¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con la mirada en la prevención, la Mesa Contra la Trata cerró la jornada con estudiantes

Con una actividad que se desarrolló en el Centro Cultural Universitario, la Mesa Contra la Trata coronó el trabajo realizado durante el año en escuelas secundarias de la ciudad, donde se abordó la problemática y se difundieron las herramientas en caso de encontrarse frente a casos de explotación sexual o laboral.

En ese marco, en la Sala Incaa, un grupo de jóvenes de tres establecimientos educativos de la ciudad participó de la jornada de cierre, que incluyó la proyección de una película sobre trata de personas.

La actividad dio paso a una charla encabezada por el titular de la Fiscalía Federal de Tandil, dependiente del Departamento Judicial de Azul, Pablo Larriera, junto a integrantes del espacio del que participan diversas organizaciones.

El representante del ministerio público abordó el fenómeno, mediante el cual se procede a la explotación de personas para obtener un rédito económico a través del “engaño y abusando de la situación de vulnerabilidad de la víctima”.

La acción pretende que los estudiantes comiencen a tomar contacto con la problemática para que, mediante distintos mecanismos, puedan estar alerta y visibilizar un caso de trata de personas.

En relación a la situación actual reconoció que falta la “implementación o el mejoramiento de las leyes”, a la vez que marcó la faltar de recursos. No obstante aseguró que “hay mucho trabajo y causas que en este momento están siendo investigadas, donde se detectaron situaciones de explotación y trata laboral en la región, en el área de la construcción, rural, el cordón frutihortícola”.

“Toda denuncia que la fiscalía toma conocimiento y actúa”, certificó Larriera.

El rol de la Justicia

En diálogo con El Eco de Tandil Larriera brindó conceptos en torno al tema y planteó detalles del trabajo que realizan desde la Fiscalía Federal ubicada en la esquina de 25 de Mayo y San Lorenzo.

Desde su mirada, e independientemente de la tarea investigativa que desarrollan, planteó que “entendemos que no es solamente desde el ámbito judicial desde donde se pueden obtener respuestas” y reclamó que se debe partir de un contexto social “más abarcativo” para evitar que estos fenómenos no se reproduzcan.

“La Justicia es una parte de la respuesta que tiene que dar el Estado, que no es menor”, más aún en medio de un fuerte reclamo por respuestas concretas. De todos modos Larriera insistió en que resulta necesario llevar esos mensajes y las realidades que hacen a estos fenómenos a todos los ámbitos “y los chicos que están en los colegios son los que el día de mañana podrían estar enfrentados o envueltos en una situación así”, por lo que ratificó la importancia de tener conocimiento de la problemática para saber cómo actuar.

Al respecto informó que cualquier persona que observe una situación de explotación sexual lo puede hacer saber mediante una denuncia anónima en la Fiscalía o a través de la línea gratuita del Ministerio de Desarrollo Social, el 145.

Frente a casos extremos, donde se coarta la libertad, se pueden aplicar penas severas de hasta 15 años de prisión.

Un avance

En un abordaje sobre la tarea que desarrollan, el representante del ministerio público fiscal puntualizó que toman conocimiento de presuntos hechos por denuncias anónimas, situaciones que trascienden en los medios de comunicación o de la intervención de organismos como el Ministerio de Trabajo.

En cuanto a la explotación sexual, centró su mirada en la situación actual al evaluar que “antes era muy común ver luces rojas o prostíbulos que funcionaban a la vista de todos y eso cambió gracias a una política de Estado”.

Si bien admitió que es necesario “seguir trabajando” en abordar la temática, valoró que “ya no está tan naturalizado ver un lugar donde se explotan mujeres para que den servicios sexuales”.

Así, y a propósito de la convocatoria, planteó que “por suerte a los chicos esto les hace ruido y no lo naturalizan como antes”.

Lo que falta

Respaldado en sus meses de experiencia al frente de la Fiscalía Federal destacó la “buena recepción e interacción” con el Municipio y los distintos organismos en estas propuestas para trabajar el tema de la trata de personas y sobre otras cuestiones que hacen a los delitos federales.

De todos modos ratificó su compromiso de “seguir trabajando porque falta muchísimo”, por lo que instó a continuar en esa línea.

También Larriera indicó que estas actividades organizadas son útiles para avanzar en la prevención, que las personas “vean el fenómeno, sepan cuáles son las señales de alarma, las pautas a tener en cuenta para determinar si hay una señal de explotación”, en una línea de acción que debe aplicarse también en materia de narcotráfico y otros delitos federales.

Políticas para revertir la exclusión

El integrante de la Mesa Contra la Trata en representación del área de educación, el trabajador social Juan Ignacio Roché, puntualizó que durante todo el año impulsaron un trabajo en las escuelas con dos o tres instancias de trabajo sobre la trata de personas, haciendo foco en la modalidad de funcionamiento de las redes para brindar elementos para estar alerta.

“Apuntamos a darle a los chicos herramientas para su cuidado y de detección para su entorno”, indicó a la vez que se mostró muy conforme con la recepción, el nivel de participación y el modo en que perciben la exposición en las redes sociales, uno de los mecanismos de captación más utilizados.

Desde su mirada, y en relación a la implementación de políticas de Estado, sugirió que ante situaciones de trata “debemos pensar que la vulnerabilidad o situaciones de exclusión son el caldo de cultivo para estas situaciones”.
Entonces “todos los esfuerzos que el Estado puede hacer para pensar en políticas económicas o sociales para erradicar la exclusión serán importantes en ese sentido”.

“Mientras eso tampoco se toque, tampoco podemos perseguir el delito porque siembre habrá personas en situación de vulnerabilidad como para que puedan caer en esas redes”, insistió Roché.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario