¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Denunciaron que jóvenes venden y consumen drogas en el patio de una escuela

Un grupo de padres de alumnos de la Escuela Normal está juntando firmas para que la directora Susana Coponi autorice el ingreso de efectivos policiales que saquen del patio de la institución a jóvenes que consumen y venden droga. Además, pidieron la intervención de los responsables de seguridad para evitar que esos adolescentes les ofrezcan estupefacientes a los estudiantes.

Con la nota, que ya tiene 120 rúbricas y será presentada ante la dirección, buscan juntar adhesiones para “sacar el grupo de chicos que va a vender droga al patio de la Escuela Normal, ya que hemos hecho una denuncia por el mismo problema”.

Además, quieren conocer “cuántos padres estamos de acuerdo para que la policía tenga acceso al patio de la escuela cuando se encuentre el grupo de estos chicos, sea consumiendo o vendiendo”.

Por último, se informa a la comunidad educativa que el último día que la policía pudo ingresar al patio del establecimiento fue el 16 de marzo, ya que al siguiente llamaron al 101 y “la directora prohibió el acceso de la policía al patio por motivos que se desconocen”.

Antes de lanzar este reclamo público, las madres hablaron con las autoridades educativas y de inspección, radicaron una denuncia ante la fiscalía del doctor Fabio Molinero y dialogaron con el subsecretario de Protección Ciudadana José Denisio.

 

Una situación que se agravó

 

A esta Redacción se acercaron mamás de alumnos de la Escuela Normal que están muy preocupadas por la situación que viven desde noviembre del año pasado, cuando detectaron la circulación y consumo de drogas en el patio y en las inmediaciones de la institución. A partir de entonces, hicieron la denuncia ante la Unidad Fiscal de Instrucción 22, a cargo del doctor Fabio Molinero, pero los jóvenes que ofrecen estupefacientes a los alumnos mantienen la misma actitud.

Mientras tanto, los padres son los encargados de dar aviso a la policía y de defender a los alumnos de las agresiones constantes que provienen de unos veinte adolescentes que se juntan en el mástil de la Bandera de Normal y en muchas oportunidades ingresan al patio por la puerta que abre a Mitre.

“Venimos sufriendo desde el año pasado el tema de la droga en la Escuela Normal. Este año se agravó y se ve de mejor forma que el año pasado. Hay un grupo de chicos, que no pertenece a la Escuela Normal ni a la de Comercio, que va a vender y a consumir droga dentro y fuera de la escuela”, contó una de las mamás que pidió reserva de su identidad por temor a represalias.

Además, explicó que estos jóvenes utilizan el patio abierto, que es compartido con la ex Comercio, como si fuera un espacio público.

Muy preocupada, la mujer sostuvo que hicieron la denuncia en la UFI 22, donde aportaron la identidad del dealer, que es la persona que les entrega la droga para vender a estos jóvenes. Sin embargo, a cuatro meses de la presentación ante la Justicia, aún no obtuvieron respuestas.

Por otro lado, señaló que durante los primeros días de clases, efectivos de la Policía Local estaban en las puertas de la escuela, pero “fueron echados por la misma directora”.

Agregó que la Policía Local solía recorrer la plaza Martín Rodríguez y transitaba por la avenida hasta la vereda de Normal. “La directora Susana Coponi dio la orden de que la Policía Local no puede estar parada al frente de la escuela”, aseguró, y agregó que aunque intentaron conocer las razones, “no nos da ninguna explicación”.

 

Adolescentes en peligro

 

El número de chicos que se reúne en la escuela varía, a veces son diez y en otras ocasiones supera los veinte. Aparentemente, sólo uno de ellos es mayor de edad.

Una de las sospechas que inquieta a los progenitores es que eligen esta zona por la gran cantidad de chicos que circula, ya que sólo Normal tiene unos 1500 estudiantes y muy cerca están Comercio y Polivalente. Uno de los temores es que buscan que los alumnos de 12 ó 13 años se inicien en el camino del consumo de estupefacientes.

Este miedo está fundado en que han observado a estos jóvenes en el patio abierto que comparten Normal y Comercio en contacto con alumnos. Sumado a esto, han detectado “pasa manos”, en los que presumen que se intercambiaba dinero por estupefacientes.

Otro agravante de la situación es la violencia, ya que los han visto en actitudes agresivas. Sin ir más lejos, ayer al mediodía el grupo corrió a un alumno con intenciones de golpearlo.

Por otra parte, las mujeres confirmaron que conocen casos de estudiantes de Normal que se iniciaron en el consumo a partir de entrar en contacto con estos jóvenes. En estas situaciones, indicaron que primero les regalan cigarrillos de marihuana, luego los utilizan como “mulas” para llevar paquetes a determinados lugares y después los ponen a vender drogas.

 

El último incidente

 

El miércoles de la semana pasada, una de las mamás avisó a la policía sobre la presencia de algunos integrantes de este grupo que estaban vendiendo drogas en el patio de la escuela, entonces los efectivos ingresaron y los sacaron.

“El jueves vuelven a juntarse estos chicos. No solamente vendían en el patio sino también estaban fumando porros en la puerta de la escuela y cuando llamo a la policía, salen las maestras para decirnos por qué habíamos llamado a la policía. Entre ellas estaba la directora de secundaria, que nos pidió que le dijéramos que se fuera a la policía y nos dio como respuesta que era por el estatuto de la escuela. Estos chicos habían estacionado una moto que no tenía papeles, supuestamente era robada, que se la llevaron los de Tránsito. Y uno de los chicos, que es mayor de edad, tuvo una fuerte discusión con el policía que se había hecho presente”, describieron.

Las madres lamentaron que si bien la policía individualizó a estos jóvenes, “tiene más derechos el delincuente que va y le ofrece droga a cualquier chico, lo pone a consumir, luego vende droga y delinque”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario