¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En dos allanamientos detuvieron a dos personas acusadas de comercializar cocaína de alta pureza

Ayer, cerca de la medianoche, personal de la oficina de Tandil de la Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas Azul, en conjunto con la comisaría Segunda y la Sección Canes de AFIP, realizaron dos allanamientos y dos registros vehiculares en sendas viviendas situadas en Liniers al 1600. Los procedimientos dieron resultados positivos, ya que se secuestró cocaína dispuesta en tubos lista para comercializar y otros elementos utilizados habitualmente para fraccionar estupefacientes.
Los allanamientos fueron ordenados por el juez de Garantías José Alberto Moragas y solicitados por el ayudante fiscal Fabio Molinero, de la Unidad Funcional de Investigaciones de Drogas 2, en el marco de la causa “Drogas Ilícitas Azul s/infracción Ley 23.737-Tandil”.

“La de los
tubos”
Los procedimientos arrojaron un resultado positivo, ya que se secuestró una importante cantidad de cocaína fraccionada en dosis, con la particularidad de que se efectuaba en tubos plásticos, del tamaño de un capuchón de lapicera y que era conocida dentro de la jerga de los consumidores como “la de los tubos”, sustancia que posee un alto grado de pureza.
Además, se secuestraron unos 50 mil pesos, balanzas de precisión, teléfonos celulares, una computadora, un automóvil y una motocicleta Yamaha y otros elementos relacionados con la actividad.
Como resultado del operativo fueron aprehendidas dos personas, un hombre y una mujer, que serían pareja. Ayer por la tarde iban a ser trasladados a Azul para prestar declaración ante el juez de Garantías.
De acuerdo a lo informado por el subcomisario Claudio Prieto, de la Dirección de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, los allanamientos se desarrollaron desde minutos antes de la medianoche de ayer y continuaron hasta las 5 de la madrugada.
En diálogo con El Eco de Tandil, precisó que la investigación se desarrolló por el lapso de varios meses en torno a esta pareja que se estaría dedicada a la comercialización mediante la modalidad de delivery u ocasionalmente en uno de los domicilios investigados.
La particularidad del modus operandi de los vendedores es que la droga estaba fraccionada en pequeños tubos o cápsulas plásticas, que contenían cocaína de máxima pureza, y por lo que se pudo documentar en las diligencias de observación, seguimiento, escuchas telefónicas y demás, las personas que la consumían eran de un nivel adquisitivo alto.
Se secuestraron en el lugar unos 200 tubos vacíos que se encontraban en bolsas, y en distintas dependencias del domicilio encontraron entre 50 y 60 que contenían cocaína, si bien algunos estaban llenos, otros a medio completar y otros tenían poca cantidad. Se estima que cada uno de esos tubos puede contener unos 1,5 gramos estando lleno.
La mayor parte de los que se encontraban completos estaba en el interior de una cartera tipo morral con doble fondo que, de acuerdo a material fílmico, sería la misma que se estaba utilizando cuando se hacía la entrega a modo de delivery.
Si bien en cuanto a pesaje no se trata de una gran cantidad de droga, lo llamativo es la calidad de la sustancia, que es de máxima pureza y por lo tanto se vendía a un alto precio. Asimismo, el modo de fraccionamiento hace más visible la finalidad de la comercialización.
La investigación continúa su curso para intentar determinar si hay más personas vinculadas, ya que en los peritajes de los celulares y la computadora podrían surgir algunos contactos que ayuden a esclarecer aún más los hechos.
Por el momento, no se dieron a conocer los nombres de los aprehendidos, hasta que Garantías se expida sobre la detención. u

FOTO 5 LOC DROGAS
En dos allanamientos realizados en Liniers al 1600 secuestraron cocaína fraccionada para su comercialización.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario