¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con la presencia de Daniel Salvador, se conmemoró los 40 años del golpe militar

El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, ni bien descendió del vehículo que lo trajo hasta la ciudad y previo al acto programado por la Unión Cívica Radical del pasado jueves, aceptó dialogar con El Eco de Tandil.

Sobre el motivo de su visita señaló que “me parece muy importante que en cada rincón del país se recuerde una fecha como ésta, en donde comenzó la etapa más trágica de la política contemporánea”.

Secretario de la Conadep, la experiencia recogida en aquellos años lo marcaron a fuego para defender la recuperada democracia. Al respecto dijo que “fue una experiencia tremenda y gigantesca que con el correr de los años fue tomando mayor dimensión. Me siento orgulloso de haber participado en todo ese proceso de recuperación de la democracia, sin repetir errores anteriores”.

Indicó que “la decisión extraordinaria de Raúl Ricardo Alfonsín de terminar con la impunidad y que se supiera toda la verdad le dio sentido a la Conadep junto a la máxima justicia posible, que también estaba dando los primeros pasos y que nos permitió, con el paso del tiempo, ver que ése era el camino para la recuperación definitiva, con imperfecciones pero siempre en el marco de la Constitución”. u

 

Tiempos difíciles

 

Salvador rememoró que “fueron tiempos difíciles porque era investigar y juzgar a los que estaban entregando el poder, quienes todavía tenían camaradas y aliados, muchos de los que habían participado en la activa represión y todavía estaban en los cuarteles”.

Sostuvo que “Alfonsín tuvo una extraordinaria visión de una valentía absoluta, porque no se había hecho en ninguna parte del mundo. Por indicación de tareas de la Conadep tuvimos que ir a lo que fueron los centros clandestinos de detención, lugares donde convivimos con personas con que estaban en plena actitud física con armas al lado y con un poder que pese a no ser Gobierno aún lo mantenían. Esa decisión y el acompañamiento hasta último momento del Gobierno de Raúl Alfonsín nos permitió no dar un paso atrás”.

En los albores de la recuperada democracia, quienes habían ostentado el poder en la época más oscura de la Argentina, ejercieron presión para evitar ser juzgados, sobre lo que Salvador recordó que “las presiones fueron constantes a punto tal que hubo que modificar el Código de Justicia Militar, porque la primera idea era que los propios militares se juzguen y ante casos de mora o que no lo hagan poder intervenir la Justicia Federal, como finalmente ocurrió. Contra todo se pudo poner en pie nuevamente la democracia en la Argentina y el gran paladín fue Raúl Ricardo Alfonsín”.

Recordó que en el trabajo realizado “no existía la tecnología que hay en la actualidad, por lo que toda la información recabada en esa época la hacíamos manualmente, tanto declaraciones como denuncias. Ante las amenazas y como una gran avanzada, depositamos los archivos en la caja de seguridad del Banco Nación para que estuvieran protegidos”.

 

La Provincia

 

Junto a la gobernadora María Eugenia Vidal, hace escasos meses que están administrando la Provincia de Buenos Aires. Sobre la coyuntura bonaerense indicó que “lo más importante es que hemos modificado la manera de gobernar, que se basa en el diálogo, en el respeto y la búsqueda de consensos. Hemos puesto una Provincia en marcha, con dificultades y desafíos por delante pero que asume los problemas y que a partir de ahí los empieza a resolver”.

Afirmó que “la posibilidad de haber iniciado las clases en término lo demuestra con claridad. Una Provincia que ya tiene en marcha su aparato productivo, con una obra pública pujante que se empezará a ver en los próximos meses y con problemas sociales que todavía nos quedan y que nuestro desafío es superarlo”.

En cuanto a las prioridades afirmó que “la ley de emergencia de infraestructura ya está en marcha, tiene media sanción de Diputados y en la próxima semana la tendrá del Senado, además del presupuesto que ya se aprobó”.  u

 

El acto

 

Como sucedió a lo largo y ancho del país, el pasado jueves se conmemoró el cuadragésimo aniversario de la última dictadura cívico militar, con diversas actividades que permitan mantener viva la memoria de lo ocurrido para que nunca más vuelva a repetirse.

En horas del mediodía la Unión Cívica Radical llevó a cabo la conmemoración en la plazoleta doctor José Santamarina, situada en avenida Colón y Uriburu, donde se encuentra el Monumento a la Democracia y Contra los Golpes de Estado.

