¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Viernes Santo se cocinó la paella más grande

El Museo Histórico Fuerte Independencia y el Centro Andaluz de Tandil realizaron ayer la paella más grande del Viernes Santo, que superó las setecientas porciones. Con una receta tradicional, ingredientes de calidad y los secretos de los condimentos españoles, vendieron al público las bandejas en el jardín del museo.

La sexta edición de este evento social y cultural comenzó a gestarse a principios de semana, cuando desde el Centro Andaluz plantearon qué necesitaban para cocinar esta paella. “Son los que saben. Nosotros somos un grupo que colabora también para picar las verduras que se le ponen y en la preparación, pero dirige todo el Centro Andaluz”, contó el presidente del Museo Oscar Granato.

La enorme paellera se trasladó dos días antes a la institución de 4 de Abril y Mitre, además de los freezers para conservar el pescado. “Hay una logística. Se busca el lugar, que es amplio para evitar que haya amontonamiento de gente”, comentó.

Culminado el evento, la recaudación se reparte entre las dos instituciones y este ingreso de recursos suma para mantener el Museo que ha crecido mucho y afronta cuantiosos gastos, además de las permanente remodelaciones.

 

La regla de oro

 

Por el Centro Andaluz, Daniel Menchon explicó que la paella lleva dos pasos. Primero, el día anterior se preparan los ingredientes, se corta el pescado y las verduras, tarea que afrontaron unos diez colaboradores.

Ayer se concretó la cocción, a cargo de un grupo de cinco cocineros que cumplieron distintas funciones. “Una sola persona es la que condimenta la paella. La parte de condimento no se comparte, es una regla de oro cuando se cocina una paella grande”, contó el jefe de la cocina y agradeció la ayuda de la comisión directiva del Museo.

“La paella ha llevado 45 kilos de arroz y 200 kilos de pescado -pez pollo, abadejo, calamares y camarones-, con cuatro variedades que se agregaron. No tiene pollo, y se ha hecho con mezcla de aceite de oliva, específicamente con aceite Lira que es de buena calidad y le da un sabor muy especial”, explicó Menchon.

Por otro lado, remarcó que “se han usado condimentos nacionales e importados que hemos traído de España. Es un tipo de azafrán que le da color y sabor a la paella, ya viene balanceado y hay marcas de muy buena calidad que compramos en España”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario