¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Conservatorio mantiene el reclamo por un edificio digno mientras espera novedades

El panorama aún se presenta incierto. Mientras esperan por un nuevo edificio que permita mudarse de Alem 311, ante el inminente juicio de desalojo impulsado por el propietario, la comunidad educativa del Conservatorio de Música “Isaías Orbe” mantiene las gestiones y la lucha por evitar que el reclamo quede en el olvido.

A los inconvenientes por las condiciones edilicias de la antigua casona, donde actualmente funciona la institución educativa, debieron sumarle la decisión del titular por recuperar el inmueble, comunicado hace algunos años atrás.

La falta de alternativas llevó a los directivos a una búsqueda de lugares para mudar las instalaciones, ante el pedido realizado por el dueño de la casona, ubicada a escasos metros de la esquina con Maipú, cuyo contrato de alquiler venció hace tiempo, aunque las condiciones requeridas complican la tarea.

En paralelo, y al tomar estado público el planteo de la institución educativa a través de estas páginas la semana pasada, el intendente Miguel Lunghi se comunicó con la Dirección de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires para poner en conocimiento a Nora De Lucía sobre la compleja situación, la cual ya era conocida dadas las gestiones iniciadas tiempo atrás.

El miércoles el jefe comunal insistió con el pedido y transmitió la problemática a la ministra de Gobierno, Cristina Alvarez Rodríguez, en el marco de una reunión que mantuvo en la sede de la Gobernación, en La Plata. Tras el encuentro Lunghi garantizó que mantendrá las gestiones ante la Provincia “buscando alternativas conjuntas” para hallar una salida a la compleja situación.

 

Acciones paralelas

 

Mientras aguardan respuestas de la Provincia ante una oferta económica realizada por el propietario, para una eventual adquisición, los directivos, alumnos y padres iniciaron una campaña y crearon el grupo de Facebook “No al desalojo, por un edificio digno. Conservatorio Isaías Orbe” a través del cual comparten las novedades y las fotografías que dan cuenta del deterioro de las instalaciones.

En tanto, mantienen firme la convocatoria a una asamblea ciudadana prevista para el 15 de mayo a las 19 en el salón de reuniones de la Escuela Técnica 2, con la que buscan el acompañamiento de los tandilenses para hacer oír el reclamo y definir los próximos pasos de tan importante unidad académica.

 

Incertidumbre

 

Mientras siguen cosechando adhesiones contra el desalojo y a favor de un edificio digno, la vicedirectora del establecimiento, Viviana Alvarez, repasó los últimos eventos que llevaron al estado actual de situación y reclamó: “Necesitamos un lugar mejor para los chicos y para los grandes, que se están formando para ir a trabajar a las escuelas con nuestros propios hijos”.

A los problemas de infraestructura largamente señalados “hace aproximadamente tres años que estamos sin contrato de alquiler y el dueño ha manifestado que quiere retomar la posesión del edificio para venderlo”, contextualizó.

Una tasación y una “fecha límite” para abandonar el lugar llevó a los directivos a movilizarse para hallar un lugar que permita mudar las instalaciones. “Es una situación bastante difícil”, admitió.

En ese marco anunció que el mes pasado el abogado del dueño “se comunicó con nosotros para informar que iniciará las acciones legales para el desalojo”, lo que complejizó aún más la situación.

“El edificio se está deteriorando a pasos agigantados. Somos alrededor de 700 alumnos, entre los nueve años, y necesitamos un espacio con mejores condiciones. Estamos trabajando con mucho compromiso”, expresó.

 

Una propuesta y un

posible escenario

 

En cuanto a la tasación propuesta, Alvarez admitió que el Consejo Escolar informó sobre la existencia de un expediente (iniciado en 2004) en el cual “autorizaba la compra cuando hubiera fondos”, pero aseguró que “no tenemos más novedades”.

“Y aunque tuviéramos la suerte de que se comprara el edificio, igualmente tienen que hacerse tantos arreglos que necesitamos igualmente el apoyo de todo el mundo para que esto no quede en el olvido y volvamos a estar como siempre”, enfatizó.

 

Una oferta de

3,5 millones

 

Por su parte, la presidenta del Consejo Escolar, Susana González, se refirió a la problemática y ratificó que hasta el momento no recibió “ninguna notificación” en cuanto al desalojo.

En relación al aspecto legal, señaló que existe un expediente que tramita desde hace años y recordó que “lo último” que se incorporó fue el pedido que realizó el propietario -que no reside en la ciudad- “hace más de un mes con una oferta para que la Dirección General de Escuela compre ese espacio”.

En la oportunidad el dueño ratificó su intención de desprenderse de la propiedad por un valor de 3,5 millones de pesos, “consta todo por escrito y con su firma”.

“Cuando lo recibo y me encuentro, informalmente, con directivos de la institución les hice una copia de la última foja del expediente donde acredita que este señor hizo esta oferta a la Dirección General de Escuelas”, repasó.

En cuanto a la función y la celeridad que demanda la respuesta de la Provincia, González aclaró que “lo que hacemos es tratar de acelerar el trámite con llamados o cuando viajamos a La Plata”.

“Es una responsabilidad de todos y quienes tienen que salir beneficiados son los alumnos”, remarcó, y aprovechó la oportunidad para destacar que, más allá de algunas obras de mejoras edilicias previstas de ejecución a través del Fondo Educativo, remarcó que “necesitamos resolver el problema de fondo y para eso que se expida acerca de la compra la Dirección General de Escuelas”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario