¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Destacaron el trabajo del fin de semana en un verano “bastante light”

La llegada del Indio y la masiva convocatoria dejó un buen saldo en el sector turístico, que venía atravesando un verano complejo, sin demasiado movimiento. En cambio, durante los últimos días, todos los alojamientos se llenaron y la gastronomía también trabajó muy bien.

En diálogo con El Eco de Tandil, Mario Wisner de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Tandil,  aseguró que “se trabajó muy bien, se llenó todo. Los alojamientos se vendieron por completo y los restaurantes trabajaron un poco más de lo normal. Tenemos experiencia a través de los años con este tipo de eventos y fueron dos días en los que se trabajó mucho en general en toda la actividad, se compitió un poco con todo lo que son los servicios ilegales, con alojamiento y gastronomía ilegal, así que el balance es muy bueno”.

“Por lo menos dos noches estuvo llena la ciudad, y el rebote en la gastronomía se sintió”, recalcó.

No obstante, afirmó que no todos reservaron solamente dos noches, sino que hubo muchos casos en los que aprovecharon a quedarse varios días y conocer la ciudad.

“Yo tuve una pareja de uruguayos que vinieron unos días antes a conocer la ciudad, se quedaron unos 4 o 5 días en total”, ejemplificó.

 

“La gente se va contenta”

 

En cuanto al perfil del público que solicitó alojamiento, aseguró que “en general mucha gente joven pero había parejas, familias completas, algunas que se quedaron en las cabañas con los chicos e iba al recital sólo parte de la familia, sobre todo los que venían con chicos chiquitos. Por ejemplo yo tuve una pareja que vinieron cuando eran novios, después casados y ahora con los hijos”.

Además, notaron la presencia de “muchos grupos de amigos, gente de todas las edades, de todo el país. La mayor afluencia del Gran Buenos Aires y Capital pero tuve en el hotel gente de Salta, y en las cabañas de Uruguay”.

“Los comentarios del público son buenos, la gente se va contenta, obviamente no es la ciudad que le queremos mostrar al turista pero como vienen embarcados en esa misma historia, para ellos todo está bien”, sostuvo.

 

Gastronomía

 

En cuanto a la gastronomía, afirmó que entre viernes, sábado y parte del domingo se trabajó muy bien. La gastronomía siempre trabaja un día más que el alojamiento, el que se queda dos noches es normal que se quede tres días en la ciudad”.

En tanto, recordó que “por lo menos desde enero aproximadamente nos quedamos sin alojamiento, ni bien se supo del recital, se vendió todo en una semana”.

 

Desesperados por un hotel

 

A último momento, aparecieron gran cantidad de personas buscando alojamiento.

“En la zona de cabañas no tanto, pero yo tengo un hotel en el centro y era un desfiladero de gente buscando alojamiento, todo el día gente buscando lugar”, afirmó.

Incluso “la mayor parte de la gente que tenía reservas se iba el domingo por la mañana y luego de que se fueran había gente que pedía alojamiento para dormir al mediodía, que no habían conseguido lugar, o no habían dormido, lo cierto es que el domingo volvimos a vender, y se fueron hoy (por ayer)”.

“Muchos se quedaron un día más para viajar más tranquilos, sin tanto tráfico”, añadió.

Finalmente, resaltó que “para un verano que venía bastante light, no nos podemos quejar, hemos tenido un fin de semana de mucho trabajo”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario