¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Ejecutivo sostuvo que hay mil empleados nuevos desde 2003, cuando el Municipio estaba “paralizado”

El jefe de Gabinete del Municipio, Mario Civalleri, realizó su lectura sobre el incremento de la planta del personal del Municipio y rechazó que se haya duplicado durante los 13 años de gestión que lleva el intendente Miguel Lunghi. En principio, desmintió que en 2003 hubiera 1.170 (el dato surgió del presupuesto de ese año) trabajadores y elevó esa cifra a 1.500. Además, argumentó que cuando asumieron la comuna estaba “paralizada” y heredaron unos 3 mil planes sociales municipales, provinciales y nacionales.

Molesto con los datos que publicó El Eco de Tandil, indicó que “la información oficial arroja que en el año 2003, había 1.493 empleados, 977 en la Administración Central y 516 en el Hospital”. Es decir, 323 más que los 1.170 que se informaron al Concejo Deliberante en la ordenanza de presupuesto de ese año.

En los números del presupuesto de 2003 figuran 694 empleados en la Administración Central, 437 en el Hospital y 39 en el Legislativo, lo que arroja un total de 1.170.

En tanto, Civalleri objetó que “teniendo en cuenta la estructura de personal, en la nota dice 694 en la Administración Central; están consignados 658, pero no estaba el personal político, el personal jerarquizado, los contratos mensualizados, los concejales (N.d.R: estaban contemplados 39 cargos del Legislativo entre los 1.170), personal administrativo, horas cátedras y jubilados. Eso da el total de lo que es la Administración Central. Esta planilla que marcaba 977 en el año 2003 con los 658, ahora marca 1.585”.

El jefe de Gabinete informó que “lo que hoy (por 2017) son 1.500 empleados en la Administración Central, “que son cargos financiados pero no están todos cubiertos, en realidad son mil cuatrocientos y pico, eran 977 en 2003. Y en el Hospital eran 516, de los 1.003 que hay ahora. En la nota dice que 1.142 son los datos del Hospital con las reservas, hay 1.003 empleados nombrados”.

El contexto
de 2003

El ingeniero argumentó que “en 2003, año en el cual el país tenía una serie de dificultades, alrededor del Municipio de Tandil giraban alrededor de 3 mil planes sociales. Cuando asumí en la Secretaría de Obras Públicas, en la planta alta del Banco Hipotecario, había cinco administrativos y de los cinco administrativos, tres eran planes. La Dirección de Obras Sanitarias tenía cuarenta y pico empleados y tres cuadrillas de 90 operarios. La Dirección de Vialidad, lo mismo. En la Dirección de Cultura, el 80 por ciento del personal que trabajaba tenía un plan. La verdad es que la demanda de esa época -que muchos periodistas cuestionaban- era la precarización laboral que sostenía el Estado”.

El jefe de Gabinete explicó que implementaron un programa gradual de incorporación que se acordó con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, que “le dio prioridad a todos esos planes para ir siendo incorporados a la planta municipal, porque si en un momento esos planes desaparecían el Estado no podría brindar determinados tipos de servicios”.

Molesto, Civalleri expresó que “quiero decir mi verdad: el Municipio de Tandil en 2003 tenía 1.500 empleados de planta y debía tener mil planes trabajar. Hoy tiene 2.500 empleados. No hace falta hacer muchas cuentas para ver cómo ha sido el proceso”.

En ese sentido, el jefe de Gabinete indicó que “debemos andar entre los 400 a 500 planes que pasaron a planta a lo largo de los años” y explicó que algunas personas aceptaron realizar una contraprestación educativa, entonces se desvincularon de la comuna al finalizar los estudios.

Otra ciudad

Por otra parte, el funcionario remarcó que “la ciudad de Tandil de 2003 no es absolutamente para nada la misma que hoy. Incorporamos tres hospitales, servicios odontológicos, trabajadora social en todos los centros comunitarios. Es decir, la ciudad que es hoy, con esta dotación de personal y con este presupuesto, es la ciudad que este gobierno o este partido político le ha propuesto a la comunidad y la comunidad lo ha votado, porque se supone que si lo vota y por la cobrabilidad de tasas, es porque medianamente lo apoya”.

Remarcó que “no se puede olvidar lo hecho”, por eso enumeró buena parte de los programas, como “el sistema de salud más envidiado de la provincia de Buenos Aires”, como las incorporaciones de espacios culturales y verdes.

“La ciudad estaba paralizada, después del derrumbe del país de principios de 2000, donde el Municipio no ocupaba el centro de la escena política, con un gobierno que vino y se instaló en el centro de la escena política. A unos les gustará más, a otros les gustará menos, pero la realidad es que el Municipio se plantó en todo. Armó un plan de descentralización, construyó centros comunitarios, los CIC, generó actividad y el Estado se puso al frente para recibir toda la demanda”, manifestó.

Al volver a comparar con el año 2003, remarcó que “es otra ciudad, tiene otra prestación de servicios a la comunidad y eso se hace con gente, y este Gobierno se ha sometido en cada una de las elecciones al juicio de la gente respecto de lo que le da”.

Los números
actuales

Por otra parte, Civalleri consignó que “en 2001 Tandil tenía una población de 104 mil habitantes aproximadamente, con 1.500 empleados municipales, 14,4 empleados cada mil. Esto es una publicación provincial, no lo hice yo. Hoy esta relación, estamos hablando de 18 empleados cada mil o un empleado cada 58 habitantes” y sostuvo que tiene menos personal que los municipios de su mismo tamaño.

Además, leyó un párrafo de la respuesta a un pedido de informes sobre el personal que realizó el Concejo Deliberante, donde detalló que “la actual dotación de personal presenta 2.003 empleados en la planta permanente, 321 agentes bajo la modalidad de contratados, 226 agentes con horas cátedra y 29 que están percibiendo anticipos jubilatorios. Es decir, unos 2.579 agentes que para una población estimada de 140 mil habitantes significa aproximadamente 18 agentes por cada mil habitantes o un empleado cada 58 habitantes. Este indicador ubica a nuestra ciudad por debajo de la media provincial para ciudades de escala similar y con una cantidad razonable de personal temporario contratado”.

Al refrendar su postura, reiteró que “el Municipio se ha puesto al frente de la escena en todos los rubros, en materia de servicios”.

Para cerrar, en relación al equipo del Intendente, informó que “hay 79 cargos políticos, hablo de secretarios, subsecretarios, directores y coordinadores, sobre un total de 2.500 empleados, con lo cual debe ser más o menos el 3 por ciento” e indicó que en 2003, “serían cuarenta y pico”.

“Ha crecido la planta política porque cuando se crea una estructura de servicios como la que ha creado este Municipio, se necesita más conducción”, dijo y enumeró las nuevas áreas como Niñez y Adolescencia, Violencia de Género y la Secretaría de Protección Ciudadana.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario