¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desarrollo Social escuchó el reclamo de las trans

Tras manifestarse en las puertas del palacio municipal, ayer a la mañana Florencia Julia, la representante de la agrupación 24 de Febrero, mantuvo una reunión con la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, y el director Pablo Civalleri. En la oportunidad, el Municipio se comprometió a atender “caso por caso” y a trabajar en conjunto con la comunidad trans en distintos proyectos productivos.

El encuentro se concretó a las 9, en la dependencia de 4 de Abril y Arana, y finalizó alrededor de las 11. Al culminar, Marcieri detalló cuáles fueron los puntos tratados y manifestó su compromiso con el grupo que alzó la voz en la mañana del viernes, en reclamo de subsidios y la creación de una oficina específica para tratar distintos temas, ya que según advirtieron, se sienten “discriminadas” por las autoridades.

En diálogo con El Eco de Tandil, la funcionaria detalló que conversaron respecto a la cantidad de trans que viven en nuestra ciudad. Resaltó que “Florencia realizó un relevamiento de la comunidad trans, del que surgen algunos números interesantes. Hay alrededor de treinta mujeres en esta situación, diez de ellas tienen un trabajo formal, en el área pública o en la privada; y las otras diez, a quienes se les sumaron dos, están en una situación de vulnerabilidad social, en algunos casos, extrema”.

Por lo tanto contó que se le propuso a su representante que acerque los nombres de estas personas para poder trabajar “individualmente” con ellas, como se hace “con todas las necesidades que llegan a la secretaría, es decir, hacer un abordaje desde lo personal. Justamente este es un acto no discriminatorio, es tratarlas como se trata a todas las personas que se acercan hasta aquí. Ver qué necesidades tienen y, a partir de ello, tramitar o trabajar en el acompañamiento”.

Asimismo, Marcieri indicó que se le solicitó también “armar legajos, obviamente lo haremos también de manera individual, para saber el grado de escolarización y, a algunas, acompañarlas a terminar el secundario. Dialogamos sobre la importancia de reinsertarse socialmente y en esto hice mucho énfasis en que para entrar dentro del mercado laboral, uno tiene que estar preparado. Y para estarlo se necesita tener cierto grado de escolarización mínimo que será lo que les va a dar la posibilidad de conseguir un empleo o, si no es escolarización, es capacitación en algún área”.

Además, la funcionaria anunció que en el caso de las diez chicas trans que trabajan formalmente, se trabajará en el cambio de identidad, debido a que algunas “tienen la necesidad” de tramitarlo. “A través de Florencia Terán se va transmitir cuál es el procedimiento para que puedan realizarlo”, garantizó.

 

El compromiso del Municipio

 

Por lo tanto, la secretaria de Desarrollo Social sintetizó que “nos comprometimos a analizar cada caso particularmente, por lo que ella, a partir de esta reunión, hará un listado. Algunas están asistidas desde la secretaría y ahora veremos si necesitan algo más o si se determina un redireccionamiento del recurso, en muchos casos son cuestiones básicas alimentarias, que tienen que ver con alguna asistencia puntual; o en algunos casos hay cuestiones de salud que hay que atender”.

En cuanto al tipo de asistencia que actualmente se les brinda, la funcionaria explicó que “la comunidad trans en la ciudad es tratada igual que a cualquier ciudadano. Si tienen algún problema en lo que es vivienda, o tienen un problema de vivienda social en riesgo, o alguna necesidad, se los trata igual que a cualquier otra persona”.

En ese sentido, detalló que “hay algunas que tienen necesidades y se las acompaña con el alquiler; hay otras que no tienen esa necesidad y se las acompaña con tarjeta alimentaria o víveres frescos; algunas tienen necesidades de viáticos para asistir al trabajo. Depende de la necesidad de cada una”.

 

Proyectos productivos

 

Por último aclaró que el pedido sobre la creación de una oficina trans no se trató en la oportunidad. “Ella no hizo ningún reclamo, lo que recibe es un Sesic, yo le aclaré que no es empleada del Municipio, sino que lo que hace es un trabajo comunitario con su grupo de trabajo de campo y seguimiento, por lo que eso no implica tener la necesidad de tener una oficina, así como tenemos en el Municipio mucha gente que realiza tareas comunitarias en el marco del Sesic, un programa de capacitación y de ayuda comunitaria”, remarcó.

Y, además, detalló que conversaron “sobre la posibilidad de buscar financiamiento en Provincia o en Nación, pero existe la necesidad de elevar un marco teórico para conseguirlo. Y sino lo trabajaremos con la oficina de Empleo para ver si hay alguna posibilidad de algún micro emprendimiento, en el cual ellas se puedan sumar, ya que también tiene que haber predisposición por parte de ellas al trabajo. Estuvimos hablando de que el trabajo dignifica y por esa razón es muy importante trabajar en el autovalimiento. Vamos a trabajar con ellas con proyectos de autovalimiento, que ellas solas se vayan despegando de la situación de asistencia y puedan autovalerse y tener su dinero ganado, como cualquier otro ciudadano”.

 

Los reclamos de la ex CCC

 

Por otro lado, Marcieri explicó que, en el caso del reclamo alzado por militantes del movimiento 1 de Octubre, también se concretó una reunión con ellos, en la cual la Secretaría de Desarrollo Social se comprometió a acompañarlos en el proyecto que tienen como agrupación que, en este caso, era el funcionamiento de una panadería.

Recordó que se les ofreció a los referentes de la agrupación, Griselda Altamirano y Jorge Lezica, restituirles lo que no estaban percibiendo con el objetivo de poner en marcha ese proyecto, como así también acompañar con garrafas, en un listado que fuera de “manera individual”.

Y además acordaron la entrega de kits escolares, al igual que se realiza con el resto de la población. “Se rinden individualmente porque pertenecen al Fondo Escuela, donde tenemos que garantizar que el chico asista a la escuela con nombre, apellido, DNI y escuela adonde concurre. Y algunos materiales también para la bloquera de ellos para producir bloques para la autoconstrucción”, confirmó la secretaria local.

“Eso fue lo que acordamos, pero después ellos entraron en una serie de reclamos y exigencias que consideramos que no corresponden, por lo que no aceptaron lo que en su momento habíamos acordado y quedamos en el mismo lugar”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario