¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Ejecutivo presentará la tercera propuesta al sindicato

Mientras se mantiene el paro de actividades por cuatro horas por turno en el Hospital “Ramón Santamarina” y otras reparticiones comunales, que este lunes cumplió una semana, el Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil retomaron las conversaciones en busca de un acuerdo que permita terminar con el conflicto en la previa a dos importantes eventos: el megashow del Indio Solari primero y Semana Santa después.

La jornada comenzó por la mañana con una audiencia en la delegación del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, que fue citada “de oficio” por el titular del organismo, César Sosa, para conocer los avances del conflicto.

Allí los representantes de las partes intervinientes expusieron sus posturas frente al reclamo de una mejora en los haberes, presentada por los representantes de los empleados de la comuna y las propuestas salariales elaboradas hasta el momento.

La predisposición al diálogo que demuestran dejó la intervención de la cartera laboral pendiente, por lo que la conciliación obligatoria aún no se dictó.

En la reunión citada por el delegado ministerial César Sosa estuvieron presentes el secretario de Gobierno local, Oscar Teruggi; el subsecretario, Miguel Lunghi (h); el director de Recursos Humanos, Mauricio Baldovino y su par de Asuntos Legales, Martín Pissani.

De la organización gremial participó la secretaria adjunta, Cecilia Soto; de organización, David Marconi; y de Obras y Servicios Sociales, Lisandro Martínez Mendieta.

Tras acordar una suerte de cuarto intermedio, los autores intervinientes continuaron de inmediato con las conversaciones en una de las oficinas de la sede de Gobierno.

En ese lugar, en un intercambio que se extendió por casi dos horas, se pusieron sobre la mesa las alternativas en función de la masa de dinero disponible pero no se alcanzó ningún acuerdo.

El compromiso asumido por los funcionarios apunta a elaborar un tercer ofrecimiento, superador de los dos anteriores, que será presentado a los dirigentes sindicales en las próximas horas.

 

Negociación abierta

 

El secretario de organización, David Marconi, ratificó que mantienen las conversaciones con los funcionarios comunales y que avalúan las opciones con que cuentan en busca de una solución del conflicto que llegará, advirtió, con “un incremento salarial que nos conforme a los trabajadores”.

Si bien admitió que cada parte se mantiene “firme” en su postura, destacó que la negociación sigue “abierta”, por lo que “estamos tratando de acercar posiciones”.

Luego defendió la “moderada” medida de fuerza implementada y aseguró que representa un “gesto” para facilitar la negociación, y se mostró optimista frente a la posibilidad de contar con una nueva oferta para presentarla a los trabajadores.

 

“No estamos tan lejos”

 

Con tono conciliador, el secretario de Gobierno, Oscar Teruggi, analizó la instancia y se mostró optimista frente a las negociaciones y dijo que “no estamos tan lejos” de lo pretendido inicialmente.

Indicó que en la mesa de trabajo se evaluó el modo en que se podría trasladar la suma fija de mil pesos incluida en la segunda propuesta a un porcentaje que se sume al básico, y en esa lógica podría plantearse la nueva oferta.

“No queremos seguir generando expectativas al no poder cumplir con el objetivo, que es cerrar el conflicto”, pero tampoco “podemos empeñar lo que no tenemos”, aclaró el funcionario.

Aseguró que la nueva propuesta se deberá responder al “legítimo” aumento salarial solicitado, acercar “lo más posible” a las pretensiones y deberá ser de cumplimiento “en el tiempo de parte nuestra”.

El encuentro en la delegación de la cartera laboral

 

En principio, las partes asistieron ayer a las 11 a una audiencia de conciliación en el Ministerio de Trabajo de Pinto al 500, en el marco de las intensas negociaciones que se llevan adelante, aunque sin demasiadas definiciones en torno a un posible acuerdo.

Culminada la audiencia, Teruggi informó a El Eco de Tandil que en realidad las conversaciones entre el Ejecutivo y el Sindicato de Trabajadores Municipales no se cortaron en ningún momento y que, en ese sentido, se avanzó en las negociaciones.

Sin embargo, recalcó que en las últimas horas habían sido notificadas ambas partes de la audiencia conciliatoria, que “no había sido pedida por ninguno”, pero el Ministerio de Trabajo quería tener conocimiento de cómo se estaba desarrollando el conflicto.

“Las conversaciones fueron en base a ello -detalló el funcionario-, en explicitar las propuestas. Nosotros consideramos que tenemos los canales abiertos, nos estamos reuniendo y hemos estado en conversaciones telefónicas durante todos estos días, y además pretendemos seguir con las negociaciones en ese marco”.

Reconoció por su parte que “nos llamó la atención la modalidad adoptada por este ministerio porque nunca ha actuado de oficio”, aunque consideró que “nos parece bien, creemos en sus buenas intenciones y lo que hicimos hoy fue explicitar cuál es el grado de situación hasta el momento”.

Teruggi deslizó que, en el marco del reclamo, lo que se ha hecho desde el Ejecutivo es “hacer una especie de ejercicio de cómo impactaría sacar los mil pesos de suma fija y ponerlos en el básico, pero quedamos en continuar charlando”.

Si bien remarcó la “buena voluntad” de ambas partes y se dijo optimista de cara a poder llegar a un acuerdo, confesó que “no va a estar muy cercano a la pretensión ni tampoco tan alejado”.

 

La postura del gremio

 

Por su parte, la secretaria adjunta del Sindicato de Municipales Cecilia Soto indicó que “no se avanzó en la posibilidad de un acuerdo” y agregó que “en realidad preguntamos por qué actuó el ministerio de oficio y nos respondieron que el ministerio quería saber el estado del conflicto”.

Confirmó que lo que se hizo entonces fue poner en conocimiento al delegado César Sosa simplemente de cómo avanza la negociación. Desde el gremio, en tanto, Soto aseguró que en el marco de las conversaciones siempre están dispuestos a escuchar “todo lo que sea en pos de que el compañero esté mejor y, como siempre, estamos dispuestos a dialogar”.

 

Las rechazadas ofertas salariales

 

Como se informó a través de estas páginas, hacia fines del mes pasado el sector solicitó una actualización salarial del 35 por ciento para todo el año, y tras las primeras conversaciones hubo acuerdo en implementar una paritaria desdoblada.

Hasta el momento se presentaron dos ofertas que obtuvieron la negativa del sindicato. La primera contemplaba una suba del 15 por ciento para la primera etapa con el compromiso de retomar las conversaciones el 1 de junio para evaluar qué porcentaje se complementa para la segunda etapa del año.

La segunda, en tanto, mantenía la modalidad de paritaria desdoblada con una actualización en los haberes del 15 por ciento a partir del 1 de febrero para la primera parte del año e incorpora una suma fija no remunerativa y no bonificable de mil pesos desde marzo a junio, y el compromiso de retomar a mitad de año las negociaciones con un piso del 13 por ciento para el segundo semestre.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario