¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Diego Simon y un cambio de rumbo que lo catapultó a tener “mi mejor año”

El que se va ha sido un año deportivamente espléndido para Diego Simon, uno de los atletas por excelencia en la ciudad.

Volcado decididamente a las pruebas de aventura tras su incursión en las de pista y calle, el tandilense se regaló un 2015 descomunal, con siete victorias en nueve apariciones, un segundo puesto en Colombia y un meritorio quinto lugar en Villa La Angostura, donde se codeó con varios exponentes de elite mundial.

Dichos logros le permitieron adjudicarse el Movediza de plata, distinción que lo acredita como mejor deportista amateur de la ciudad en el año.

Satisfecho con lo obtenido pero ávido de ir por más, Simon se prestó a un extenso diálogo con este Diario:

-¿Ha sido tu mejor año?

-Sí. Me volqué hace dos años a las carreras de montaña y en 2015 me dediqué de lleno a esa disciplina. En temporadas anteriores venía mechando con pruebas de calle y pista. Corrí nueve competencias, ocho de ellas en el país. En siete me quedé con la victoria y en la otra fui quinto, siendo el mejor argentino, fue en la final internacional Salomon, en Villa La Angostura. Una prueba con los ganadores de los diferentes circuitos K42 del mundo, provenientes de catorce países, más otros corredores que concurrieron como invitados.

-Un quinto puesto que puede asemejarse con un triunfo, dada la exigencia de la prueba.

-La verdad es que sí. Estaba lo mejor de Sudamérica en carreras de montaña. Y el primero y el segundo, un italiano (Marco De Gasperi) y un español (Miguel Heras), han sido varias veces campeones del mundo. El que me ganó el cuarto puesto en el sprint, otro italiano, fue subcampeón mundial hace unos años.

-¿Cómo fue el desarrollo de la carrera?

-Fui primero hasta el kilómetro 25, sorprendiendo al estar delante del italiano y el español. En el último tramo me pasaron, pero estoy contento por el quinto puesto que obtuve. Fue una carrera larga, tardé 3 horas y 32 minutos, contra 3,17 del que ganó. Llegué lejos, pero la diferencia no es tan grande teniendo en cuenta lo extensa de la prueba. Pensé que me sacarían una distancia mucho más amplia. Me superaron en el ascenso al cerro Bayo, una subida muy empinada, ellos están muy acostumbrados a ese terreno. Yo recién me estoy iniciando en la montaña, en Tandil he corrido mucho pero las trepadas son mucho menos pronunciadas. Creo que si mejoro en esa parte les puedo correr, no son imbatibles.

-Además, por tu edad, tenés mucho margen para mejorar.

-Seguro, tengo 28 años y en este tipo de carreras empezás a dar lo mejor a los 33 o 34. Aparte, es el primer año que me dedico de lleno a estas carreras. En Villa La Angostura bajé 21 minutos mi tiempo del año pasado, lo logré sobre todo porque mejoré mucho en las bajadas, transitarlas tiene una técnica y yo no la tenía tan incorporada, por estar más acostumbrado a correr en calle y pista. Esta vez me preparé de manera más específica, en lugares similares como Las Animas o el cerro La Blanca, donde hay descensos muy pronunciados, con mucha tierra. Igual, sé que tengo mucho por mejorar, sobre todo en esas partes técnicas.

-¿Ese quinto puesto te sorprendió a vos también o te veías capacitado para codearte con los mejores?

-Me tenía fe, había entrenado bien y venía de correr en Colombia, donde llegué segundo, detrás de quien había sido segundo en Suiza en una de las carreras más importantes del mundo, a 4 segundos de Kilian Jornet. Ser segundo de ese colombiano, a sólo 2 minutos en 25 kilómetros, me dio confianza. Además pude soportar el clima, hacía muchísimo calor y tuve que adaptarme porque en esa época en Tandil hacía frío. Con eso, sabía que iba a estar bien para el K42 de Villa La Angostura.

-¿De las siete carreras que ganaste cuál destacás?

-Una muy importante es el K21 de San Juan. Es parte del circuito Salomon, que tiene 24 carreras, tiene una dificultad técnica muy grande, con el cerro Tres Marías. Ahí estuvieron los mejores del país, pude ganar y eso me dio mucha confianza. También pude ganar en El Chocón, Neuquén, una prueba que también presenta complicaciones técnicas. En Tandil gané el Cruce Tandilia, de 42 kilómetros, el Tandil Adventure, la Terma Adventure Race y la K21 Salomon.

-¿Cómo planificaste 2016?

-Arranco en enero con los 42 kilómetros del Cruce Tandilia, después tengo el Cruce de los Andes, desde San Martín de los Andes hasta Chile. Mi gran objetivo del año es una gira por Europa, tengo pensado competir en Italia y Suiza, una carrera de 42 kilómetros y otra de 30. El cierre será en Argentina con la final del circuito Salomon, también a 42. En el camino, iré mechando algunas carreras en el país.

-¿Nuevamente con alrededor de diez carreras en la temporada?

-Es la idea. Son carreras largas y con dificultad técnica. Prefiero correr poco y al cien por cien.

-¿Estás de pretemporada?

-Sí, preparando el Cruce de los Andes, que se corre del 10 al 12 de febrero. Son tres etapas a través de las cuales completás 100 kilómetros. Después del K42 de Villa La Angostura tuve dos semanas tranquilas y de a poco hemos ido aumentando el volumen, por el momento haciendo más hincapié en la intensidad. Cuando se acerque la carrera subiremos el volumen. Será una linda competencia, va a estar Marco De Gasperi, también un marroquí que viene de ganar varias carreras de las más importantes del mundo. También cinco o seis invitados, más el brasileño que ganó este año.

-Ya más adentrado en lo que es montaña, debés esperar un año todavía mejor.

-Sí, me doy cuenta de que he mejorado mucho, sobre todo en la parte técnica. Lo rápido ya lo traía de la pista y la calle, me faltaba en los tramos con piedras, obstáculos, curvas y contracurvas, raíces y demás. Es lo que más le cuesta a quien viene de otros terrenos, porque no sólo es correr sino también anticiparse a los movimientos. Este año mejoré mucho, sobre todo en las bajadas, lo noto en los entrenamientos. En carreras largas voy a mejorar por una cuestión fisiológica, a medida que pasan los años, por experiencia y demás, el cuerpo responde mejor en distancias extensas. Me siento bien, con confianza, conozco más la disciplina y creo que mi próximo año será mejor que éste.

-¿Eventualmente, podés participar en alguna carrera de calle o pista?

-Los entrenamientos de esas especialidades los sigo manteniendo. Pero lo que más me gusta es la montaña y siento que es a lo que mejor respondo. Me encanta subir, noto que en las trepadas hago diferencia, la bajada la estoy mejorando de a poco.

-No será sencillo mejorar lo de 2015, pusiste la vara muy alta.

-Los resultados fueron buenos, pero soy bastante exigente conmigo mismo, siempre quiero más, aunque disfruto mucho mis logros. El año próximo voy a tener muchas carreras internacionales, subirá la exigencia. Sé que ganar será muy complicado porque voy a competir con varios de los mejores del mundo, trataré de quedar lo más adelante posible.

-¿Te presentarás en las de Tandil nuevamente?

-Voy a ver. Los organizadores de esta ciudad siempre me ayudaron y, como agradecimiento a ellos, me gustaría estar. Aunque sea en la distancia más corta para no desgastarme si tengo otra carrera cerca. No tengo que olvidarme de dónde vengo, ellos me ayudaron e incentivaron mucho cuando yo recién empezaba.

-Cerrás el año con un reconocimiento gratificante como el Movediza de plata.

-Sí, estoy muy contento por eso. Todo deportista amateur de Tandil lo tiene como máximo premio al que puede aspirar. Es muy lindo que te reconozcan no sólo atletas, sino también periodistas, asociaciones, dirigentes y demás. Sabía que había tenido un gran año pero al pertenecer a un deporte de aventura, no tan conocido, creí que iba a quedar cerca pero no a ganarlo. Aparte, otros deportistas también habían tenido un muy buen 2015.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario