¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con el Oído Agudo

El Eco

 

EL PEDIATRA QUE MILITA EN SOLEDAD

 

Cuentan que las huestes radicales afincadas en el gabinete de calle Belgrano no estarían atravesando por los mejores humores, según expusieron algunos de los soldados de la causa, que admitieron que hubo cierto llamado de atención de quien quedó al frente del equipo y busca galvanizar el liderazgo del pediatra que quiere seguir trabajando de intendente no sin antes someterse a una nueva competencia electoral en el 2019.

El reto provino del jefe de Gabinete Julio Elichiribehety, que desde su regreso a casa puso condicionamientos, entre ellos, que aquellas confianzas ganadas entre colaboradores varios y/o confianzudos que tenían –o creían tener- las puertas de par en par en el despacho del mandamás hayan quedado limitadas, si no prohibidas. Es Elichiribehety quien dispone quiénes mantienen el privilegio de ingresar al despacho sin avisar y quiénes ya no.

Dicen, precisamente, que más allá de aceptar a regañadientes las flamantes disposiciones, no pocos colaborares han optado por evidenciar el fastidio y/o enojo con determinadas actitudes, desplantes, que ponen de mal humor al exsecretario de Desarrollo Social.

Esta “distancia” impuesta para con la figura paternalista del jefe comunal hizo que no pocos notaran que se lo ve solo (a no ser por el estoico acompañamiento de su estrecho y fiel colaborador Pérez) al pediatra, a la hora de participar en determinados actos o acontecimientos sociales, en los que siempre ha sabido decir presente. Él sigue estando en todo lugar que amerite (el más militante de toda la militancia a pesar de los años y logros obtenidos), pero no cuenta con el acompañamiento de su equipo que mereciera, dicen con sutil observación.

 

¿HUBO UN RETO?

 

A propósito de lo que comúnmente se califica como hacer la plancha, llegó a este Oído que hubo un tirón de oreja importante, precisamente de Elichiribehety, para con los integrantes del staff lunghista, respecto a cierta inacción y falta de reacción por los asuntos que marcaron el pulso de esta semana en la ciudad.

Según trascendió, hay cierto fastidio porque la agenda de la opinión pública la viene marcando con fervor y ahínco la oposición y más tarde que temprano, la respuesta oficialista suena a poco.

Se citaron, por caso, los lapidarios informes técnicos sobre el estado de los ascensores del Hospital Santamarina, de lo cual se tomó la oposición legislativa para achacar sobre las prioridades presupuestarias, precisamente en un área tan sensible como onerosa para los recursos municipales, como es la política de salud.

Es que desde el Gabinete se consideró que la oposición se hizo una panzada con informes que había confeccionado el propio oficialismo, y que tranquilamente podrían haberse anticipado a lo que luego fue el torbellino de críticas, saliendo a responder tarde y mal.

 

DISCURSO UNIFICADO

 

Y más allá de la reacción tardía y el tirón de orejas, el Ejecutivo diseñó su estrategia a la hora de salir a comunicar la situación en que se encuentran los ascensores del Hospital. La decisión fue que hablara el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública Gastón Morando, apoyado por la ingeniera Marta de Rico, responsable de las obras en el área.

La estrategia no resultó del todo efectiva, teniendo en cuenta que desde la oposición salieron a marcar que la misma funcionaria que firmó el informe lapidario -habló de la posibilidad de que se desprendiera el piso de uno de ellos, con las consecuencias “imaginables y funestas”-, ahora decía ante los medios que no había peligro al usar los elevadores que conducen a trabajadores, pacientes y familiares a terapia intensiva, quirófanos, maternidad y traumatología.

Sumado a esto, hubo intentos de este Diario de hablar con el responsable de Inspección General para que aclarara el procedimiento sobre los controles obligatorios a los ascensores y si contaba con notificaciones de los mecanismos del Hospital. El funcionario pidió las disculpas del caso e indicó que tenía órdenes de la Secretaría de Gobierno de no hablar, porque la única voz autorizada era la de Morando.

 

UN ATAJO QUE SERA CAMINO

 

En ediciones pasadas se trazó un enfoque relacionado con el renovado intento de parquización del cantero de la Plaza Independencia, de espaldas a la parada del transporte público. Se aludió a las varias acciones fallidas de éste como otros gobiernos por abortar la conducta social de tomar el atajo y pisar el césped hasta dejarlo pelado.

Pues bien, nobleza obliga, aquello que se indicó merece ser aclarado a partir de la comunicación del responsable de Parque y Paseos, Luciano Jaureguiberry, quien lejos de polemizar sobre el enfoque y hasta coincidiendo con el espíritu, aclaró que en verdad la obra dispuesta no versa sobre un nuevo intento fallido por hacer cambiar el rumbo de esos centenares de pasos de vecinos que utilizan ese atajo cual sendero natural, sino más bien todo lo contrario. Se está mejorando el cantero para que a la brevedad se coloquen unos baldosones en pos de que el trayecto ya quede “oficializado” y sea un paso seguro. Aceptando, así, que más allá de las resistencias y restricciones, a veces o casi siempre, no se puede ir contra lo que un colectivo, una sociedad, asumió con naturalidad.

 

PELIGRA LA CONTINUIDAD DEL COLEGIO SABATO

 

Esta semana fue noticia el abrazo de la comunidad educativa al edificio donde funciona la Escuela Sábato, la secundaria que depende de la Unicen. La institución, que goza de un muy buen concepto en la comunidad por su nivel académico, tiene su destino atado a la Universidad.

Según le llegó a este Oído, las autoridades de la escuela les adelantaron a los padres que de mantenerse la crisis presupuestaria de la Unicen, peligra el inicio del ciclo lectivo para el año que viene. La noticia preocupó a los progenitores y, por supuesto, al alumnado.

A pesar de la gravedad de la situación, resultó llamativo que casi en simultáneo con la protesta, el director Tomás Landívar vistió los estudios de Eco TV para difundir la metodología de inscripción de los estudiantes para el año próximo. Tal vez, el directivo se ocupó de transmitir tranquilidad ante un panorama incierto y revolucionado, en una semana en que las cuentas de la Unicen fueron parte de la agenda a partir de una asamblea interclaustros.

 

NUEVA VOZ OFICIAL

 

Tras más de una década, los contribuyentes de Tandil dejaron de escuchar la voz de Andrea Rossetti  en los contestadores de los números que corresponden al Municipio. La locución de la actual directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual de la comuna fue reemplazada por la de Emiliana Quaglia, quien lleva más de un año trabajando en el área de medios del Gobierno local y ya estaba a cargo de conducir los actos en los que participa el Intendente.

Fueron muchos años de la característica voz de Rossetti, por lo que aún resulta extraño marcar los números del conmutador y escuchar las opciones en una nueva locución. Un cambio al que habrá que acostumbrarse, ya que la locutora dejó su sello en la memoria de la comunidad.

 

LA INTERNA RADICAL EN LA FIESTA DEL LIBRO

 

Esta suerte de campaña anticipada que agita los ánimos en el radicalismo vernáculo se coló en la última edición de la Feria del Libro, que tuvo como sede el salón principal de la Cámara Empresaria. Vale decir que la puja entre correligionarios tuvo dos momentos estelares.

El primero fue el faltazo con aviso de Adolfo Pérez Esquivel, visita gestionada por el riñón del lunghismo. Según le contaron a este Oído, los representantes del Municipio sabían que el presidente de la Comisión Provincial por la Memoria y Premio Nobel de la Paz no iba a poder venir, pero insistieron con sostenerlo en la agenda del evento cultural y en los anuncios. Incluso, la prensa se enteró cuando llegó a cubrir la charla.  

El segundo hito fue la presentación de Mariana Zuvic que, impulsada por Ateneo Tandil del Tercer Siglo, tuvo un lleno total y obligó a cerrar las puertas de la Cámara para regular el flujo de gente, debido a que no cabía un alma en los pasillos del predio ferial.

En este caso, el grupo que trabaja para impulsar la candidatura de Marcos Nicolini se encargó de la coordinación y de la charla de la autora, que está fuertemente vinculada a Tandil a través de su familia. Incluso, el concejal mandato cumplido Adolfo Loreal fue el encargado de presentarla. Luego, subieron las fotos de la exitosa puesta a la redes sociales e incluso, las selfies que se sacaron con la emocionada expositora.

EL EDIFICIO DE LA DISCORDIA

 

Uno de los temas más conflictivos que se encuentra pendiente para su resolución en el Concejo Deliberante es, sin dudas, el alquiler con opción a compra del edificio de Pinto al 800 que el Ejecutivo quiere reformar para el funcionamiento del Centro Inteligente de Operaciones (hoy, de Monitoreo) y la Secretaría de Protección Ciudadana. Los problemas, en este caso, surgen a partir de los reparos que el oficialista Marcos Nicolini puso de movida, además del rechazo que anticiparon los nueve concejales de la oposición.

El debate es por demás interesante, ya que el tema es polémico por donde se lo mire y más aún en un contexto de ajuste, en el que Provincia y Nación han hecho un llamado a racionalizar los recursos para afrontar estos tiempos de vacas flacas.

Ahora bien, al momento de analizar la propuesta de adquirir el local céntrico llama la atención que no cumple con ninguno de los requisitos que planteaba Protección Ciudadana el año pasado, cuando abrió una licitación para comprar un inmueble destinado al mismo fin. Allí pedía estacionamiento para decenas de vehículos, batería de baños, varias dependencias para reuniones y hasta un espacio para fumadores.

Los más memoriosos le recordaron a este Oído ese proceso que tuvo una única oferta pero la adjudicación nunca se concretó. Además, hicieron notar que el inmueble que hoy se alquila -pero que está vacío- no cumple con ninguna de las características que figuraban en ese pliego.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario