¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El PRO se sumaría al pedido de reunión con el Directorio de la Usina

El concejal del PRO, Claudio Ersinger, habló sobre el informe que acercó al Concejo Deliberante este viernes el directorio de la Usina Popular y Municipal, en respuesta a la acusación recibida por su par del Frente para la Victoria, Rogelio Iparraguirre, en el que la entidad mixta reconoce la deuda que mantiene con la distribuidora eléctrica Cammesa.

Si bien el edil macrista se mostró cauto, resaltó que existe “una situación irregular” que evidentemente no fue dada a conocer y que amerita una explicación. Desde el PRO consideró que en el informe y el anexo acercados desde la cúpula de la Usina se evacuan “en gran medida las dudas”, aunque aseguró que estarían de acuerdo –como bloque- en convocar a las autoridades para que respondan “más preguntas”, si eventualmente así se lo considere desde el Deliberativo local.

En diálogo con El Eco de Tandil, Ersinger confirmó -en principio- que el viernes, en el Concejo, estuvo analizando, junto a sus pares “obviamente con preocupación”, lo que había trascendido en los últimos días y que había pasado a tener “otro viso” ya que surgió de uno de los bloques la idea de convocar a personal del directorio de la Usina y, a partir de ello y antes de que tomara fuerza de forma definitiva, también surgió desde la propia Usina la posibilidad de enviar un informe escrito al Concejo Deliberante y “así lo hicieron en horas del mediodía”, ratificó.

En concreto contó que recibieron “un informe de cuatro carillas”, en el que detallan la situación justamente a la que hace referencia la nota publicada por este Diario y un anexo que complementa esa información con las notas que intercambiaron con Cammesa, la empresa que provee la energía eléctrica a las distribuidoras.

Por lo tanto, el edil consideró que “la intención de convocar a personal de la Usina para nuestro espacio político, en particular, queda supeditada a si este informe que enviaron no responde o no evacua todas las dudas que se pueden haber planteado, que obviamente refiere a una cifra muy grande”.

“Sobre todo -planteó- la duda más grande que se instala es si los usuarios pagamos por un servicio, ¿a dónde va ese dinero? Porque -en definitiva- si la Usina, a su vez, no le paga a la distribuidora de la electricidad, a dónde va esta masa importante de plata”.

 

El manejo de la información

 

Si bien desde la empresa se reconoció mediante la nota acercada al Concejo la deuda que mantiene con Cammesa, la pregunta que también se desprende de esta situación y que fue planteada por el concejal Iparraguirre es por qué motivo no fue dada a conocer públicamente esa decisión empresarial a los contribuyentes.

En este sentido, el concejal del PRO subrayó que “la Usina, que es una sociedad de economía mixta, tiene una rutina como cualquier sociedad comercial, en la que el directorio tiene que convocar a asambleas y las asambleas tienen que, además de otras actividades y funciones, aprobar o no los balances”.

Señaló que “en principio, la parte privada, tan responsable y tan preocupada por la situación de la empresa -al igual que la parte pública- hasta ahora han convalidado las gestiones. Es decir que cuando se habla de un atraso o de una deuda de 2014, el año pasado en 2015 se aprobó el balance y el directorio aprobó esta gestión. Y en el año 2013 pasó exactamente lo mismo”.

Por lo tanto, respecto a si ha habido “un ocultamiento”, advirtió que “la realidad es que la parte pública está representada por representantes que pone el Ejecutivo y, si no se lo informa al Deliberativo, es porque evidentemente no se encontraron con la necesidad de transmitir esta información porque es algo que, tal vez, la empresa misma tiene previsto los mecanismos para poder resolverlo”.

 

“Hay una situación irregular”

 

Aclaró que diciendo esto su intención no es “justificarlo”, pero admitió que la idea es “sí decir qué le pasa a otras distribuidoras que tienen otra composición distinta de la entidad de economía mixta. Están en la misma situación, le deben a Cammesa en mayor o menor grado, siendo que son privadas, que son empresas que juegan el ciento por ciento de su patrimonio. Y en este caso, no se trata de una empresa que le deba al Municipio, sino el Municipio –por su participación- le está debiendo a la compañía distribuidora de energía”.

Por lo tanto, Ersinger remarcó que “hay una situación irregular, los ciudadanos no estaban al tanto y nosotros como representantes tampoco y nos enteramos ahora. Y creo que a partir del informe y de su anexo se responden en gran medida las dudas y lo que falta, eventualmente si hubiera necesidad, es elaborar algunas preguntas y acercárselas a las autoridades de la Usina y ahí vemos”.

 

La postura del PRO

 

Indicó en ese sentido que hasta ahora siempre que han convocado a “funcionarios de primer nivel de la órbita municipal, han venido al Concejo y han contestado las preguntas”. Entonces, estimó que en caso de que queden dudas respecto al informe y su anexo, “se va a hacer lo mismo” y, desde el PRO, dijo que estarían de acuerdo como bloque que “eventualmente se respondan más preguntas que las que puede aclarar el informe”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario