¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Intendente autorizó un aumento salarial del 12 por ciento para la totalidad del personal político

Tras alcanzar un acuerdo con el Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT) en abril de este año, que implicó una actualización salarial de un 35 por ciento, se puso en suspenso el traslado de la suba al personal político en el marco de un complejo escenario económico.

Por aquel entonces el secretario de Economía, Daniel Binando, mostró cautela al señalar que antes de tomar decisiones en ese sentido debían evaluar la incidencia del acuerdo al que se llegó finalmente y aguardar hasta contar con un panorama más claro.

Superado el primer semestre, el intendente Miguel Lunghi dispuso aplicar una suba al personal político, entre secretarios, subsecretarios, directores y coordinadores, de un 12 por ciento. La medida alcanza a unos 80 funcionarios que integran el equipo de Gobierno.

Un 12 por ciento más

En diálogo con El Eco de Tandil, el secretario de Economía, Daniel Binando, confirmó la orden que emanó el Ejecutivo de otorgar al personal político un aumento del 12 por ciento sobre los sueldos de octubre del año pasado, que fue el último reajuste que tuvieron estos haberes, y que el impacto sobre el presupuesto de 1.020 millones de pesos alcanza a 46 millones de pesos en todo el año.

“Sobre los montos que veníamos percibiendo desde octubre hasta ahora, este mes percibimos un 12 por ciento de incremento”, puntualizó respecto a una decisión “exclusiva del Departamento Ejecutivo”.

El incremento acordado con el sindicato por obligación alcanza a los haberes de los concejales y del Intendente, mientras que es el jefe comunal quien decide si lo traslada a los demás funcionarios del Departamento Ejecutivo.
“No tiene nada que ver con el aumento de los municipales. Los sueldos políticos son extraescalafonarios, van por fuera del sistema del empleado de planta permanente”, aclaró el secretario de Economía, quien rescató que cuando las condiciones económicas lo posibilitaron los colaboradores cobraron los aumentos al igual que el resto de los empleados.

En concreto, se trata de personal político “sin estabilidad” que es nombrado por el Intendente “y terminan sus funciones cuando cambia el Ejecutivo”, por lo que remarcó que “no tendría que asociarse para nada con lo que deben cobrar los empleados municipales de planta permanente”.

Reconoció que esta circunstancia es utilizada “políticamente” en las negociaciones en cuanto a los haberes que debe percibir cada uno y justificó que “las funciones son distintas”.

Independientemente de los métodos implementados para trasladar las subas, el secretario pidió tener en claro que dentro de la estructura “hay una parte que está a cargo de la gestión, el Intendente, los políticos; un sector intermedio donde está el personal jerárquico, de planta permanente, los directores o coordinadores de carrera, capataces y después el sector operativo”.

Estas últimas dos partes son las que maneja el sindicato y acuerda con el Municipio. “Y la parte más gerencial, de gestión en la estructura, el Intendente ha otorgado un 12 por ciento”, insistió.

Las razones
del aumento

Para justificar las razones de la suba, Binando repasó que “las tasas las estamos cobrando bien, de acuerdo a lo que habíamos mantenido presupuestariamente”, lo que representaba “una duda” en los primeros meses del año ya que podría darse un descenso en la recaudación por la situación que se estaba atravesando.

“La gente de Tandil ha respondido bien a las tasas y hemos cerrado el primer semestre de acuerdo a lo que estábamos estableciendo presupuestariamente. Vimos que no había modificaciones y esto nos daba ciertas garantías de que lo que habíamos previsto para otorgar de incremento para mantener los valores del salario del personal extraescalafonario, lo podíamos hacer”, argumentó.

Pese a la decisión, ratificó que continúa la austeridad en medio de un complejo escenario económico. “Hay que priorizar gastos, comprar de la mejor forma posible, ver que cuando se encaran nuevos proyectos que sean sustentables en el tiempo. En esta nueva etapa del Gobierno se administra de una forma muy distinta a como se venía haciendo”, esbozó.

Y entre las razones, citó que durante la anterior gestión “estábamos acostumbrados que circulante siempre iba a haber, que se mandaba una cifra de Provincia y después se mandaba más, producto de la emisión monetaria”.
En este sentido, opinó que “tanto el Gobierno nacional, provincial como los municipios hemos entendido que ahora la gestión se tiene que hacer bajo otras directrices”.

Reclamos

Este nuevo escenario podría desencadenar otros reclamos del gremio que dirige Roberto Martínez Lastra, que ya canalizó pedidos vinculados al personal municipal.

A propósito de ello, Binando advirtió que “lo que el sindicato pueda llegar a determinar tiene que estar tomado sobre las realidades del contexto y no lo que le pasa al personal político”.

“Obviamente quienes tienen responsabilidad de gestión somos los colaboradores del Intendente y así funciona el sistema. Me parece que los argumentos tendrían que pasar por otro lado y no por lo que ganan los políticos”, arremetió el secretario para rechazar un eventual reclamo. u

Lunghi acompaña
a sus colaboradores

“El Intendente siempre nos acompaña a nosotros”, aseguró Daniel Binando en referencia a la decisión que adoptó la máxima autoridad de la ciudad frente a la suba que por ley le correspondía cobrar.

En abril, tras sellarse el acuerdo con el gremio, se implementó un mecanismo mediante el cual se restituía la proporción de los haberes del jefe comunal correspondiente a la actualización salarial a las arcas comunales.

La situación se mantuvo hasta este mes, que “cobrará un 12 por ciento más con respecto al sueldo de octubre del año pasado. Y la diferencia que marca lo que le exige la ley lo vuelve a ingresar a las arcas municipales”.

La mirada del sindicato

A través de su página web, el Sindicato de Trabajadores Municipales publicó la novedad. Con tono irónico, y bajo el título “Lunghi aumentó el sueldo de los políticos”, sumó otro motivo para reclamar por los salarios del personal de planta.

“Entre gallos y medianoche, intentando burlar a través de maniobras retóricas el ojo de águila hambrienta del sindicato, Lunghi otorgó a partir del sueldo de julio, un 12 por ciento de aumento a su séquito político”, plantearon y aclararon, a modo comparativo sobre los porcentajes otorgados, que “no es lo mismo el 12 de ellos que el 12 de un trabajador de carrera”.

En esa línea, marcaron que “todos recordarán los llantos desbordados por el mandamás y sus más fieles lazarillos en distintas oportunidades hablando de la crisis que atraviesa el Municipio, de los recortes y el acto de despojo que tuvieron los cientos de fieles colaboradores del señor Intendente al no recibir el aumento salarial en marzo”.

Y apuntaron que “demostrado está con este aumento para los políticos que la situación ha mejorado para el Municipio, eso es bueno ya que los trabajadores estamos sintiendo el embate de los tarifazos y estaríamos necesitando una recomposición salarial”.

Tras deslizar un posible escenario de reclamo, agregaron que “esperamos que ahora, en este panorama prometedor, paguen las categorías adeudadas; realicen los pases a planta permanente adeudados; entreguen la ropa y herramientas de trabajo adeudadas; ingresen el personal faltante; provean al Hospital y centros de salud de los insumos necesarios; realicen las reuniones paritarias”.

“Sabemos que tenemos un Intendente caracterizado por su amplio sentido de justicia social y sabrá repartir las riquezas de una forma que garantice la equidad”, expresaron.

Y a modo de cierre, trazaron la nueva escala salarial del personal político: “Secretario: 45.915,38 pesos (4.919,50 más); subsecretario: 37.585 pesos (4.026,94 más); director: 35.062,63 pesos (3.757,71 más); y coordinador: 25.044,64 pesos (2.683,35 más)”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario