¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Diez años de prisión por abuso sexual

El Tribunal en lo Criminal 1, a cargo del Juez doctor Guillermo Alberto Arecha, dictó sentencia sobre una causa de abuso sexual, condenando a Raúl Cesáreo Giménez a la pena de diez años de prisión.

En base a toda la investigación realizada, el juez encontró acreditado que en el período comprendido entre el año 2003-2009, en distintos domicilios de la ciudad de Rauch y Tandil, el imputado abusó reiteradamente de una menor, con una frecuencia cercana a lo diario. Cabe señalar que cuando la niña comenzó a sufrir esta situación contaba con 5 años de edad y Giménez era por entonces encargado de la guarda y aprovechaba la situación de convivencia preexistente con la misma.

También este tipo de abuso ya lo había sufrido otra integrante de la familia, pero al comunicárselo a la madre en su momento no le creyó, por lo tanto aprovechando que fue citada a declarar contó su vivencia.

El aberrante hecho a la que fue sometida la víctima, se dio siempre por manoseo con o sin ropa, profundizándose a medida que la menor fue creciendo, según el propio testimonio aportado por quien ahora cuenta con 17 años.

Engaño

Mediante la utilización de la Cámara Gesell, la víctima contó los hechos que le tocó padecer, remarcando que la situación de abuso ocurría cuando su madre no estaba, o ante la presencia de la progenitora el padrastro le pedía que lo acompañe a diversos lados en el auto. Era en ese tiempo que se aprovechaba de la menor, la que admitió que la mamá no estaba enterada a lo que era sometida.

Las declaraciones formuladas por parte de los integrantes de la familia, mencionaron que Giménez era una persona muy agresiva no solo con su mujer a quien golpeaba, sino también con una hija de ésta, que impedía que tuviera contacto con su madre.

Las mujeres de las familias vivían presas del miedo que esta persona les generaba, hasta el 2012, momento en que se produjo la separación y surgió la denuncia.

El engaño servía para abusar, pero luego surgía la amenaza de no contarle a nadie porque terminarían junto con sus hermanas en un hogar de contención.

Antecedentes

Raúl Cesáreo Giménez intentó justificarse y desvirtuar la existencia de los hechos y su autoría. Argumentó que lo expresado por la menor en su contra fue una confabulación de las mujeres para perjudicarlo patrimonialmente y quedarse con sus pertenencias. Sostuvo que los hechos nunca existieron, que siempre se comportó como un buen padre de familia y que nunca ejerció violencia física contra ningún integrante de la familia. Aunque admitió que hacía aproximadamente treinta años atrás tuvo una causa por abuso sexual en la ciudad de Mar del Plata y que cumplió condena en el Penal de Sierra Chica.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario