¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Convocaron a una reunión por la falta de agua en el desarrollo urbanístico Procrear

Mientras los residentes bregan por una solución al problema por el inconstante abastecimiento de agua en el barrio Procrear, el Centro de Mediación Comunitaria del Municipio convocó a una audiencia que se desarrollará hoy por la mañana entre las partes involucradas en un intento por alcanzar un acuerdo que permita resolver la situación.

Al encuentro fueron citados los responsables de una de las empresas constructoras del desarrollo urbanístico, Coarco SA, personal de la Dirección de Obras Sanitarias, y un grupo de vecinos de los cerca de cien que desde hace un año habita el predio.

La problemática comenzó con la entrega de las primeras unidades habitacionales y empeoró conforme más familias se mudaron a sus casas. Sin embargo, lo ocurrido durante el fin de semana largo terminó por colmar la paciencia de los vecinos ante los sorpresivos cortes en el suministro del servicio.

Con más familias habitando el complejo habitacional, un aumento en el consumo de agua durante los últimos cuatro días derivó en una serie de cortes desde el viernes y hasta el lunes de entre seis y ocho horas por día.

Los frentistas aseguraron que falla el sistema mediante el cual se abastece el tanque ubicado en la esquina de Quintana y Buenos Aires, y que, una vez resuelto, Obras Sanitarias debería hacerse responsable del mantenimiento y el control de la red. “Es un problema muy fácil de arreglar si hay buena voluntad”, aseguraron.

Un largo problema

En diálogo con El Eco de Tandil, dos vecinos del complejo, Nicolás Herlein y Gisela Falcón, dieron testimonio de la problemática que terminó por colmar la paciencia de la barriada durante el fin de semana largo.

“Este problema viene desde el principio, desde la entrega de las dos primeras manzanas, y que ahora se agravó porque hay más gente viviendo”, contextualizó Herlein.

A más detalles sobre la complicación precisó que el sistema por medio del cual se proporciona del servicio al barrio es “obsoleto” y puntualizó que el tanque, ubicado en la parte más alta del barrio, es abastecido por un sistema de bombas que se encuentran en la zona más baja.

Para ello, cuando el nivel de agua desciende “Obras Sanitarias ideó un sistema que manda señal por radio y no por cable, que es más seguro, Coarco lo instaló y desde el día uno que falla”.

“No hay un mecanismo que indique que cuando el nivel bajó hay que mandar agua de nuevo, por consiguiente, se hace en forma manual desde hace meses”, describió, y reclamó: “No entiendo por qué en diez, doce meses, nadie ha hecho nada”.

En ese sentido el adjudicatario de una propiedad aseguró que es un tema que viene de “larga data” pese a los innumerables reclamos realizados ante los organismos correspondientes.

En este momento valoró la “buena voluntad” del personal de la empresa constructora de ese sector del barrio, Coarco SA, que realiza las tareas en forma manual para abastecer el tanque de agua.

“El fin de semana los tuvimos que llamar, que vinieran a prender la bomba cuando tenían de franco”, expresó Herlein.

Una solución

En medio de un persistente reclamo por lograr una respuesta, el vecino aseguró que desde la firma constructora intentaron resolver el conflicto con la Dirección de Obras Sanitarias de la comuna, que “no quiere tomar la responsabilidad del sistema”.

En esa línea, y con especial molestia, cuestionó que el Municipio “no está respondiendo y tampoco quiere hacerse cargo de las partes verdes por los pastizales, porque no tienen gente para mantener el predio”.

A este complejo escenario se suma lo que sucede puertas adentro con las condiciones de las viviendas que habitan desde hace meses: “Tenemos filtraciones, problemas en las calderas, en los pisos y con las aberturas. Son muchas las cosas y con el tema del agua llegamos a un límite y están todos los vecinos muy enojados”, advirtió Herlein.

“Nos están cobrando
los impuestos”

A su turno Gisela Falcón renegó de la falta de soluciones y si bien valoró la predisposición y respuesta de Coarco, marcó que “no es su obligación”.

Dijo que “Obras Sanitarias se tiene que hacer cargo y abrir un poco más el tanque para poder abastecer el barrio”, a la vez que advirtió que “hoy somos cien familias, cuando esté todo poblado tendremos con mayor frecuencia este problema”.

Exigió una respuesta al reclamo ya que “el agua la estamos pagando. Nos tiene que responder el Municipio, que nos está cobrando los impuestos”.

En cuanto a la reunión convocada para hoy mostró expectativas de poder recibir precisiones en torno a las razones del inconveniente con el agua y una solución para evitar que vuelva a repetirse la misma situación que durante el fin de semana.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario