¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Komm-Ven, un concierto de Aula 2 en el Mumbat

El sábado pasado quedó inaugurado el Salón Nacional de Arte Sacro. Lenguajes visuales, como pintura, pintura digital, objeto y arte textil, enriquecen las salas, permitiendo la interacción de las diferentes disciplinas, logrando que el espectador se encuentre con una variedad de propuestas.

Voces e instrumentos se aunaron de manera notable en Aula 2, un conjunto formado allá por el año 2009 cuando egresados y estudiantes avanzados del Conservatorio de Música Isaías Orbe decidieron ofrecer regularmente conciertos en la ciudad y la región. No sólo ello, sino que asimismo ha participado de clases magistrales de música antigua con Michael Hartenberg.

Su repertorio incluye obras vocales e instrumentales de cámara y música sacra, destacándose la interpretación de madrigales de Monteverdi, motetes de Victoria y Schütz, cantatas de Buxtehude, conciertos y sonatas de Vivaldi y Corelli, y divertimentos de Haydn.

Quienes forman parte de este conjunto son Carolina Tangorra y Juliana Mihojevic (flauta), Josefina Domínguez Xodo (viola), Flavia Paván, Ezequiel Marcovecchio y Leonardo Ventura (violines), Gabriel Domínguez Xodo (clarinete), Federico Greco (violonchelo),  Matías Málaga (clave, órgano, piano), María Bakker y María Jesús Pelén (sopranos), Anastasia Dillon (mezzo- soprano), Martín Domínguez Dumón (tenor), José Luis Mazzone (bajo), Guillermo Milano (barítono, flauta dulce y dirección).

 

“Komm!”

Aula 2 junto a los cantantes Agustina Shedden y Pehuén Naranjo brindarán el concierto “Komm!” en el Auditórium del Mumbat. “Komm!”, que significa “¡ven!” en alemán, es, a la vez, una celebración de la cantata de Bach y una invitación a disfrutar de las diferentes expresiones de arte visual y sonoro que atesora la nueva edición de este emblemático salón.

La obra central de ambos conciertos será La Cantata Nº 161 “Komm, du süsse Todesstunde” (“Ven, dulce hora de la muerte”; Weimar, 1715) de Johann Sebastian Bach (1685-1750). La misma fue compuesta en base a poemas de Salomo Franck, inspirados en el relato evangélico de un joven de Nain (Lucas 7, 11-12), que reflexionan sobre la muerte como un momento añorado para liberarnos de los pesares del mundo, como un sueño breve, que conduce a una vida en unidad con Jesús. La música, basada en la melodía de un conocido coral luterano (“O Haupt voll Blut und Wunden”), combina arias, recitativos y coros.

Dos obras contrastantes, que representarán estilos instrumentales característicos del barroco, enmarcarán la cantata en cada concierto. En el primero, una obra de iglesia para cuerdas: el Concerto Grosso Op. 6 Nº 8 en Sol menor, compuesto por Arcangelo Corelli (1653-1713) para la noche de Navidad; en el segundo, la Suite Nº 1 en Do mayor, para dos flautas y continuo, una obra de cámara del compositor francés Marin Marais (1656-1728).

El programa de ambos conciertos se completa con obras vocales de carácter religioso, de los compositores Z. Kodály, H. Purcell y H. Schütz.

 

Nota proporcionada por :

Deja un comentario