¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Convocada por una rotunda fe en la participación, la juventud militante camina las calles y sueña

Los jóvenes militantes coparon la posta en muchas calles y recovecos barriales en la ciudad. Se los puede ver sobre el adoquinado escenario en reuniones con vecinos y compañeros, hablando y riéndose. Dan apoyo escolar, juegan al fútbol con los más chicos en humildes escuelitas, participan de charlas y actos. Son felices porque dan y porque son protagonistas de su propia misión: ayudar, y eso les genera un sinfín de sensaciones difíciles de transmitir con palabras.

Repartiendo el tiempo entre sus obligaciones y su compromiso político y social, a expensas de quitarle también horas a los momentos junto a sus familiares, parejas y amigos, ellos dicen disfrutar de lo que hacen y valoran a quienes los inspiraron e inspiran, a aquellas personas que pusieron cuerpo y alma para hacer de Argentina una país mejor.

Una nueva generación se acercó y continúa acercándose a la política, convocada tal vez por una renovada convicción en la participación. Cómo es la militancia juvenil, qué causas la movilizan, qué sueños persigue, quiénes son sus máximos referentes.

Para saberlo, El Eco de Tandil habló con el presidente de la Juventud PRO, Nicolás Turdo; su par de la Juventud Radical, Leandro Müller; y con Jesús Rodríguez, de la Juventud Peronista y secretario de la Juventud del PJ Tandil.

Con sus carreras recién comenzando y un prometedor futuro por delante, contaron sus aspiraciones, hablaron de política y se animaron a compartir sus puntos de vista. Si bien ninguno aspira, al menos por ahora, a ocupar un cargo público, se mostraron confiados en sus dirigentes y expectantes de cara a las urnas.

“El PRO es un partido nuevo que viene
de la senda de la libertad y el respecto”

El presidente de la juventud del PRO, Nicolás Turdo, tiene 22 años y está cursando la carrera de Administración de Empresas de la Unicén.
Contó que toda su vida le interesó la política y economía, e impulsado también por su papá, quien siempre en las cenas y almuerzos sacaba esos temas. Sin embargo, aclaró que se involucró activamente en el PRO hace muy poco tiempo.
Turdo relató que empezó escribiendo en un blog personal donde, a través de notas de temas de opinión que le interesaban, que veía que “no estaban bien y veía cómo mejorarlos”, compartía su postura por internet. Al PRO, puntualmente, dijo que se acercó hace aproximadamente unos ocho o nueve meses, cuando fue invitado por el concejal Claudio Ersinger y Francisco Sola, militante del espacio, a una reunión a la que finalmente asistió.
Allí conoció al grupo, se sintió bien tratado, la charla le pareció muy interesante y a partir de entonces ya comenzó con “la participación activa al ciento por ciento”. Confesó que también en su decisión de meterse en política jugó un papel central e importante toda su familia.
Fundamentó que se inclinó por el PRO porque del abanico que hay en la Argentina de los partidos políticos es el que más se acerca y representa sus ideas. “El PRO es un diminutivo de Propuesta Republicana, que es la base con la que se fundó el país, de respeto a la Constitución, al sector privado, libertades individuales, y por eso yo veo que los demás partidos políticos, hablemos hoy de los candidatos más grandes como (Daniel) Scioli o (Sergio) Massa no representan esas cosas, sino la continuidad de este modelo, del peronismo eterno en el país”.
“Y el PRO es un partido nuevo que viene a cambiar todo eso, que viene de la senda de la libertad, del respecto, del estado de derecho”, aseguró Turdo.
A nivel local, dijo sentirse representado por los concejales Claudio Ersinger y Pablo Díaz Cisneros. “Los conozco y son personas buenas, con ideas claras, con ganas de participar y de hacer gestión desde el Poder Ejecutivo”, analizó, rescatando que los dos “traen experiencia de sus actividades privadas, no son personas que necesitan de su cargo político para vivir sino que tienen una gran vocación de servir a los ciudadanos, a Tandil, para mejorar, para hacer gestión, y justamente eso, traen la experiencia de haber trabajado 30 ó 40 años en el sector privado, y está bueno que gente comprometida y estudiosa se meta en el sector estatal”.
Describió al PRO como un “espacio totalmente abierto, desde la juventud hasta las reuniones de los grandes, va todo tipo de personas, todo el mundo levanta la mano y hace la propuesta que quiera, no censura nadie, se respeta la opinión de todos y todos tienen la palabra, que es algo buenísimo”.

La propuesta

Por otro lado, en cuanto a las actividades que realizan en la juventud del PRO, dijo que tratan de estar lo más activos posible, con charlas sobre diversas temáticas o en la calle, saliendo a tocar el timbre casa por casa, impulsado la propuesta política del actual jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y su fórmula.
En lo personal, reconoció sobre sus aspiraciones en la política que “soy estudiante y eso es lo primero, me quiero recibir y hacer mi parte en el sector privado. Creo que eso es una experiencia buena que me está tocando, pero no aspiro a ningún cargo ni mucho menos”.
Por último, Turdo expresó de cara al escenario electoral local que es muy optimista y sabe que Claudio Ersinger va a ser el nuevo intendente de Tandil, pero es sabido que lo más seguro es que compitan en la interna con el radicalismo.
“Nosotros estamos abiertos totalmente a esto, me parece que son ellos los que eran más reacios al principio, pero ahora sé que hay una especie de acercamiento de su parte, y supongo que las elecciones claves van a ser las PASO en Tandil porque es lo que se va a definir con los dos partidos grandes, que son el PRO y el radicalismo. Y en agosto se hará la boleta unificada o no”, evaluó.
Desde su espacio en la militancia joven, admitió que lo que más lo satisface es que la gente reconozca el trabajo que están haciendo, que a veces “no parece mucho, pero a la gente le importa”. u

“La figura de Lunghi es indiscutible
por todo lo que ha hecho por Tandil”

Leandro Müller, presidente de la Juventud Radical, tiene 28 años y es operador de psicología social. Explicó en principio que en política uno participa siempre, ya sea pasiva o activamente. Desde su experiencia personal, dijo que en política partidaria comenzó a militar en la facultad, en la Franja Morada.
En ese entonces estudiaba Relaciones Internacionales y como militante le tocó estar en el consejo académico, ser secretario de finanzas durante un año y secretario de extensión luego, por el centro de estudiantes.
Resaltó que lo atrayente de la facultad es “la participación diaria” y uno tiene que estar así en constante movimiento y en contacto directo con las otras fuerzas políticas. Es una “gimnasia política que está muy buena”, describió.
Müller aclaró que su familia es netamente radical y nunca fue de presionarlo. “Fue siempre de mucha participación, tanto mi papá como mi mamá, alentando en todo momento la participación política, y es fundamental”. En su casa, detalló que “hay muchos libros de peronismo, socialismo, radicalismo, de cuestiones más de afuera y opté por el radicalismo”.
Remarcó que fue así por la historia familiar, pero también porque era lo que más lo representaba en cuanto a lo que había leído, en cuanto a la cantidad de historia que tiene, sus referentes, dirigentes e ideas. Y ya en la facultad, la Franja Morada era lo que más lo representaba en ese sentido.
Sobre sus referentes, dijo que actualmente se siente identificado con el radicalismo local, porque representa a sus ideales y convicciones. Del radicalismo histórico dijo que hay dos figuras que lo marcaron mucho y fueron Hipólito Yrigoyen y Raúl Alfonsín. “Y a nivel local, la figura de Miguel Lunghi es indiscutible por todo lo que ha hecho por la ciudad y lo que la ha cambiado”, destacó.
Contó que él estaba egresando en 2003 en la secundaria, varios de sus compañeros se iban a estudiar afuera, luego de un tiempo se juntaron y cuando venían ya veían los cambios. “Uno tal vez viviendo acá no los ve tanto, pero los que se habían ido y volvieron se quedaron maravillados con Tandil, el progreso que hubo en tan poco tiempo fue impresionante”, manifestó Müller.

“Actividades
que llenan”

Sobre las actividades que realizan, detalló que en verano fueron a pintar un jardín de infantes y que siempre cuando les piden una mano, están. “Nosotros no somos de darle mucha difusión a estas cosas, nunca ponemos el nombre de la institución ni nada porque lo que hacemos es realmente solidario”, remarcó.
Relató que además todos los 1 de diciembre llevan adelante una campaña de concientización y de prevención del SIDA, además de dar apoyo escolar y colaborar con un referente barrial en una escuelita de fútbol.
“Son actividades que llenan. Ahora durante el año está la campaña y vamos a estar abocados más a eso”, admitió. “Lo que se ve en Tandil es un Estado presente, en el sentido del contacto continuo que hay con las ONGs, con los clubes de barrio, con organizaciones de la sociedad civil, con partidos políticos; un Estado presente con los vecinos, acercándose a las asambleas, ya sea por requerimiento o por la propia iniciativa del Ejecutivo”, subrayó Müller.

Miguel Lunghi,
el candidato

En lo personal, contó que la idea es “terminar mi mandato en la Juventud que va a ser a fines del año próximo, ése es mi objetivo, están todas mis energías puestas en eso”. En tanto, sobre el escenario político local, admitió que lo ve “complicado” por ser -hasta el momento- “incierto”.
En este sentido, señaló que todavía “nadie tiene las reglas del juego claras al menos para el frente interno nuestro y a su vez no hay candidatos más allá de Lunghi, y para nosotros es un gran orgullo que sea Miguel porque sigue teniendo las mismas energías de siempre, sigue llevando adelante el Gobierno, sigue teniendo una idea del Tandil del Bicentenario, no es que se queda con lo hecho y ya se recuesta sobre los laureles, sino que proyecta un Tandil hacia el futuro. Sabe muy bien que tiene que proyectar cuestiones que trasciendan a un Gobierno, a una elección incluso”. u

“Me siento parte de la juventud a la
que Néstor y Cristina convocaron”

Jesús Rodríguez tiene 25 años y es licenciado en relaciones internacionales. Milita en la Juventud Peronista y es secretario de juventud del PJ Tandil. Contó que inició su militancia en 2010, no obstante aclaró que no fue algo que se dio “de un día para el otro” sino que fue un proceso de maduración interna que se originó en 2008, año en el que se mudó a Tandil desde Punta Alta.
Recordó que ese año coincidió con el conflicto que tuvo el Gobierno nacional con las patronales del campo y siempre que le preguntan porqué se sumó a militar, marca ese hecho como un quiebre importante, además del fallecimiento del ex presidente Néstor Kirchner, aclarando igualmente que él se sumó un tiempo antes, en febrero de ese año.
“Y lo que me moviliza es lo que ha movilizado a la mayoría de los jóvenes del país, la década de conquistas sociales, políticas, económicas, que le llegaron a muchos y a uno también. Yo me siento parte de la juventud de la Argentina a la que Néstor y Cristina convocaron”, expresó Rodríguez.
Dijo sentirse parte de la tradición histórica de lucha que la expresó en la Argentina el peronismo y de alguna manera el kirchnerismo “lo ha venido a resignificar, le ha venido a otorgar su verdadera esencia y uno se suma también como parte de ese colectivo de transformación, con el cual se siente identificado con las banderas de soberanía política, independencia económica y justicia social”.

Sus referentes

Rodríguez manifestó que uno de sus referentes actuales es el director ejecutivo de la Anses, el tandilense Diego Bossio, por su gran capacidad de gestión y convicción ideológica, que es la misma “que todos nosotros”, dijo. Mencionó también al actual ministro de Economía nacional Axel Kicillof, a quien admira por su gran capacidad técnica, historia militante y fortaleza política, y describió como “uno de los mejores cuadros juveniles del kirchnerismo”.
“A nivel histórico, quizás, la JP tiene grandes luchadores. La semana pasada estuvo en Tandil, por ejemplo, el hijo de Felipe Vallese, el primer detenido y desaparecido de la historia política argentina, quien fundó la JP de la resistencia. Una referencia intelectual y política que siempre me motivó y me hizo sentir parte del peronismo fue John William Cooke, que de alguna manera combinó de una forma excelente lo que fue la teoría y la práctica. Recuerdo que de alguna manera encontraba en sus textos una claridad conceptual impresionante”.

Una profunda
sensibilidad

Por otro lado, contó que desde la Juventud Peronista realizan una actividad guiada por la territorialidad y consideró que el kirchnerismo tiene una cualidad distinta al resto: “La profunda sensibilidad en sus militantes”, y por eso es un movimiento que incluye profundos sentimientos. “Evita decía que el peronismo no se aprende ni se proclama, sino que se comprende y se siente”, señaló.
En su caso particular, relató que milita en la Unidad Básica “Padre Mujica”, en el barrio 17 de Agosto, y articula con Stella “Cacha” Cena, con epicentro en Las Tunitas, donde realizan todo el trabajo territorial, dando talleres en la escuelita de fútbol, música, murga, asesoramiento jurídico, atención previsional, entre otros servicios.

La politización
de la sociedad

Seguidamente, consideró que el principal legado que ha traído el kirchnerismo a la Argentina es “la recuperación del proceso político y una politización importante de la sociedad, lo que veo como algo sumamente positivo”.
Respecto a sus aspiraciones en política, admitió que no las tiene, no visualiza por el momento ninguna, sólo “ser feliz” y se dijo muy feliz de ser peronista, kirchnerista, y que con eso le basta.
Por último, sobre el escenario político local, manifestó que entrarán en la etapa de discusiones meramente electorales y lanzó que desde que Diego Bossio ha asumido su posición como conductor “ha podido crecer cuantitativa y cualitativamente”.
Desde la JP garantizó que realizarán su aporte y darán una disputa que reconoció que claramente va a ser difícil “porque el conservadurismo lunghista nadie puede negarlo que es muy fuerte acá, pero también hay otros sectores de la sociedad que necesitan que se levante su voz, hay que salir a convocarlos y plantear un Tandil totalmente diferente”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario