¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Estafa a Ioma: Pedirán la excarcelación de las dos personas detenidas

Por las dos personas detenidas que se encuentran en la ciudad de La Plata, sus abogados pedirán que se les otorgue la excarcelación mientras avance la causa y hasta contar con algún tipo de sentencia, de comprobar la Justicia que incurrieron en una presunta estafa contra la obra social Ioma.

Julio Tamburelli y su expareja Silvana Tornati decidieron por el momento no declarar. Si bien se mencionó que Tamburelli se había adjudicado la responsabilidad de la maniobra realizada, esto se lo deslizó un defensor oficial a Tornati pero, vale la aclaración, no lo expresó al momento de ser interrogado.

Lo acontecido en Tandil repercutió fuerte en la ciudad de las diagonales, cuyos medios informaron las detenciones que se habían producido, teniendo en cuenta la denuncia de corrupción que hay en torno a la obra social mencionada.
El Diario Hoy entabló diálogo con el titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos Complejos (UFIC) de La Plata, Jorge Paolini, quien afirmó que los detenidos son investigados por hechos durante la gestión que encabezó el sciolista Antonio La Scaleia como presidente del Ioma. El caso es uno de los 65 sospechosos de defraudación y justamente uno de ellos es el de la afiliada Marta Sánchez, en el cual Ioma le pagó a la empresa Clinicasa, con sede en Tandil, un monto total de 58.272 pesos, pese que la afiliada jamás recibió el servicio de internación domiciliaria.

Según la denuncia, Sánchez figuraba en la base de datos de la obra social con las siguientes prestaciones: A) Médico, cuatro veces por semana; B) Enfermería; C) Cuidador Domiciliario de 16 horas diarias; D) Kinesioterapia, doce sesiones por mes; E) Fisioterapia; F) Kinesioterapia respiratoria, doce sesiones por mes; G) Cama colchón antiescara con nebulización y aspiraciones.

“A una afiliada le falsificaron la firma como también las prestaciones del servicio de kinesiología y enfermería. Le tomamos la declaración testimonial al kinesiólogo, a la enfermera. Se estudiaron las escrituras, se peritaron las firmas y se determinó que las rúbricas que presentó la acusada no coincidían con las de los empleados, que dijeron que nunca habían atendido a la afiliada. Con esa documentación falsa se presentaban en el Ioma y cobraban”, remarcó Paolini.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario