¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Jornada recreativa por el Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down

Mañana a las 19 en la Glorieta de la Plaza Independencia se realizará una jornada recreativa abierta al público para celebrar el Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down. El evento consistirá en una clase de zumba totalmente gratuita y de la que podrá participar todo aquel que lo desee.

Loreley Dalvicis, la presidenta de la Asociación Síndrome de Down Tandil, invitó a la comunidad a participar del evento. “Nos pareció una actividad linda, divertida, y como una de las características de nuestros chicos es que son alegres y divertidos, nos pareció una buena idea”, contó.

Paula Difino agregó que “se puede acercar cualquiera que quiera pasar un buen momento, conocernos, nos pueden hacer preguntas y queremos dar a conocer las actividades de nuestra asociación y pasar un lindo día con nuestros hijos, que se vea que ellos pueden hacer cualquier tipo de actividad”.

 

Capacitación laboral

 

Loreley Dalvicis contó que “nuestros nenes ahora arrancan el jardín de infantes y gracias a Dios hemos tenido la suerte de que las instituciones son más accesibles, están integrados. Se está trabajando bien, hay mucha intención de las escuelas y los docentes de aprender y falta, no es como en Buenos Aires o en otros lados, pero se está trabajando en eso”.

En tanto, Paula Difino agregó que “los papás más grandes nos allanaron el camino para que nos encontráramos con este panorama. Nos gustaría para los chicos más grandes que haya capacitación para el trabajo, que es lo que está faltando”.

“Estamos logrando que nuestros hijos el día de mañana sean independientes, tengan autonomía, que sean alfabetizados, con mucho trabajo y paciencia se logra. Es un camino de trabajo conjunto pero realmente vale la pena y cada logro que tienen para uno como padre es inmenso. No se compara con nada”, expresó la mamá.

Y sostuvo que “la comunidad está mucho más abierta y eso ha cambiado mucho”.

“Lo principal es la estimulación desde muy chiquitos. Un trabajo en equipo hace que se vean los cambios. Antes la noticia era algo desgarrador y nosotros queremos decir que no es una mala noticia, que nosotros somos felices con nuestros hijos. Los chicos pueden hacer una vida normal, pueden hacer un montón de cosas que uno como padre se sorprende todos los días y ellos también nos enseñan a nosotros”, manifestó.

Loreley Dalvicis recalcó que “hay casos de chicos que han llegado a la universidad, maestras jardineras, psicopedagogos”.

Indicaron que hay un promedio de 4 nenes en Tandil por año que nacen con síndrome de Down y le pidieron a los papás de esos nenes “que se acerquen a la asociación y que no tengan miedo porque no saben el regalo precioso que es tener un hijo con síndrome de Down”.

“Yo como madre me muero de amor. Todo el tiempo aprendemos cosas nuevas con ellos. Valoramos un montón de cosas que no valorábamos antes y eso está bárbaro. Y es muy lindo el amor que les tiene la gente”, indicó.

Y agregó que “son muy sociables, les gusta mucho estar con gente. Ingresar al jardín no nos costó porque se sienten muy bien, contentos. Los nenes aprenden mucho con ellos, los padres muy abiertos. La integración se hace de un nene por sala con síndrome de Down”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario