¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El padel local disfruta varias reapariciones

Desde hace unos tres años, el padel goza nuevamente de buena salud en Tandil. Tras aquella potente irrupción de comienzos de fines de los ’80, la actividad decayó hasta prácticamente desaparecer.

Hoy, con una entidad como APT que trabaja a destajo en pos de motivar y hacer sentir cómodo al jugador, esta disciplina ha recuperado un sitio de privilegio en el deporte tandilense, tendencia tangible en la cantidad de adeptos que se ganan día a día, en la evolución del nivel y el desarrollo de la enseñanza, entre otras aristas.

Tres históricos del padel de la ciudad como Fernando Petrucci, Luciano Bogarín y Alejandro Allisiardi atraviesan una especie de segundo ciclo, tras largos años de ausencia.
Los tres se prestaron al diálogo con El Eco de Tandil:

Petrucci: –Se nota que el padel resurgió, no recuerdo bien en qué año había muerto.

Bogarín: –Se vino muy abajo en 1994 ó 95, dejó de haber torneos, quien quería jugar tenía que irse a Mar del Plata. A nivel local, comenzaron a cerrarse las canchas y no se conseguía gente para jugar. Hace unos meses me invitaron a jugar, vine y encontré un montón de caras nuevas, chicos que juegan muy bien, y una gran organización, en la distribución de las categorías, la presencia de fiscales, la prolijidad de los torneos y demás.

-Algo que no se daba antes.

Allisiardi: –Seguro, en Uncas había unos torneos en los que se juntaban jugadores de tres categorías distintas.

Bogarín: –Había un ranking, pero nadie que fiscalizara, te podías cruzar con un rival de cualquier nivel.

-¿Cómo se dio el regreso de ustedes?

Petrucci: –En mi caso, por invitación de Germán Sfilio, en septiembre del año pasado. Me anoté en sexta para probar y me sacaron de una. Ahora, estoy en cuarta.

Bogarín: –Hace dos o tres meses que me sumé nuevamente, todavía no he jugado torneos. Pasaron 20 años en los que debo haber jugado un turno o dos.

Allisiardi: –Yo volví hace un poco más, casi 3 años, después de 23 alejado. La parte de la competencia es lo que más me gusta, tuve la suerte de ganar el Nacional en quinta, ahora juego en cuarta.

-¿Encontraron un deporte distinto?

Petrucci: –Sí, yo no puedo acostumbrarme a volear la devolución, porque antes no valía, los primeros dos tiros tenían que picar.

Bogarín: –Hoy hay mucha más velocidad y potencia. Antes, teniendo control hacías diferencia, ahora es todo físico.

-¿Qué compañeros tenían?

Petrucci: –Yo jugué mucho con Mariano García Diez, también lo hice con el “Negro” (Marcelo) Gómez.

Bogarín: –En mis comienzos, en cuarta y tercera, con “Cachito” Iribarren. Después jugué mucho con “Cachi” Alvarez.

Allisiardi: –Yo tuve como compañeros a “Rody” Becchi, al “Negro” Ascensio y al “Negro” Araujo.

 

Nota proporcionada por :

Deja un comentario