¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Gobierno negó impulsar un tope en los aumentos salariales

El Gobierno negó hoy estar impulsando un tope en aumentos salariales y pidió al empresariado actuar con “responsabilidad” para no trasladar a precios los incrementos que surjan de las paritarias.

El pedido de diversos funcionarios del Gabinete nacional se da en un momento en que los gremios bancarios y metalúrgicos convocaron a medidas de fuerza por la falta de acuerdo en las negociaciones paritarias y la Unión Industrial pretende imponer un techo del 25 por ciento.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se pronunció a favor de alcanzar discusiones paritarias donde se logre un “número razonable”.

Fernández dijo esperar que en el debate paritario se “encuentre la vuelta a un número razonable que no se vaya de madre respecto del impacto que pueda tener en los precios”.

Respecto del porcentaje que propicia la UIA, el jefe de Gabinete dijo: “Eso va a tener que salir de la discusión una vez que estén sentados a la mesa y que encuentren una alternativa a ese punto. No quiero meterme”.

El funcionario se expresó de este modo en declaraciones formuladas en Casa de Gobierno, al ser consultado sobre las discusiones salariales de los distintos sectores gremiales.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, reclamó a empresarios actuar con “responsabilidad” para que no trasladen a los precios los ajustes salariales.

Paritarias libres

En conferencia de prensa, Kicillof consideró que “las paritarias son libres” y, por eso, negó que el Gobierno intente imponer un techo en el porcentaje del incremento.

El funcionario reclamó a sectores empresariales de todas las ramas productivas que una vez acordadas las paritarias no se den vuelta a remarcar los precios de sus productos, porque eso termina por licuar las mejoras salariales.

“Les pido responsabilidad. Que no den incrementos pensando en trasladarlos a precios porque eso afecta a todos los consumidores. Lo que debe hacer un empresario ante un alza en la demanda es invertir y expandir la producción”, dijo.

Kicillof sostuvo que el Gobierno necesita que “todas las variables estén sobre la mesa”, pero descartó de plano que él u otro funcionario hayan tratado de imponer un techo del 25 por ciento para las mejoras salariales y adjudicó esas versiones a “campañas de prensa malintencionada”.

“Hay algo claro: el Gobierno no es el que paga las paritarias. Es una negociación entre empresarios y trabajadores, cada uno cuidando sus intereses. El Estado actúa sólo de observador, acompaña el diálogo”, dijo el funcionario en conferencia de prensa.

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, sostuvo que pedir un tope por decreto, como lo hizo la UIA, va en contra del “espíritu de las paritarias” y pidió a sindicatos y empresarios “que sean razonables”

En una visita a la ciudad bonaerense de Presidente Perón, Randazzo señaló que “el espíritu de las paritarias es que se pongan de acuerdo empresarios y trabajadores, para que en una negociación racional y razonable, lleguen a acuerdos que beneficien a todos”.

“Lo importante es que se respeten las fuentes de trabajo y la capacidad de mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores”, remarcó.

Sobre el porcentaje de ajuste, afirmó que “dependerá de cada una de las actividades, y requiere una gran responsabilidad por parte de los empresarios, para que no exista un incremento indebido de precios”. NA

Nota proporcionada por :

Deja un comentario