¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Condenaron a un reincidente por un asalto perpetrado contra un comercio

En un reciente fallo, el Tribunal Criminal 1 resolvió condenar a Gastón Maximiliano Cumar a la pena de cinco años de prisión como autor penalmente responsable del delito de “Robo agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no ha podido ser acreditada”, hecho cometido el 26 de enero de 2013, en perjuicio de Susana Patricia González.

Por lo que reza el fallo, se dio por acreditado que siendo alrededor de las 17.15 del día citado, el acusado junto a una mujer desconocida, de común acuerdo, decidieron sustraer elementos de valor del comercio del rubro ciber y kiosco denominado Ciber Visión, sito en Marconi 1729, entre Buzón y la calle Saavedra.

Una vez que llegaron a las inmediaciones del lugar, mientras la mujer permanecía a la espera en una motocicleta en la esquina del comercio, sobre la calle Saavedra, el imputado ingresó y mediante el uso de un arma de fuego tipo revólver intimidó a Susana Patricia González, al mismo tiempo que profería frases tales como: “Esto es para vos” -exhibiéndole un arma de fuego – o “dame la plata de la caja, ponela en una bolsa y quedate quieta o te tiro”, o “no te hagas la viva”. Todo ello, para doblegar su voluntad, logrando apoderarse ilegítimamente del producto de la recaudación diaria de aproximadamente 600 pesos y un teléfono celular, huyendo ambos con los elementos sustraídos en su poder por la calle Saavedra a bordo de la motocicleta.

Al decir del magistrado, sobre el acusado la acusación aportó elementos contundentes, idóneos para formar la absoluta convicción sobre su autoría y responsabilidad en el robo. En tal sentido se computó en primer lugar como elemento base el testimonio brindado en juicio por la testigo víctima, quien describiera, de manera pormenorizada, la forma en la que se desarrolló el asalto, la exhibición del arma de fuego, las expresiones intimidantes proferidas por el sujeto que ingresó al comercio y los valores de los que se apoderó.

Luego la testigo relató que le tocó intervenir en una diligencia de reconocimiento en rueda de personas, oportunidad en la cual señaló de manera categórica a Cumar como la persona que llevó a cabo el robo en juzgamiento.

También se tomó nota de la declaración de la víctima que se vio abonada por el testimonio de Sergio Gustavo Ibarra, quien se encontraba realizando tareas de pintura en la iglesia que está en la vereda de enfrente al comercio asaltado.

El testigo no sólo pudo observar de manera concomitante con el hecho delictivo a una mujer a bordo de una moto en la esquina de Marconi y Saavedra -frente a la iglesia -, esperando a alguien y a la vez acelerando el vehículo, sino que también observó a un hombre que venía corriendo desde el comercio asaltado con una bolsa en la mano, luego se subió a la moto, entregándosela a la mujer y tomando el volante de la moto, para salir raudamente del lugar.

Cabe añadir que el testigo reconoció en rueda de personas al señalado como aquel joven en cuestión.

Según el veredicto, las dos piezas de cargo -los testimonios citados-, por sí solos tuvieron la entidad suficiente como para acreditar la autoría y responsabilidad de Gastón Maximiliano Cumar en el robo en juzgamiento.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario