¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con novedosas historias y la temática de la animalidad, Patricia Ratto presenta Faunas

Este sábado, a las 19, en el Aula Magna de Unicén (Pinto 339) Patricia Ratto presentará su nuevo libro de cuentos Faunas. En diálogo con El Eco de Tandil, la profesora de literatura y escritora explicó cómo fue pasar de escribir novelas a cuentos y de qué se trata este nuevo libro.

-Este fin de semana presentás Faunas…
-Sí, lo lindo de la presentación es que participarán dos escritores amigos y muy reconocidos como es el caso de Gabriela Cabezón Cámara de Buenos Aires y Luis Sagastiy de Bahía Blanca. Además estará presente Fabián Lebenglik, el director editorial de Adriana Hidalgo editora así que voy a estar muy bien acompañada.
Está el dicho que “nadie es profeta en su tierra” y yo digo que lo que menos quiero ser es profeta de nada, pero tengo muchos lectores en Tandil y el público me acompaña cuando hago distintas presentaciones.

-Recuerdo que durante la Feria del Libro resaltaron la interesante convocatoria en lo que respecta a los artistas locales.
-La realidad es que hay muchos lectores, hace muchos años que hago cosas y creo que la gente sabe que las hago con mucha seriedad. Por supuesto que puede haber imprevistos y cosas que pueden no salir bien, pero estas cosas cuando se preparan con seriedad y se trabaja para la convocatoria, la gente se da cuenta que hay mucho trabajo.
Yo me siento muy acompañada y valorada por el público de Tandil. Para mí es un gusto enorme hacer la primera presentación del libro en la ciudad y no se me ocurriría hacerlo en otro lugar.

-¿De qué se trata Faunas?
-Es un libro de cuentos. Decidí hacer una ruptura de todo lo que venía escribiendo que eran novelas y las cuales abarcan el período de la dictadura. La última trata de la Guerra de Malvinas pero uno comprende que es en el marco de la dictadura. Yo consideré que ya había dicho todo lo que tenía para decir sobre ese tema.
Así fue que me meto con una temática que venía apareciendo en mis libros pero sin proponérmelo: en todos aparecen animales, incluso en el del submarino aunque son animales literarios. Es algo que venía apareciendo a nivel inconsciente para que aparecieran esos animales en todas mis obras y eso me lo hizo notar un lector en una presentación en Madrid. Esta persona me dijo que había leído todas mis novelas pero me preguntaba cómo iba a hacer para meter animales en el submarino y lo hizo.
En ese momento tomé conciencia que me estaba pasando esto, por lo que decidí que en mi próximo libro, a propósito y de manera consciente, iba a trabajar el tema de la animalidad y de lo que significa ser animal. Corriéndome un poco también de la época de la dictadura, decidí abordar qué lugar ocupan los animales en las sociedades bien contemporáneas; es decir los cuentos del libro podemos decir que ocurren hoy no solo en Argentina sino en distintos lugares del mundo. Sobre todo en ciudades con un gran poder económico y que el mundo mira hacia el Oriente (China, Corea, Japón) porque con los adelantos económicos y tecnológicos que tienen se está generando una serie de fenómenos que a nosotros nos resultan extraños.

-¿Por ejemplo?
-En Tokio, para tocar una mascota, haya que ir a un café a pagar. Son lugares en los que hay que ponerse unas pantuflas especiales y desinfectarse las manos y en otro espacio que funciona como un café con sillones y mesas, circula gran cantidad de gatos, hay que pagar un café y comida para el animal para poder tocarlo.
Yo veía que algo que nosotros tenemos en nuestro entorno con lo bien que nos hace el contacto con los animales y la naturaleza, en esas grandes ciudades se va perdiendo. La gente está todo el día trabajando afuera, los espacios en sus casas son pequeños y no pueden dejar encerrado a un animal. Hacia ahí es adonde vamos, a perder ese contacto con la naturaleza o el animal y perdemos nuestro costado animal.
Por poner otro ejemplo, en China los adolescentes que no pueden tener una mascota y para evitar las grandes depresiones, en vez de salir a pasear con un perro y lo que implica esto como para socialización; en vez de esto, sacan a pasear repollas o escarolas con correas de perro. El libro justamente explora un poco estas cuestiones y muchas más.

-¿Cómo surgió que sean cuentos y no otra novela?
-Porque cuando comencé a investigar, me encontré con muchos de estos fenómenos a la vez y me pareció mejor el formato de cuento; sumado a que era una forma de cortar con lo anterior. Considero que un artista no tiene que instalarse en un lugar que le quede cómodo y quería trabajar con un nuevo lugar a explorar. Para mí fue hacerlo con los cuentos y ubicarlos en el hoy ya que había escrito sobre el pasado.
Yo había escrito algún cuento que me publicaron en una antología de la Editorial Planeta, pero luego no había publicado y prácticamente no tenía escritos; por lo tanto meterme en ese lugar sería un aprendizaje y un desafío. Una vez que escribí tres o cuatro, vi que se estaba armando el libro.

-¿Cuántos cuentos son?
-El libro tiene 13 cuentos porque no le tenemos miedo al número ni a la cábala (risas). En cada uno los animales ocupan distintos lugares: en algunos son bien protagonistas y en otros son más secundarios. Sin embargo el animal funciona como una especie de catalizador que sirve para mirar lo que nos pasa a nosotros. En el fondo no son cuentos sobre animales sino sobre personas a las que les pasan cosas.

-¿Cuánto tiempo te llevó?

-Llevo escribiendo estos cuentos desde hace cuatro años y en el medio venía haciendo muchas otras cosas; pero me llevó mucho tiempo porque no solo es el tiempo de escribirlo. Además necesitamos mucho tiempo que se necesita para que eso decante, para corregir y pensar el orden de los cuentos. Fue un libro muy pensado y que me llevó mucho tiempo hacer, pero con las respuestas de los lectores estoy bastante conforme.

-¿La idea es presentar el libro en otras ciudades?
-Sí, hay presentaciones confirmadas en Buenos Aires en octubre y en La Plata. Seguramente lo haremos en la zona ya que voy mucho a los distintos lugares de la provincia porque me reúno con artistas que escriben o doy talleres; por lo tanto es muy posible que esté por Ayacucho, Azul, Olavarría, Rauch y Mar del Plata. Es una agenda que se va a ir armando ya que recién comienza su camino.

Trasfondo llega al cine

-¿Cómo surge la posibilidad de que tu novela Trasfondo llegue al cine?
-Es la novela que cuenta la historia del submarino argentino en Malvinas, va a ser llevada al cine por Pablo Giorgelli. Es un director argentino que fue premiado como revelación en Cannes con el premio Cámara de Oro por su película “Las acacias”.
Además estrenó su segunda película “Invisible” en el Festival Internacional de Cine de Venecia, donde anunció a la prensa internacional que filmará una película basada en Trasfondo, que narra las peripecias del submarino Ara San Luis en la Guerra de Malvinas.
Todo surge porque una amiga le alcanzó a Pablo mi novela, en algún momento evaluó que le interesaba como para hacer una película pero va a necesitar mucho presupuesto porque va a ser necesario armar una réplica del submarino en el estudio. Ahora con los financiamientos tanto nacionales como internacionales, sumado a la ayuda que le pueden brindar luego de sus premiaciones, empezó a ver que puede ser factible rodarla. Por lo tanto se comunicó conmigo, hablamos con la editorial y en breve firmaremos el contrato por los derechos.

-¿Es la primera vez que te pasa algo así? ¿Cuál es la sensación?
-Sí, es la primera vez. Yo nunca espero nada de lo que hago y quizás es una manera que luego cada cosa que sucede, por mínima que sea, me gratifica, me permite sorprenderme y alegrarme. Nunca me imaginé que iba a pasar una cosa semejante así que estoy muy contenta.
Además hace tres días me avisaron que hay una editorial italiana que está interesada en traducir Trasfondo, lo que le da al libro una circulación diferente.

web_ratto 2

Nota proporcionada por :

Deja un comentario