¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El análisis de una tandilense de la situación económica argentina actual

Las pizarras con el valor de dólar, fluctuantes

El Eco

“Ama la simpleza que alberga una complejidad extrema”, dijo alguna vez el español Miguel de Unamuno, y de eso se trata desentrañar los principios económicos que nos rigen para poder comprender cómo atraviesan e impactan en la sociedad.

María Gómez Fredes, gerente de finanzas de Elebar, explica qué pasó con el dólar y hacia dónde va la economía del país en el corto plazo.

¿Por qué sube el dólar?

El Banco Central sube las tasas de interés para que las personas no se pasen al dólar. Dos semanas atrás empezó una corrida que tiene que ver con el contexto internacional porque Estados Unidos, debido a sus indicadores de inflación, subió sus tasas de interés y como tienen una economía potente, los países emergentes se refugiaron en el dólar. Si Estados Unidos está libre de riesgo, si paga más sus bonos, los países emergentes sacan dinero de su economía y lo llevan allí. Norteamérica sube sus tasas de interés y absorbe dinero de la economía mundial, en parte para financiar su déficit.

“Si las Pymes no pueden acceder a créditos baratos hay una frenada económica”

Argentina tiene una economía vulnerable y malas experiencias, como comenzó a darse la suba del dólar hubo un componente especulativo, la “falta de confianza”, entonces los inversores trataron de pasarse de pesos a dólares y por eso subió más de lo que estaba. Había más gente que quería comprar de la que quería vender y eso produce un aumento del precio.

-¿Y esto cómo afecta a la economía de bolsillo de los argentinos?

En un contexto de tasas altas lo más complicado son las personas que quieren acceder a un crédito, porque pagan tasas más altas. La preocupación está en que se vuelque a la economía real, si las Pymes no pueden acceder a créditos baratos hay una frenada económica, ése es el mayor desafío.

“Se logró un precio de equilibrio, no va a bajar pero consiguió cierta estabilidad”

Por otro lado, los empresarios, con temor, empiezan a aumentar los precios con un componente especulativo, pero esto hace en definitiva que los productos estén más caros. El precio ya dejó de informar lo que valen las cosas, hay una distorsión. Es muy confuso y eso afecta a todos los argentinos en el día a día, porque personas se ponen nerviosas y empiezan a remarcar.
Se pone más complicado en la cotidianeidad, el precio termina siendo lo que decide la gente que lo pone y no lo que vale realmente el producto.

¿Qué hacer con los ahorros en este momento de incertidumbre?

-¿Va a bajar el precio del dólar?

En el país está la lucha contra la inflación, una de las intenciones del gobierno era mantener un dólar estable para que no se traslade a precios y logró contener la suba. Ahora se logró un precio de equilibrio, no va a bajar pero consiguió cierta estabilidad.

“Lo que no ajusta la política lo ajusta el mercado”

¿Cuál es el sector más afectado por la devaluación?

Alquileres, créditos y el mercado inmobiliario están afectados, los créditos son en pesos y las tasas se pagan en dólares. Ahora está movido, no es buen momento para hacer ciertas operaciones.
No obstante hay que mantener la calma y tener paciencia, porque se va a establecer. Lo que no ajusta la política lo ajusta el mercado.

¿Puede volver el “corralito”?

El contexto no es ni siquiera parecido. En ese entonces teníamos un dólar ficticio, con un valor que no tenía en realidad. La convertibilidad era querer mantener un precio que no tenía -un dólar un peso- y llevó al gobierno a liquidar las reservas del Banco Central pagando con el dinero de los ahorristas.

“Lo peor que puede hacer una persona es quedarse con el dinero en su casa”

Hoy las reservas están fuertes, el Banco Central no va a salir a vender lo que no tiene para mantener el dólar bajo. No hay problema de reservas ni de capitales.
En la memoria argentina es algo que hizo mucho daño y cualquier cosa que pasa está ese temor, pero la situación actual no se corresponde con la de ese momento y no hay riesgos.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario