¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En el Día del Martillero Público, afirman que hubo un repunte en la actividad del mercado inmobiliario

En el marco del Día del Martillero Público que se celebra hoy El Eco de Tandil dialogó con el presidente del Centro de Martilleros de la ciudad, Turi Zangari, acerca de la realidad del sector. Aseguró que hubo un repunte de la actividad en los últimos meses y vaticinó un buen panorama para el próximo año.

El martillero explicó que luego de mucho tiempo de encontrarse la actividad parada, en los últimos meses “está repuntando con muy buenas consultas”.

En ese sentido, informó que “se han hecho en general algunas operaciones en la ciudad. Todavía sigue atrasado pero creo que vamos en buen camino, ya llegando a fin de año y comenzando el año que viene creo que todo esto va a mejorar”.

Afirmó que esta tendencia se viene dando hace un par de meses con muchas consultas, más interés de la gente para “confiar más en los mercados”.

“Aunque sabemos que esta situación está muy dura, la gente sigue apostando a los ladrillos”, sostuvo.

En cuanto a la concreción de transacciones indicó que no fueron muchas pero “de a poquito algunas se van haciendo y, en general, todas las inmobiliarias algo van vendiendo, por los comentarios que yo tengo en el Centro de Martilleros”.

“Está mejorando la situación de a poco, no todavía lo que quisiéramos para formar un mercado inmobiliario como fue en otras épocas”, admitió.

Pero recordó que venimos de mucho tiempo en que el sector estuvo “parado” y que “la gente no veía una realidad de la economía, un buen futuro, muchas trabas en general pero hoy se está dando vuelta la cosa y hay muy buenas expectativas”.

“Hemos estado casi cuatro años con mucha baja del mercado inmobiliario, fue casi nulo, por eso deseamos que esto cambie”, expresó.

La falta de
créditos

Por otra parte, consideró que los créditos inmobiliarios “todavía están muy duros” ya que aún no hay “una generalidad, eso dificulta las operaciones”.

En ese contexto, quienes están comprando hoy en día son “los ahorristas, la gente que quiere tener alguna renta para ayudar su jubilación o porque los hijos se fueron a estudiar y quieren reemplazar un alquiler, para tener un respaldo económico financiero”.

No obstante, confió que para aquella familia que verdaderamente necesita una casa, “cada vez es más difícil acceder”.

“Hay una línea de crédito en el Banco Nación pero los ingresos tienen que ser muy importantes para comprar una casa más o menos, entonces todavía no está ese enganche de los créditos como fue en los 90. La cuota es muy cara y hay una distorsión entre los ingresos, el poder adquisitivo de la gente, poder pagar una cuota y seguir viviendo, todavía está muy difícil”, expuso.

En esa línea, deseó que esa situación se modifique para que pueda acceder más gente a su casa.

“Se ha perdido mucho el poder adquisitivo en general porque antes mucha gente compraba algo en cuotas en pozo y hoy ya no lo puede pagar”, indicó.

La situación en cuanto a la compra de terrenos es “similar” ya que “si la gente no tiene el recurso o un crédito para que realmente en ese lote pueda hacer su casa, le va a salir caro, va a tener que pagar impuestos y no es sencillo”.

“Todavía los lotes a los que podría acceder una persona que quiere ir luchando para tener su casa están retirados y en zonas más débiles en la seguridad, en los servicios. Yo creo que aún estamos en transición y que vamos a poder palpar mejor todo el mercado inmobiliario, transacciones y tener estadísticas entre abril y mayo del año que viene para saber si verdaderamente remontó el sector”, manifestó.

Y anticipó que si hubiera créditos el sector “se movilizaría y generaría muchos empleos, trabajo a profesionales porque es una de las industrias que más empleo da”.

Cambio de costumbres

En tanto, en el mercado está faltando hace bastante tiempo casas de tres ambientes con garaje y patio, que es lo que comúnmente buscan las familias. “Es muy difícil de conseguir”, admitió.

En cuanto a los estudiantes que vienen a alquilar a Tandil, en general pertenecen a sectores medios y medio altos. “No es como en mi época que vivían cuatro o cinco, hoy en general no viven más de dos en un departamento y buscan en general vivir individualmente”, sostuvo.

En cuanto a las zonas favoritas, aseguró que los estudiantes siempre buscan la zona del centro porque “se vive en el centro y se estudia en el Campus pero el movimiento es en los lugares céntricos, tienen menos costo de movimiento”.

Los comercios y la crisis

Respecto a los alquileres en el microcentro de Tandil, donde muchos negocios han cerrado este año por la crisis económica y el alto valor de los alquileres, aseguró que “ese sector siempre está bien poblado, muchos se han tenido que retirar porque al comerciante normal que vive de esto se le ha hecho difícil pagar el alquiler con la ventas que tiene y con tanto freno en la evolución económica”.

Sin embargo, afirmó que no se ven tantos locales vacíos en ese sector porque llegan a la ciudad empresarios que venden alguna marca en particular o que tienen locales en otras grandes ciudades y que buscan radicarse en Tandil pero que “tienen la capacidad y espalda económica para poder esperarlo”.

“Sí se ven muchos locales vacíos cuando nos alejamos del centro porque no hay número que le pueda dar a nadie, hay microemprendedores que no están retirando un sueldo mínimo de su propio negocio. Es un rubro que está muy complicado por los gastos operativos que tiene”, argumentó.

En ese sentido, resaltó que “en el microcentro hay una rotación grande porque vienen empresas que pueden aguantar hasta que la situación mejore y lo que realmente quieren es posicionarse en un muy buen lugar en Tandil”.

El crecimiento del sector

Turi Zangari aseguró que la cantidad de martilleros en la ciudad se ha incrementado en los últimos años ya que si bien Tandil no tiene tanta cantidad de habitantes, tiene “una dinámica de una gran ciudad”.

Hoy en día hay alrededor de 186 martilleros en Tandil matriculados del Colegio Departamental de Azul y el Centro de Martilleros aglutina aproximadamente 140 socios.

“Estamos muy contentos porque a un año y medio de estar en esta nueva comisión ha crecido muchísimo, hemos generado muchos cursos, y tenemos la facultad de martilleros y corredores público en Tandil”, destacó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario