enfado también está dado en las unidades académicas de Olavarría y Azul, que se sienten parias en la comunidad universitaria. Dicen, entonces, contar hasta aquí con el 40 por ciento de los asambleístas para torcer la historia.

Según sus cálculos, estarían contando con el apoyo de toda la Facultad de Económicas, mitad de Veterinarias, más las facultades de Olavarría. Habrá que aguardar entonces, hasta qué punto cuenta con la fortaleza que dice ostentar este grupo opositor que afirma estar dispuesto a competir por el rectorado.

LA NUEVA FACULTAD

Precisamente en tren de especulaciones y conjeturas que comienzan a entretejerse en torno al clima electoral universitario, no pocos sospecharon que el anuncio de crear una facultad a pedido de la industria del software estuvo enmarcada en la campaña emprendida por el propio Tassara. Cabe consignar que el propio rector confió en que se vio sorprendido por el anuncio del Gobierno nacional. Que si bien lo conversaron en una entrevista personal, no sabía que iba a ser lanzado públicamente como se hizo.

Otros, más desconfiados, no creen en la incredulidad del contador y alimentan la sospecha de que tuvo que ver precisamente con ese clima electoral que empieza a respirarse en los pasillo de la Universidad Nacional del Centro.

FERNANDEZ, CANDIDATO

Tal se anticipó en estas páginas, el senador tandilense Carlos Fernández fue lanzado como candidato para liderar los destinos de la UCR provincial. Según contaron ayer los medios platenses, el radicalismo bonaerense comenzó a poner en marcha su maquinaria para la interna convocada para, octubre donde se renovarán autoridades del Comité. Y en ese marco, el alfonsinismo movió primero y lanzó formalmente la candidatura del senador provincial Carlos Fernández.

Citan los medios colegas que la movida se realizó en La Plata y no pareció casual que se eligiera a la capital de la Provincia: abundaron críticas a la “falta de participación” de la UCR en las decisiones de gobierno que adopta María Eugenia Vidal.

Los radicales alfonsinistas procuraron así marcar la cancha en una pulseada que atraviesa a la alianza gobernante y que divide las aguas en el centenario partido. Es que Fernández aparece en el escenario previo de la interna como antagonista de Daniel Salvador, quien se muestra menos confrontativo con el Gobierno bonaerense en función básicamente del rol institucional de vicegobernador que desempeña.

En el horizonte de la UCR emerge un tercer nombre: el del diputado marplatense Maximiliano Abad. Es un dirigente que responde a Ernesto Sanz y que en las últimas semanas comenzó a mostrarse fuerte en encuentros con referentes de distintas secciones electorales.

El nombre de Abad genera cierta sorpresa: Sanz era, hasta no hace mucho, uno de los principales respaldos de Salvador para llegar al Comité Provincia.

Más allá de la “rosca” que recién arranca, el acto desarrollado en el salón Roma por los alfonsinistas dejó tela para cortar. “No estamos dispuestos a ser meros espectadores que son informados de las decisiones que otros toman” advirtió Fernández en declaraciones a este Diario, frase que replicó como orador de cierre del mencionado acto.

LA PRIMERA IMPRESION FUE MUY BUENA

La visita del flamante escribano general de la Provincia de Buenos Aires dejó una muy buena impresión entre el Gobierno municipal. El funcionario se quedó las dos jornadas en la ciudad, cuando la tradición -de la administración Scioli- marcaba que entregaba las cinco primeras escrituras y pegaba la vuelta a La Plata.

Sumado a la estadía, el escribano Marcos Rospide trabajó a la par de su equipo, resolviendo problemas y tomando las rúbricas de los trámites. Con ese espíritu, en dos ocasiones desapareció del Teatro del Fuerte y luego se supo que había ido al barrio 17 de Agosto y a un geriátrico para firmar dos escrituras de personas que estaban impedidas de salir de sus hogares. Otra diferencia con la gestión anterior, que no acostumbraba a atender estos casos.

Otro dato de color: las carpetas en las que se entregaban las escrituras solían ser naranjas. Hoy lucen un blanco institucional, con la cinta celeste y blanca, y ninguna alusión a colores partidarios.

Entre todos los cambios, el que más valoró el presidente del Concejo Juan Pablo Frolik y lo resaltó en conferencia de prensa, fue que no hubo que rogar para conseguir la fecha para la visita de la Escribanía General de Gobierno a Tandil.

“Es la primera vez, no es por quedar bien con el escribano, que se organiza un acto sin que insistentemente lo pidamos desde la Municipalidad, porque generalmente costaba una cantidad de viajes para pedir que por favor se vengan a entregar escrituras. En este caso, casi ni nos dimos cuenta. Cambió el ministro, cambió el escribano general y solos dispusieron venir a Tandil. Así que agradecidos por eso”, dijo ante los medios.

SE ABRE EL DEBATE

Y la buena impresión que se llevó el escribano general de la Provincia del trabajo que realiza el Municipio con las asociaciones civiles, para urbanizar zonas y construir viviendas, profundiza el debate en el Ejecutivo municipal. El colaborador de María Eugenia Vidal dijo estar dispuesto a seguir apoyando esta tarea desde su gestión.

Esa situación abre la esperanza para algunos emprendimientos, como las dos nuevas manzanas que quiere comprar la Asociación de Graduados y otra que pretende vender la propietaria de las tierras que adquirieron Pila Pila y Familia Judicial.

Es que en la interna del Gabinete lunghista están quienes detectan en este mecanismo una solución para dar respuestas al déficit habitacional y otros que se muestran en contra de extender los límites de la ciudad porque implica llevar más servicios municipales, como la recolección de residuos o el transporte público. Tal vez, la solución intermedia sería orientar el crecimiento hacia las zonas donde ya están concentradas algunas de las asociaciones. Habrá que esperar para ver si se autorizan los nuevos proyectos.

SEGUROLA, CONFLICTO LATENTE

Y hablando de problemas vinculados al desarrollo territorial, esta semana hubo presiones para que el Legislativo se defina en torno a la asignación de indicadores al loteo de Don Bosco que impulsó la familia Segurola. Los propietarios -algunos compraron terrenos que no existen en el catastro provincial y tres ya construyeron las casas- le presentaron una carta al Legislativo. Como contrapartida, la Asamblea Ciudadana hizo lo propio con su postura en contra de que se legalice una situación a la que califica como “estafa”.

Con estos elementos en la mesa, el proyecto llegaría al recinto en la próxima sesión, donde necesita dos tercios de los votos para salir airoso. Desde el Bloque Justicialista habían pedido otra reunión con el secretario de Obras Públicas Roberto Guadagna. Sin embargo, el oficialismo la descartó teniendo en cuenta que los ediles de la oposición no están dispuestos a convalidar el loteo para esta Zona Especial de Interés Urbanístico que fue reservada por el PDT para ampliar el Polideportivo municipal.

Así las cosas, se aguarda que no prospere una salida política y que los compradores avancen con acciones judiciales en contra de los responsables de ofrecer, comercializar y permitir la venta y construcción en terrenos que no existen desde lo legal.

“PATO” MEDIDO

El jueves, Néstor “Pato” Di Paola utilizó la Banca XXI para pedir que, con miras al Bicentenario de Tandil, el Intendente encare el proyecto de construcción de la nueva sede de gobierno y refuncionalice la Municipalidad en un centro cultural.

Para empezar, el periodista, historiador y escritor, puso dos objeciones al reglamento de la Banca XXI. Primero, que solo le dieran 10 minutos para expresarse y, segundo, que solo pudiera usar esta herramienta de participación ciudadana una vez por año, ya que tenía otro proyecto para presentar entre septiembre y octubre. Para cumplir con el tiempo -conocida es su afición a los discursos- se llevó un texto escrito y casi no se apartó del mismo.

Terminada su intervención, el presidente del cuerpo lo felicitó por respetar el tiempo estipulado y le marcó que se había perdido varios años la oportunidad de usar la banca destinada al pueblo. Por último, Juan Pablo Frolik dijo al micrófono que lo iba a invitar a comer un asado, teniendo en cuenta que la última vez lo convidó a una cena, su perro Fidel se robó el pollo de la parrilla y terminaron comiendo arroz. La risa generalizada terminó por despedir a Di Paola, quien ahora aguarda por la suerte política de su propuesta.

NO RENUEVAN

El 31 de julio de este año culmina el comodato firmado entre la sociedad de fomento Unión y Progreso y el Municipio por el uso de la Quinta La Florida. Durante el tiempo que duró el vínculo, el Gobierno radical realizó importantes mejoras en el predio ubicado en Aeronáutica Argentina y Ruta Nacional 226, lugar donde desarrolló diversas actividades culturales, sociales y deportivas.

La intención era realizar un nuevo comodato hasta la finalización del presente mandato del intendente Miguel Lunghi. Sin embargo, por lo que este Oído pudo averiguar, la asamblea realizada por la comisión directiva de la entidad de Villa Italia determinó que no haya renovación, generando un cierto fastidio en las autoridades comunales. Desde el primer día del mes de agosto, la Quinta volverá a ser de Unión, que tendrá un costo de mantenimiento que rondará los 50 mil pesos y será utilizada en gran parte por el fútbol de la institución en sus distintas categorías.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario