¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Dos delincuentes asaltan un comercio de calle Constitución

Anoche, alrededor de las 20,  ocurrió otro hecho delictivo en la ciudad, en este caso se dio en el local comercial denominado Claudia Fernández Interiorismo, donde la propietaria vivió por primera vez la ingrata experiencia del accionar de delincuentes.

Todo se dio de manera muy rápida, con una moto arribando al local ubicado en la calle Constitución 636, descendiendo quien venía como acompañante para ingresar y arrebatarle, mientras le mostraba un arma de fuego, la notebook y un celular, para luego emprender la fuga junto a quien lo estaba aguardando afuera.

 

“Cuando me mostró

el arma le entregué todo”.

 

Claudia Fernández, aún aterrorizada por el momento que tuvo que pasar, habló con El Eco de Tandil sobre lo ocurrido y dijo que “lamentablemente tengo que contar que me asaltaron en el negocio a las 20, estando sola y a punto de cerrar”.

Recordando el momento señaló que “vi que paró una moto, se bajó el acompañante y directamente ingresó para arrancarme la computadora y llevarse un celular”, añadiendo que “los dos tenían el casco puesto para no ser reconocidos”.

La damnificada buscó defenderse como pudo, pero el delincuente, al encontrarse con cierta resistencia, no dudó en intimidarla sacando un arma de fuego. “No me lastimaron porque directamente vinieron a buscar esas cosas, sucedió que me abracé a la computadora para que no se la llevara, pero cuando me mostró el arma no me quedó otra que entregarle todo”.

Los describió como “dos jóvenes de tez oscura, ambos con cascos colocados” y aseveró que “el hecho fue muy rápido”.

 

Gritos

 

Teniendo en cuenta que por la zona había bastante movimiento de autos, personas que circulan y vecinos, Claudia Fernández desde que ingresó el delincuente comenzó a gritar buscando ser escuchada y que alguien desde el exterior se comprometiera y apareciera para evitar el atraco que se estaba llevando a cabo.

Sin embargo, pese a que hubo gente que observó lo que sucedió, no tuvo la suerte de que alguien frenara el andar de los ladrones, pudiendo el dúo de maleantes cometer el ilícito y huir del lugar sin que nadie se lo impidiera.

“Grité mucho, pero lamentablemente la panadería de al lado está cerrada por reformas, así que no había nadie a esa hora. En la calle pasaba una pareja con un cochecito que observó toda la escena. Eran tantos mis gritos que el hombre se dio vuelta y ahí vio que salía uno con la computadora bajo el brazo para escapar en la moto que lo aguardaba”.

Aseguró que “dinero no se llevaron y en el forcejeo para evitar que me roben la notebook no me lastimaron”.

 

A puerta cerrada

 

Claudia Fernández sufrió anoche por primera vez un robo, por lo que tomará medidas extremas para poder seguir atendiendo a sus clientes. Dijo que “voy a trabajar a puerta cerrada, atenderé a quien venga si me gusta la cara. Al ir a realizar la correspondiente denuncia me enteré que ocurrieron otros hechos similares al mío por la zona céntrica. Así que hay que tomar precaución”.

En cuanto a la computadora robada expresó que “tenía toda la información referida a mi trabajo, listas de precios, contactos de mis proveedores y mis clientes. Se llevaron una notebook Sony Vaio”.

Afirmó que “hace veinte días atrás, a las 13.20, quisieron palanquearme la puerta del negocio que tiene triple cerradura. En esa ocasión los delincuentes tuvieron mala suerte porque mi vecina los vio, y pese a que pudieron abrir la puerta se fueron sin robar nada, sabiendo que los habían visto. Lamentablemente, Tandil no está tranquila”.

 

Nota proporcionada por :

Deja un comentario