Además del vicegobernador de la Provincia, se destacó la presencia del intendente Miguel Lunghi, el senador provincial Carlos Fernández, el jefe comunal de Rauch, Maximiliano Suescun, de Lobería, José Fioramonti, el presidente del Comité UCR Tandil, contador Matías Civale, miembros del Movimiento por la Vida en Democracia, concejales, consejeros escolares e integrantes de la Juventud Radical

Luego de entonarse entre los presentes el himno Nacional, Daniel Salvador fue convocado al atril para hablar sobre lo ocurrido. Luego fue el turno de la colocación de dos ofrendas florales, siendo llevada una por Lunghi y Juan Pablo Frolik, mientras que la restante fue colocada por Daniel Salvador, Carlos Fernández y Matías Civale.

 

Para Miguel Lunghi, “Fue un espanto todo lo acontecido en la Argentina”

 

Sobre la conmemoración, el intendente Miguel Lunghi recordó sobre aquellos años que “Balbín decía que había que llegar con muletas a diciembre, momento en que se llevarían a cabo las elecciones. Cuando a las 2 de la mañana me avisaron, por teléfono, me agarré una bronca bárbara porque estaba convencido que se debía terminar el mandato e ir a las urnas”.

Agregó que “después vino el desastre que se puede sintetizar con el Nunca Más a un Golpe de Estado, a la desaparición de personas y a la falta de libertad”.

Para Lunghi “se rompió en 1930 el respeto a la Constitución y a las instituciones  y de ahí fuimos a los banquinazos. Estuvo mal el derrocamiento a Juan Domingo Perón, a Frondizi y a Ilia, y este último que fue muy sangriento y oscuro”.

El mandatario local aseveró que “fue un espanto todo lo acontecido en la Argentina, pero todavía nos falta esa madurez de decir el que gana gobierna y el que pierde acompaña. Nos va a costar años conseguirlo, pero esperemos llegar a ese momento en la vida política del país”.

 

La democracia se ha construido entre todos”, afirmó Iparraguirre

 

Rogelio Iparraguirre, fue el único concejal que lejos de las diferencias ideológicas y políticas, aceptó la invitación que se les había formulado a todos los ediles cuando llevaron adelante la sesión extraordinaria en el recinto deliberativo, concurriendo a la Plazoleta al acto preparado por la Unión Cívica Radical.

El edil manifestó que “sabíamos del acto institucional, con la presencia del Intendente y del Vicegobernador y además en la sesión que tuvimos fuimos invitados a participar del acto”.

Iparraguirre remarcó que “la democracia se ha construido entre todos. Han pasado 40 años, se van a cumplir 33 de recuperada la democracia y es momento que aprendamos los más grandes que debemos salir de la trampa de contar la historia desde una parcialidad política”.

Afirmó que “la política es uno de los instrumentos principales de la democracia y nosotros debemos entender que tenemos la responsabilidad que trasciende a las filas en las cuales militamos. Empiezo a ver que va sedimentando una memoria vigorosa, sana, clara, sin voces calladas con contradicciones por supuesto porque la historia de los pueblos está plagada de contradicciones”.

A modo de reflexión dijo que “son los jóvenes nacidos en la democracia, tal vez a los que tenemos que ir a buscar y aprender una mirada completa, sin medias tintas en torno a lo que pasó en la noche más oscura que fue la última dictadura cívico militar. En ellos, en los organismos, en los familiares, Madres, Abuelas, los pibes y pibas que están militando en los distintos partidos políticos, en las Pastorales de las Iglesias, en los Clubes, en los Centros Culturales, en Sociedades de Fomento, creo que tienen en sus manos una visión clara y nosotros debemos tomar cartas en el asunto y aprender de ellos para de verdad poder dar vuelta la página de la historia y mirar el futuro”.

 

Largo camino

 

El concejal del Frente para la Victoria indicó que “fue un camino largo que se inició en 1983 con el coraje y la valentía de Alfonsín, dando un ejemplo al mundo. Firmó el artículo 154 y la creación de la Conadep a cinco días de haber asumido, y después vinieron aquellos históricos juicios a la junta y el brillante alegato de Julio César Strassera”.

Manifestó que “el poder militar que aún estaba muy fuerte y el mismo poder económico que había dado sustento a la dictadura militar, torcieron la voluntad no del doctor Alfonsín sino del pueblo y tuvimos que recurrir a las leyes de la impunidad. Luego el doctor Menem cerró el círculo de la impunidad con los indultos dándole forma a la teoría de los “Dos demonios”. La historia da pasos para adelante y hacia atrás, lo bueno y lo malo que nos pasó en democracia  refleja el lugar donde hoy podemos estar parados. Con las diferencias que hay que tenerlas, son sanas y necesarias para la democracia, pero teniendo una conciencia clara a dónde no queremos volver nunca más”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario