¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

D’Alessandro calificó de “discriminatorios” los cambios en el impuesto

La decisión anunciada ayer por el intendente Miguel Lunghi (página 3) de avanzar en una reducción impositiva únicamente para contribuyentes del sector comercial y productivo generó descontento.

Mientras el Ejecutivo respondió a los reclamos de la Cámara Empresaria y la Sociedad Rural con una baja en la Tasa de Protección Ciudadana, implementada a partir de este año para financiar las políticas en materia de seguridad y el funcionamiento de la Secretaría de Protección Ciudadana, el ex diputado provincial Mauricio D’Alessandro se convirtió en una de las primeras voces que se pronunció en contra de la resolución y del tratamiento desigual que se aplicó.

Así, el actual director del Grupo Banco Provincia volvió a centrarse en el tributo creado por el lunghismo y la decisión de la administración bonaerense de girar 32 millones de pesos al Municipio para inversiones en materia de seguridad, tras el endeudamiento aprobado en el presupuesto.

“Creo que la rebaja tiene que ser para todos y por igual”, opinó el dirigente, que calificó de “discriminatoria” la distinción entre vecinos por sus aportes en materia impositiva.

 

Beneficio y exclusión

 

El abogado volvió a centrarse en la actualidad de su pago chico y en conversación telefónica con El Eco de Tandil lanzó cuestionamientos sobre el anuncio y si bien valoró la decisión de avanzar en una reducción, aseguró que debe ser “para todos”.

“Después de mirarlo a los ojos por dos meses, Lunghi pestañeó”, definió el mediático abogado sobre una respuesta del jefe comunal a un reclamo realizado desde el massismo.

En ese sentido insistió en que el Municipio percibirá 32 millones de pesos de la Provincia “y recién bajó seis millones de pesos” a partir de un accionar que beneficia a un determinado sector y “discrimina” a los contribuyentes urbanos.

Así, sostuvo que el Intendente decidió “beneficiar con la baja a los sectores comercial y rural, perjudicando y excluyendo a los frentistas”, y en cuanto al argumento que brindó sobre los montos “muy chicos” que se cobra por los impuestos urbanos D’Alessandro respondió: “Si es así, entonces que no lo cobre”.

En su lectura el dirigente político consideró que en ese esquema falta el “trato igualitario, tal cual lo establece la Constitución Nacional” y que “hasta ahora sólo ha bajado seis millones de los 32 millones”, ratificó.

“Es un buen comienzo pero tiene que hacer una rebaja más amplia, que abarque a todos”, reclamó D’Alessandro.

 

Sin acompañamiento

 

Tal cual anunció ayer el Ejecutivo, el proyecto que contempla el paquete de medidas será elevado al Concejo Deliberante para su convalidación. Sin embargo, el ex diputado adelantó que el bloque massista “no va a admitir que haya discriminación y se trate peor a una jubilada que a un dueño de un negocio”, dado que “amplía la grieta, le toma el pelo a los contribuyentes y ahora, además de confiscatorio, es discriminatorio”.

También cuestionó que “en su desesperación por no dar el brazo a torcer” frente al reclamo que protagonizó al encabezar una audiencia pública a comienzos de febrero en la Plaza Independencia, finalmente “decidió ceder sólo a las presiones de la Cámara Empresaria”.

Luego ratificó el lineamiento trazado por el Frente Renovador, que apunta a una “reducción mayor”, en concreto, del 9 por ciento en lugar del 30 sobre la base de la Tasa Retributiva de Servicios Públicos y agregó el reclamo para que “se extienda a todos los sectores, por igual”, y en esa línea el director del Bapro advirtió que desde el espacio político podrían recurrir a la Justicia.

 

“En Tigre la tasa tiene cinco años”

 

En otro pasaje de la entrevista, D’Alessandro respondió a la contradicción que desde el lunghismo le marcaron y la vigencia de la tasa en el municipio de Tigre, de donde es oriundo el máximo referente del Frente Renovador, Sergio Massa.

Dijo que en ese municipio “la tasa de seguridad tiene cinco años” y que “no es como en Tandil, donde el Intendente no hizo nada por la seguridad durante doce años y cuando establece la tasa para recaudar 52 millones, 15 días después la Provincia se endeudó para enviar 32 millones de pesos”.

“Pero en todo caso, si está mal en Tigre, no voy a convalidar que lo hagan mal en Tandil. Soy tandilense y me preocupo por los tandilenses. ¿Quiere que me vaya a Tigre a mirar lo que allí sucede? Que les devuelva a los vecinos los 32 millones”, fustigó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario