¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Giménez justificó el accionar policial en el recital de La Renga

El titular de la Jefatura Distrital de Policía, Jorge Giménez, justificó el accionar del personal de Infantería y del resto de los efectivos en el recital de La Renga, ya que consideró que “respondieron a las agresiones recibidas”.

El comisario explicó que “el servicio del recital comenzó el viernes a las 17, transcurrió todo normal hasta alrededor del sábado a las 21,  cuando una parte de jóvenes o asistentes al evento intentaron entrar sin ticket sobre las personas que sí lo tenían”.

Y precisó que se trató de “un grupo bastante grande de personas que inició los desmanes y que querían ingresar incluso por sobre las personas que estaban entrando normalmente con entrada. A partir de ahí el personal civil de seguridad que contrató la empresa dejó de actuar y pidió el auxilio a los infantes que empezaron a trabajar”.

En ese momento fueron “agredidos con botellazos, entonces se empezó el trabajo de los dos grupos. Infantería empezó a estar presente y comenzaron a recibir distintos tipos de proyectiles, en especial botellazos, que no sólo implican riesgo para el personal de Infantería, que posee elementos para resguardarse de esta situación, sino que podían caer también en personas que estaban ingresando en forma normal, que querían entrar al evento con sus tickets respectivos”.

Los desmanes, según indicó, se desarrollaron por una hora. No obstante, no fue en forma continua sino que “intentábamos aguantar la situación y las agresiones volvían, hasta que en un momento se realizaron las aprehensiones. De la totalidad de los detenidos solamente dos o tres tenían impactos de balas de goma, que es un elemento que usa el cuerpo de Infantería para este tipo de situación”, indicó.

Y añadió que “las botellas caían también sobre personal civil y por suerte no ocurrió nada, pero la agresión era tan fuerte como la que ejecutaba el grupo de Infantería”.

 

Resistencia a

la autoridad

 

En cuanto a Nicolás Tumminaro, el joven de 20 años que denunció que fue agredido por la policía con balas de goma, aseguró que “se le trató de brindar asistencia en el Hospital local y él será escuchado en la Justicia como corresponde”.

“A nosotros no nos consta que hayan disparado a gente que no estaba entre el grupo de agresores, y si tuvo las mismas lesiones, evidentemente estuvo en la línea de fuego de los infantes. El está imputado en una causa de ‘Atentado y resistencia a la autoridad’. Pero será escuchado en la sede judicial, como corresponde”,  sostuvo.

En referencia a la cantidad de heridas de balas de goma que tenía el joven en su cuerpo, afirmó que “seguramente estaba en el medio de la línea de fuego o en un lugar muy próximo, o permaneció en el lugar”.

Con respecto a las denuncias de Tumminaro acerca de los calabozos en los que lo tuvieron en condiciones “infrahumanas”,  sostuvo que “seguramente el calabozo no es un lugar agradable” pero “él estaba aprehendido en forma legal, por eso permaneció 15 horas detenido”.

 

Las botellas

de vidrio

 

En cuanto a las botellas de vidrio, afirmó que “puertas adentro nos ocupamos fuertemente de que se vendieran envases de plástico porque sabíamos que esa posibilidad (de las agresiones) existía y podíamos contar con dos frentes, no sólo el de Actis y Darragueira sino también desde el interior del evento hacia las espaldas nuestras”. Sin embargo, aseguró que muchas personas traen las botellas con ellos o las adquieren en lugares que las venden igual, aunque no esté permitido.

El comisario no pudo precisar la cantidad de personas que formaba parte del grupo de agresores porque “se mimetizaban con las personas que tenían ticket bien adquiridos, y en toda la hora y pico que duró con intervalos este inconveniente, ingresaron hasta protegidos por los propios grupos de Infantería”.

Por otro lado, expuso que la empresa que organiza el evento no autoriza el ingreso sin ticket, pero de cualquier modo los incidentes se iniciaron alrededor de las 21 y el recital empezó 21.40. “Pretendían entrar incluso antes que quienes tenían su ticket. Así que en otros eventos ha ocurrido lo mismo porque se los deja entrar e igual ha habido inconvenientes con la policía, agresiones y este tipo de situaciones”.

“En el lugar de los hechos trabajaron tres o cuatro grupos de Infantería más un grupo del GAD, en el resto del evento afectamos desde el viernes a las primeras horas hasta la madrugada del domingo más de 400 efectivos”, señaló.

 

La única solución

 

Y recalcó que “el grupo en todo momento trató de evitar la situación. Por mucho tiempo estuvieron sin utilizar las balas de goma, sólo aguantando con escudos y los cascos, pero cuando seguían tirando botellas no hubo otra solución que reprimir con el único elemento que tenemos que son postas de goma, ante la agresión recibida”.

Empero, subrayó que “no es armamento letal, incluso todo el personal del operativo y los que trabajaron en contacto con la gente no portaban pistolas ni municiones letales y el resto tenía orden de mantener los cartuchos en el bolsillo. Esa era la premisa, intentar disuadir en todo momento”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario