¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El barrio de los Graduados cerró un ciclo, desde la tierra en block a la casa

El agrimensor Juan Carlos Bochicchio y el arquitecto Pablo Etchechury de la Subsecretaría Social de Tierras de la Provincia de Buenos Aires, junto al presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik recorrieron ayer las urbanizaciones que llevan adelante asociaciones civiles a través del Plan Familia Propietaria. En el barrio de los Graduados Universitarios de Tandil por la Promoción Social, donde dos familias ya habitan sus casas, los funcionarios celebraron el cierre de un ciclo, desde la división del macizo de tierra hasta la escritura del inmueble y la construcción de las viviendas.

En la zona de Segundo Sombra y Circunvalación también visitaron las manzanas de Pila Pila Tandil y Familia Judicial, entidades que esperan por la firma de las escrituras, al igual que los integrantes de Por la No Automedicación y Eco Sustentable. Además, observaron el avance de las obras de infraestructura en la tercera etapa del barrio de Docentes de Tandil por la Promoción Cultural y la Solidaridad.

Ahora, a partir de estas gestiones, los representantes de la Subsecretaría de Tierras y del Municipio aguardan que las nuevas autoridades provinciales conozcan estas iniciativas y le vuelvan a dar impulso a los trámites a través del programa social de acceso a la tierra.

 

El más avanzado

 

“Es la primera vez que vengo al barrio de los Graduados con las casas construidas. Este es un proceso que se inició hace ya cinco años. Esta visita, además de otras actividades que estamos desarrollando en Tandil, era comprobar cómo los ciclos finalizan. Es decir, originalmente eran un montón de expectativas que habían llegado al Municipio y, con la Provincia, las intentaba cumplimentar. En ese entonces, en 2010, era el acceso a la tierra”, repasó el agrimensor Bochicchio de la Dirección Provincial de Tierras que depende de la Subsecretaría Social de Tierras, Urbanismo y Vivienda del Ministerio de Infraestructura bonaerense.

Si bien el barrio de los Graduados es el más adelantado, consideró que “los otros también vienen parejos”. En ese sentido, describió que cuando se eleva una casa, va finalizando el proceso porque antes hay que abrir las calles y llevar los servicios. “Van todos avanzando”, resaltó.

Bochicchio explicó que la urbanización de los universitarios logró completar “un ciclo, que arranca con el acceso a la tierra y termina con una casa, pero fundamentalmente con una escritura. Siempre hay que recalcar que hoy estamos en el barrio de Graduados, donde cada dueño hoy tiene su escritura. Eso completa un ciclo, y la casa obviamente más. Se dio justo el Procrear que ayudó mucho a que se concrete la tierra y la vivienda”.

La urbanización está ubicada en una zona alta, con vistas a las sierras. El agrimensor destacó la belleza de Tandil y resaltó que todas las asociaciones han conseguido “lugares hermosos”, al tiempo que destacó “un elemento sustantivo: el Municipio ayuda”.

 

Estrategias para avanzar

 

Los integrantes de las asociaciones Pila Pila Tandil, Familia Judicial, Por la No Automedicación y Eco Sustentable aguardan con gran ansiedad la firma de las escrituras individuales de los lotes. Muchos comenzaron a construir con el Procrear, a partir de un acuerdo logrado con las asociaciones, el Municipio y el Banco Hipotecario, pero no les otorgarán el tercer desembolso del crédito hasta no presentar la escritura.

Al respecto, Bochicchio manifestó que “las escrituras en sí, están confeccionadas. Sencillamente, ha habido un cambio de gobierno y en estos casos, siempre hay un lapso en que los nuevos funcionarios se acomodan a la gestión. Es absolutamente entendible, y estamos esperando que de un momento a otro los beneficiarios puedan acceder a firmar sus escrituras y mandarlas al Registro de la Propiedad”.

El agrimensor manifestó que “este viaje sirve para que entre la Dirección de Tierras, adonde pertenezco, y la Municipalidad, nos pongamos de acuerdo en armar estrategias y también -creo que corresponde- explicarle a los nuevos funcionarios las motivaciones y el entorno en donde se desarrollan este tipo de gestiones. Lo único que nos espera es el éxito”.

 

Más gestiones

 

Por otra parte, los representantes de la Dirección de Tierras recorrieron el barrio de la asociación de Docentes de Tandil por la Promoción Cultural y la Solidaridad, que ya adquirió tres predios para 80, 30 y 100 familias.

Bochicchio informó que en el último tramo del barrio de los Docentes, sobre las tierras que pertenecieron al Motoclub “tuvimos un problema con la escritura desde la asociación al Municipio y se demoró más de la cuenta pero ya salió, así que próximamente tendrán su escritura como ya la han tenido en las otras etapas”.

Describió que en esa zona cercana a La Movediza, observaron que avanzan las obras con la apertura de las calles y la extensión de los servicios. “Sencillo, se crece”, celebró y confirmó que trabajarán en el trámite de la asociación civil Ecos, que adquirió un predio en Cerro Leones para que pueda subdividir y escriturar.

“La ventaja que tienen estos sistemas es que básicamente se arranca con el interés genuino de ciudadanos que tienen necesidades de acceder a la tierra, no es un negocio inmobiliario. Segundo, la comunión de la Municipalidad y el Estado provincial, y con esos dos elementos sustantivos sumados, no hay ningún otro inconveniente de llegar a buen puerto. Eso sí, el proceso se mide en años. Insisto, en Graduados fue un proceso que para tener los dos primeros habitantes en el barrio, tardamos cinco años. Se puede mensurar como que es mucho o como que es poco; yo me inclino por indicar que el proceso se termina”, concluyó el agrimensor.

 

Las escrituras, una urgencia

 

Por su parte, el presidente del Concejo Deliberante Juan Pablo Frolik resaltó que ya se generaron 550 parcelas a través de este mecanismo que encontró Tandil como una herramienta para resolver las dificultades en el acceso a la tierra. A ese número hay que sumarle los 122 lotes de Ecos, en Cerro Leones, hoy demorados debido a un problema con el trámite de la personería jurídica de la asociación civil, “pero se va a concretar”, auguró.

El legislador anunció que aprovecharon para coordinar con el agrimensor Juan Carlos Bochicchio, ya que el próximo lunes 28 viajará a La Plata para mantener una entrevista con la escribana general de Gobierno. “Ahí tenemos 130 escrituras de las que ya fueron firmados los boletos en la Subsecretaría Social de Tierras, que son de cuatro asociaciones: Eco Sustentable, Pila Pila, Familia Judicial y Por la No Automedicación, que están esperando que se firmen las escrituras”, indicó.

Sumado a esto, informó que “algo más importante es que muchos están construyendo a través del sistema de Procrear. Hicimos una excepción en convenios trabajados con la Provincia, desde el Municipio y con las autoridades del Banco Hipotecario, para que se les permitan los dos primeros desembolsos del crédito hipotecario, pero el tercer desembolso sí o sí necesita de la escritura. Así que estamos en este momento con la necesidad de escriturar en esas cuatro asociaciones para que la gente pueda definitivamente acceder a la escritura y al tercer desembolso y culminar el ciclo que en el caso de los Graduados se terminó porque ya tienen la escritura firmada todos los integrantes de la asociación”.

 

Un mecanismo ideado entre la Provincia y el Municipio

 

Al compartir la alegría de Victoriano Garralda, ex presidente de Graduados e integrante de una de las dos familias que ya habitan el barrio, Juan Pablo Frolik se mostró contento y recordó la primera conversación informal con Gisela del Hoyo, titular de la asociación de Docentes.

“Ellos tenían una asociación, con un centro cultural, estaban trabajando muy bien en todos los aspectos asociativos y les había surgido la necesidad o la inquietud de adquirir un block de tierra. Ahí empezamos a estudiar cómo se podía hacer para, a través del acceso a un block de tierra, subdividirlo y beneficiar a cada uno de los asociados. La verdad es que no había experiencia desde los hechos en ninguna ciudad de la provincia de Buenos Aires, acudimos a la Subsecretaría Social de Tierras, nos asesoramos y empezamos a sentar jurisprudencia y a crear”.

Frolik agregó que “en realidad el Plan Familia Propietaria estaba ideado, en determinada época, para tierras que son propiedad de la Provincia o de los municipios, no de asociaciones civiles. Entonces, trabajando con Juan Carlos Bochicchio, con Pablo Etchechury, con Florencia Franchini y con el agrimensor Daniel Casazza fuimos generando lo que hoy ya es un mecanismo que, tengo entendido, han copiado en algunas otras ciudades de la provincia de Buenos Aires. Tandil fue la propulsora o iniciadora de este camino.

Para finalizar, expresó que “por supuesto, si arranco de la conversación informal con Gisela del Hoyo y hoy veo a Victoriano Garralda, que era el presidente de la asociación de Graduados, viviendo en la casa ya construida, no puedo sentir menos que muchísima satisfacción”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario