¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desbaratan banda de policías involucrados en la tenencia y comercialización de estupefacientes

Un amplio despliegue policial avalado por la Justicia se desarrolló a lo largo de la jornada de ayer en Tandil y distritos de la zona, que derivó en el secuestro de droga y la aprehensión de dos personas (un civil y un policía) y cuatro uniformados más que quedaron notificados de una imputación en su contra, considerados cómplices de una red de comercialización de estupefacientes.

Al cierre de esta edición, recién estaban concluyendo las tareas tras las diligencias y los distintos procedimientos en domicilios particulares y dependencias policiales de Tandil, Barker, Juárez y Olavarría, dejando como saldo la incautación de una cantidad no especificada de droga y demás material probatorio, como así de la aprehensión de dos personas (uno policía) más la notificación a otros cuatro uniformados y otro particular que quedaron en libertad, pero seriamente comprometidos a disposición de la Justicia.

Los allanamientos estuvieron coordinados por el ayudante fiscal Fabio Molinero, quien ante la sospechas de la participación de policías de la bonaerense en la pesquisa, contó con la colaboración de efectivos de la Policía Federal con asiento en la ciudad, más la ayuda de otras dependencias federales de Olavarría, Mar del Plata y Dolores.

En total se realizaron diez allanamientos, de los cuales uno se realizó en la ciudad. Más precisamente en el destacamento de la Policía Vial, dado que uno de los efectivos policiales sospechado (oriundo de Juárez) cumple funciones en dicha dependencia.

A más datos, el allanamiento tuvo que ver con la requisa del locker, donde se secuestró droga, dando evidencia que era para consumo. Lo mismo ocurrió en otras dependencias policiales de Juárez, Olavarría y el destacamento de la Policía Rural de la Ruta 86, bajo el mismo propósito, corroborar sobre la tenencia de estupefacientes con fines de consumo.

La investigación

Al decir de las fuentes consultadas, la pesquisa comenzó hace un año aproximadamente y se motorizó a partir de la propia presentación que hicieron las autoridades policiales de aquel entonces de la Jefatura Distrital de Juárez.

De aquella primigenia denuncia de las mismas autoridades policiales de Juárez, que apuntaba a un efectivo y su hermano, surgió el avance de una segunda causa derivada a partir de la conexión con otros policías más que estaban al tanto de la comercialización de estupefacciones de aquellos dos, y no solo no intervinieron para abortar el delito sino que terminaron involucrados como cómplices.

Contando con intervenciones de llamadas telefónicas, registro de imágenes fotográficas y filmaciones, se logró cerrar buena parte de la pesquisa que derivó en los allanamientos de ayer y las imputaciones detalladas.

Respecto al rol de los cinco uniformados comprometidos, mientras uno quedó sindicado como penalmente responsable de la venta de droga (principalmente en Juárez), el resto de los colegas quedaron notificados del inicio de una causa que investiga los delitos de “Encubrimiento agravado”, además del delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Respecto al par de particulares acusados, uno fue sorprendido en su domicilio de Olavarría y el otro en Juárez.

Por los sucesos tomaron intervención los juzgados de Garantías de Azul 1, a cargo de Magdalena Ana Forbes y el 2, de Federico Antonio Barberena, más la instrucciones a cargo del fiscal Gustavo Morey (por los delitos endilgados a los cuatro policías) y Marcos Eguzquiza (por los dos detenidos por comercialización de estupefacientes).

Nota proporcionada por :

Deja un comentario