¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En el marco de una crisis “terminal”, tamberos regalaron leche en la Ruta 226

En adhesión a la protesta nacional en reclamo de medidas “urgentes”, ayer, a las 11, decenas de productores de la Cuenca Lechera Mar y Sierras, junto a trabajadores y proveedores del sector y dirigentes sociales, se movilizaron hasta la Ruta Nacional 226, en el acceso a Tandil. En el marco de una crisis “terminal”, regalaron más de 5 mil litros de leche larga vida a una importante cantidad de tandilenses que se acercó al lugar.
De la medida participaron productores de Tandil, Olavarría, Azul, Balcarce y Mar del Plata, encabezados por el titular de la Cuenca Santiago Padilla. La fecha elegida coincidió con acciones similares que se dieron en otras cuencas ante la preocupante situación que atraviesa hoy el sector, que reclama mejoras en el precio que recibe el productor.
En el marco de la manifestación, uno de los integrantes de la comisión directiva de la Cuenca, Santiago Peyré, aseguró a El Eco de Tandil que el objetivo de la protesta era “visibilizar” la grave problemática del sector lechero, que está produciendo “a pérdida”.
Recordó que “hoy estamos cobrando 2,7 pesos por litro de leche, igual que en 2014 cuando la leche al consumidor salía 6 pesos. Hoy, el consumidor lo paga a 16 pesos y nosotros seguimos cobrando a 2,7. Con lo cual creemos que existe el espacio para cobrar lo que necesitamos, que sería alrededor de 4,2 pesos. Y estamos reclamando para recuperar eso”.
Remarcó que, en los últimos años “siempre tuvimos alrededor del 30 por ciento de lo que paga el consumidor y hoy estamos en el 19 por ciento”. Advirtió que son los tambos chicos los que están más complicados, teniendo en cuenta no sólo los altos costos para mantener su estructura, sino también que funcionan en su mayoría “en superficie alquilada”, con lo cual, su situación es más compleja aún.
En ese sentido, Peyré señaló que el sector sufrió “una suba de alrededor del 45 por ciento por la devaluación, un 15 ó 20 por ciento más por la quita de las retenciones, y un 35 más, que es lo que subió todo por la inflación. Sin embargo, el precio que hoy nosotros cobramos por la leche bajó un 20 por ciento, con lo cual es un combo que, por más eficientes que tratemos de ser, es imposible de superar”.

“Los más
perjudicados”

Advirtió que, en el marco de una crisis “terminal”, los más perjudicados dentro de la cadena productiva son “los productores y los consumidores” porque insistió en que “los consumidores están pagando mucho más por el litro de leche de lo que lo deberían pagar, de acuerdo a lo que nos pagan a nosotros”.
En cuanto a la convocatoria de ayer, admitió que estaban sorprendidos por la gran cantidad de gente que se acercó a buscar leche. Sin embargo, Peyré confesó que en general “las personas conocen el gran sacrificio que es llevar adelante un tambo, ya que varios tienen algún familiar o conocido que trabajó o que participa, de alguna manera, en un tambo, porque tiene una fuerte presencia en la economía regional. Y hoy han acompañado sobre todo por eso, porque saben que los productores son de trabajar y gastar en el pueblo”.

El efecto
“multiplicador”

Peyré detalló que, en la región, la preocupante situación afecta a “unos 200 tambos”, pero el efecto multiplicador es mayor, ya que el 95 por ciento de lo que factura un tambo “queda en la ciudad”.
Explicó en tal sentido que por el tipo de producción “necesitamos proveedores que respondan en el día. Trabajamos los 365 días, entonces, tienen que ser proveedores asentados en la región y, por eso, afecta a más personas indirectamente”.

Photo5loc1
Medidas
concretas

En cuanto al reclamo al Gobierno nacional, Peyré recalcó que “lo que le pedimos es que ordene la cadena. Entendemos que no hace tanto que están, vemos que se han hecho algunos anuncios, pero faltan medidas concretas para dejar de perder plata y puestos de trabajo”.
Por el momento, confesó desde la Cuenca Mar y Sierras que “hay incertidumbre y, si esto continúa así, seguramente van a cerrar muchos tambos y ahí subirá el precio de la leche por una cuestión de oferta y demanda, pero es una lástima porque no van a aguantar los mejores tambos, sino los que tengan más espalda financiera”. u

Nota proporcionada por :

Deja un comentario