¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Con el oído Agudo

FONDO SOJERO

 

Después de la caída de la Resolución 125 y la ruptura de relaciones con el campo en el comienzo de su primer gobierno, y cuando las críticas arreciaban por el sistema de retenciones a la producción agrícola, la presidenta Cristina Fernández creó el vulgarmente denominado “Fondo Sojero”. De esta manera, parte de lo recaudado por la carga tributaria a la soja se destina a las provincias y, a través de estas, a los municipios.

El Decreto Nacional 206, firmado el 19 de marzo de 2009, dio origen al Fondo Federal Solidario. La normativa indica que el 30 por ciento de la recaudación por los derechos de exportación de soja y sus derivados será destinado a las provincias y municipios, con el objeto para financiar obras de infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial (en ámbitos urbanos o rurales). Se estableció la prohibición de utilizar el dinero proveniente del Fondo para el financiamiento de gastos corrientes.

Bajo la Ley 13.976, la provincia de Buenos Aires adhirió al Decreto Nacional 206. La normativa provincial fijó, además, que el 70 por ciento de los recursos percibidos por el Fondo Federal Solidario son para el gobierno bonaerense, mientras que 30 por ciento restante se distribuye entre los municipios, en forma automática, según las pautas establecidas por la Ley de Coparticipación Impositiva Municipal. El decreto 206 estableció como mínimo en “el 30 por ciento” el reparto a las comunas, y esa base tomó Provincia.

Del primero de enero al 30 septiembre de 2015, la provincia de Buenos Ares percibió 2.724.129.012  de pesos por el Fondo Sojero, de los cuales los municipios recibieron 817.238.587 de pesos.

Durante la campaña presidencial, Mauricio Macri había anunciado que, si era gobierno, quitaría todas las retenciones a los demás cereales y oleaginosas, y que la de la soja bajaría gradualmente cinco puntos por año hasta hacerlas desaparecer. Y así fue. Una de las primeras decisiones políticas que tomó al asumir la presidencia fue anunciar que eliminaría los derechos de exportación para trigo, maíz, sorgo, carne y pesca y economías regionales. En el caso de la soja, pasó del 35 a 30 por ciento.

En el medio comenzaron los reclamos distritales. Según cita la revista platense La Tecla,  el primero en alzar la voz fue La Matanza, desde donde advirtieron que no resignará «ni un centavo» del Fondo Sojero.

Así lo dijo el flamante jefe de Gabinete de ese distrito, el tandilense Alejandro «Topo» Rodríguez, que explicó que la baja de las retenciones a la soja anunciada por Macri impactará negativamente en los recursos que perciben los municipios.

El ex funcionario del gobierno de Daniel Scioli se refirió a la posible reducción de los recursos que reciben los municipios bonaerenses a raíz de la disminución de las retenciones a la soja anunciada y sostuvo que «no es aceptable que la decisión perjudique a las provincias y municipios porque estamos hablando de financiamiento de obras muy importantes, especialmente para los sectores más humildes y para los trabajadores”.

Además sostuvo que “cuando se toman estas decisiones hay que tener siempre en cuenta el conjunto de efectos e impactos”. “Con el nuevo esquema del 30 por ciento de retenciones sólo se recibirán 90 pesos de cada 1000 que se recauden. Es decir que las provincias y los municipios estaremos resignando un 14,5 por ciento de los recursos que se percibían”, explicó.

Percibido por distrito en 2015, lo que se consigna es el acumulado en el período enero-septiembre en el caso de Tandil serían 8.966.415 de pesos.

 

COMENZO LA CARRERA

 

Largo y tendido se ha expuesto en esta sección sobre la inevitable carrera por la sucesión que han decidido emprender correligionarios varios al son del ritmo que impone el pediatra, quien goza de una imagen inmaculada al paladar de la mayoría de los vecinos, ratificado recientemente en las urnas.

Si bien hasta aquí nadie ha sacado los pies del plato, es sabido del interés de unos cuantos por ponerse en carrera rumbo a lo que será ser la cara de la alternancia radical después de los cuatro años de Miguel Lunghi.

En ese tren, como se informó oportunamente, Marcos Nicolini largó en punta, al menos a la hora de confesar abiertamente su interés pero sin pisotear la gestión.

En ese tren, lo que para algunos le resultó llamativo es que haya elegido como plafón político elegir al Concejo Deliberante y no ocupar un cargo ejecutivo, sabido es que desde el deliberativo -salvo raras excepciones- pocas acciones propositivas se pueden realizar a la hora de dar respuestas a las demandas vecinales.

De todas maneras, Nicolini emprendió “la aventura”, y en los primeros pasos, primeras sesiones, dio señales de querer imprimir su sello y por qué no diferenciarse.

Así las cosas, ganándose la “fama” de dirigente componedor y dialoguista (desde el sindicato y la oposición lo subrayan como el único lunghista posible de conversar por encima de la soberbia de sus pares) acompañó en un reciente pedido de los bloques opositores para que se acelere el mecanismo a la hora de responder los pedidos de informe por asuntos varios que se demanda desde los bloques al Ejecutivo.

 

CARPETAS A LA PLATA

 

El intendente Miguel Lunghi comienza a transitar los primeros días de su cuarto mandato al frente del Ejecutivo local y, por ende, a reforzar las gestiones para el cumplimiento de una serie de proyectos que planea concretar en los siguientes cuatro años.

En ese tren, fue durante su participación en las reuniones en La Plata con el equipo de gobierno de María Eugenia Vidal que estableció el contacto para lograr un encuentro con la ministra de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Zula Ortiz.

La audiencia fue confirmada en los últimos días y tendrá lugar este martes en la capital provincial.

Según pudo saber este Oído el pediatra tendrá por objetivo presentar a la funcionaria los proyectos que diagramó en busca del financiamiento que permitan su ejecución durante el período de gobierno.

Entre ellos el Hospital Odontológico, la ampliación de la guardia del Hospital Municipal “Ramón Santamarina”, la segunda etapa de los consultorios externos, entre otros.

 

SE QUEDA

Semanas atrás, luego de la asunción de las nuevas autoridades, la ex presidenta del Consejo Escolar, Susana González, ratificó su decisión de dar un paso al costado y habilitó su puesto a Héctor Mastropierro.

Por entonces la funcionaria -que estuvo dos períodos al frente del organismo municipal- anunció que estudiaba una propuesta realizada para ocupar un puesto en el Ejecutivo.

Sin embargo, nadie se animaba a confirmar la especie frente a las consultas periodísticas realizadas.

Así, lo que parecía casi una autopostulación, un mecanismo muy en uso por estos días, con el correr de los días recobró forma y se transformó en una posibilidad.

La posibilidad, entonces, es que Susana González ocupe un cargo dentro de la Dirección de Educación, a donde asignaron a Guillermina Cadona.

SITUACION EMBARAZOSA

 

Una situación verdaderamente embarazosa vivió un funcionario municipal en oportunidad de realizarse un brindis de fin de año del Sindicato de Prensa en el bar Antonino, en el cual se entregaron distinciones a periodistas por su trayectoria profesional.

Es que, el director de Turismo Alejandro Bonadeo se acercó a una periodista del diario El Eco de Tandil, le tocó la panza y le dijo “felicitaciones, el nuevo año empieza con mucha alegría”.

Por la cara de asombro de la periodista y una colega que se encontraba allí se dio cuenta de que había cometido un error, ya que la profesional no estaba embarazada.

El funcionario, no sabía cómo salir de la complicada situación en la que, con una falta total de tacto, se había metido y sólo atinó a decir: “metí la pata. Que fea situación”.  A lo que siguieron una serie de frases que sólo embarraban más la cancha como “qué feo cuando te pasa eso” y concluyó diciendo: “bueno, tal vez te estoy augurando algo lindo”.

En fin, el funcionario no supo cómo salir del pantanal en el que se había metido y la periodista comenzó a considerar dar inicio a una dieta ante el desafortunado comentario.

 

 

CENTRO COMERCIAL

 

Luis Armani, el dueño del inmueble del ex Banco Comercial emplazado en la privilegiada esquina de Rodríguez y Pinto, parece que ha renovado su interés en cristalizar el anunciado Paseo del Banco,  postergado desde hace años por razones varias.

Una de las razones no confirmadas da cuenta que la obra está parada porque se quedó sin financiamiento del retirado Gobierno nacional (a más datos, los comentarios hablaban de que De Vido lo había bochado…).

Ahora bien, con el cambio de gobierno parece que nacen nuevos bríos para la iniciativa inmobiliaria.  «Vamos a arrancar»,  por ahora «no tengo precisiones, tengan un poquito de paciencia, pero vamos a arrancar», se lo escuchó decir a Armani a allegados, asegurando que en un tiempo habrá novedades de su parte. Habrá que seguir expectantes entonces…

 

CAMBIO

 

Desde hace un tiempo los rumores en la ciudad indicaban que la empresa denominada La Moneta, dedicada a operaciones financieras de distinta índole, no continuaría funcionando.

Todo un impacto teniendo en cuenta que son varias las personas afectadas a esa tarea la que quedarían sin trabajo. Sin embargo una buena noticia se pudo conocer en las últimas horas a través de las redes sociales.

En calle Pinto 709 esquina 9 de Julio, comenzará a funcionar en breve otra firma vinculada también al mundo de las finanzas y con el propio proyecto elaborado por el mismo equipo de trabajo que estuvo desempeñando funciones para la empresa La Moneta, cuya sede central es oriunda de Mar del Plata.

La ilusión de los trabajadores es mucha, tanto que difundieron un mail [email protected] y un número de teléfono (4387780) para aquellas personas que lo deseen puedan contactarse con la incipiente empresa que está pronto a comenzar su labor diaria.

También hay que mencionar que a toda la gama de prestaciones económicas se le sumará un Ripsa, para que los contribuyentes puedan abonar los distintos servicios.

———-

Pedir perdón

 

Por Guillermo Liggerini

Quien escribe, como secretario de la Redacción del Diario se ve en la obligación de realizar una aclaración. Más bien una rectificación por un grosero yerro cometido en esta sección, el cual provocó el lógico daño en el buen nombre y honor de quien fue señalado.

Como bien sabe el lector, el oído agudo se vale de trascendidos,  rumores que hacen al quehacer comunal como así también a personalidades de la ciudad y más allá también, transitando en muchas oportunidades en una delicada cornisa que se sustenta en la credibilidad del autor del artículo, sustentado también en quienes resultan las fuentes de información.

Fiel al estilo y a la trayectoria de este Diario, jamás se busca perjudicar a la persona, pero sí se puede poner en tela de juicio el rol que comprende en su función pública, nunca privada.

Sabemos que en muchas oportunidades, el tono crítico que implica el rol que nos toca hace que los involucrados a veces se confundan, buscando un trasfondo minado de mala intención o persecución, especulación que no está en la esencia de quienes integramos esta Redacción. Nunca ocurrió ni ocurrirá.

Pero el caso que nos compromete y nos obliga a subsanar tiene que ver con un trascendido que este Diario recogió desde las entrañas del Poder Judicial que hablaba de un flamante funcionario involucrado en un expediente judicial penal, más precisamente por el escándalo de los subsidios en la Secretaría de Desarrollo Social, instrucción elevada a juicio con la imputación al ex subsecretario Rubén Diéguez, hoy ocupando otro cargo también dentro de la órbita municipal.

A más datos, erróneamente se mencionó sobre la posibilidad de que el arquitecto Roberto Guadagna, recientemente asumido como secretario de Obras Públicas, tuviera una relación previa con el lunghismo a partir de que su hijo habría cobrado uno de los “famosos” subsidios a indigentes que la Justicia le imputó al funcionario lunghista.

La versión es totalmente falsa. En verdad la fuente que acercó esa información se equivocó de profesional del mismo rubro (o sea, arquitecto) cuyo hijo sí figura en el expediente penal y de hecho ya prestó declaración (detalles que seguramente serán ventilados en un venidero juicio),  por lo que aquello que se publicó no hizo más que perjudicar la imagen del actual secretario comunal, con amplia trayectoria tanto en el ámbito académico como en la actividad privada.

En tiempos donde todo está en tela de juicio, desde el poder político, el judicial, el dirigencial, el eclesiástico y el periodismo en particular, es dable reconocer, en este caso, un grosero error que, esperamos, sea salvado con esta aclaración necesaria, tanto para el damnificado, para su hijo,  y hasta para el propio Diario, cuya historia despeja cualquier posibilidad de duda sobre malas intenciones u operaciones en pos de dejar mal parado a alguien por algún interés en particular.

Quien escribe estas líneas tiene como principal bandera en este oficio la credibilidad y la honestidad. u

Aceptar una equivocación y pedir disculpas, dejan en alto esa bandera.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario