¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Cámara Empresaria no quedó “conforme” con la disminución tributaria

El presidente de la Cámara Empresaria de Tandil, Patricio Fernández, habló sobre el último anuncio del intendente Miguel Lunghi de disminuir el valor de la polémica tasa de Protección Ciudadana para comercios y el sector productivo. Si bien rescató “la sensibilidad de escuchar” del Ejecutivo, confesó que la medida no alcanza a ser lo que habían pedido. “Habíamos pedido la rebaja de los 30 millones de pesos que reciben de Provincia”, aseguró.

En el “Desayuno” de “Tandil Despierta”, (programa de Eco TV y Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios), manifestó -en principio- que desde la Cámara Empresaria en ningún momento se discutió la tasa porque siempre estuvieron de acuerdo con que se establezca un sistema de seguridad local y consideraron que esa responsabilidad tiene que ser tomada por el Municipio, para lo que se necesitan recursos.

En concreto, el reclamo estuvo planteado sobre la base del impacto que tendría este nuevo tributo sobre las actividades económicas, sobre todo, en un año difícil, trazó Fernández, con un presupuesto que fue aprobado “muy rápido” y que las distintas instituciones de la ciudad no llegaron a estudiar previamente.

Planteó que posteriormente a su aprobación, la Provincia anunció el envío de las partidas especiales a los municipios, a partir de la autorización de endeudamiento, con un monto que sería destinado a seguridad.

En consecuencia, explicó que concretamente lo que fueron a pedir al Municipio fue “una rebaja del impacto de esta tarifa para los contribuyentes”, teniendo en cuenta que, luego de que el presupuesto fuera aprobado, “hubo un cambio en los ingresos con un monto que no estaba previsto”.

Finalmente, luego de haber sido escuchados -actitud que valoró-, el Ejecutivo tomó la decisión de “establecer la disminución del 15 por ciento por buen cumplimiento, retroactiva a enero”, confirmó.

 

“Un pedido concreto”

 

Desde el comercio y el sector productivo, Fernández confirmó que el pedido “fue concreto y amplio” y se refirieron mucho a “los mínimos”. En este sentido, recordó que hay dos regímenes en el pago de la Tasa Unificada de la Actividad Económica: el general y el simplificado.

Indicó que este último “afecta a pequeños comercios y sectores productivos, que es pagar un mínimo, que ya había tenido una recategorización importante y varios de ellos habían pasado al régimen general, que se paga por porcentaje y sus mínimos son mayores”. Confirmó que “eso se retrotrajo, de modo tal que unas 500 empresas de la ciudad que habían pasado a ese régimen general vuelven al simplificado, con lo cual disminuye el mínimo y vuelven a los valores que tenían anteriormente”.

Por lo tanto Fernández aclaró que “el efecto en los que pagamos el régimen general significa un 15 por ciento de descuento directamente sobre la tasa”.

 

“No alcanza a ser lo que pedimos”

 

Tras el anuncio, advirtió que “uno nunca queda conforme porque no alcanza a ser lo que pedimos. Nosotros habíamos pedido la rebaja de los 30 millones que reciben de la Provincia. Ellos -en relación al Ejecutivo- tienen atenuantes, que fueron muy bien explicados por el Intendente, parte tiene que ir a inversión y a cubrir servicios operativos”.

A pesar de no haber alcanzado las expectativas del sector, rescató la “sensibilidad” de las autoridades municipales de “escuchar a las instituciones y rever la situación de un presupuesto que ya estaba aprobado”. Admitió así que “eso para nosotros es casi inédito y creemos que la actitud que tuvo el Ejecutivo es valorable”.

 

“La situación de seguridad está complicada, pero somos optimistas”

 

Por otro lado se refirió a las gestiones que se vienen realizando a través del Foro de Seguridad y rescató que este espacio “es un elemento de importante valor” porque “la gente allí plantea los problemas que están pasando con respecto a la seguridad”.

“Lo que vemos en Tandil es lo que en general se ve, la situación de seguridad está complicada, pero tenemos optimismo en el plan de seguridad que implementó el secretario Atilio Della Maggiora”, manifestó.

“La posibilidad de nuevos recursos en lo que respecta a tecnificación y personal, su entrenamiento y su evaluación, creemos que va a producir un efecto de disuasión y esperamos un efecto de disminución de los problemas de inseguridad”, deseó.

Y recalcó que también creen que “hay que darle tiempo, es todo muy nuevo, hablar de dos o tres meses en términos de impacto sobre la seguridad es muy nuevo, pero tenemos optimismo”.

 

Los aumentos y la presión impositiva

 

Por otro lado, Patricio Fernández detalló que también se le planteó al Ejecutivo que el sector “no admite más presión tributaria porque ya no existen más posibilidades de obtener recursos del sector privado”.

En tanto, a nivel nacional planteó que “la política implementada por el Gobierno ha sido de shock en relación a algunas medidas y gradual en otras. De shock en lo que respecta a la liberación del dólar, los incrementos del combustible y a los tarifarios. Y gradual en lo que respecta a combatir la inflación”.

Desde el sector, advirtió -en consecuencia- que no ven “una política clara en cuanto a cómo se va a combatir la inflación, más de una política monetaria -que se está haciendo y es de resultado lento- y de la posibilidad de recibir dinero del exterior”.

Por lo tanto, remarcó Fernández que “hasta que estas posibilidades no empiecen a ser concretas y palpables, en las cuales tengamos financiamiento para poder paliar la situación que se está viviendo y la política monetaria sea antiinflacionaria, las perspectivas que se ven desde los sectores pequeños no son halagüeñas para 2016”.

Admitió que pensaban que ya para los primeros seis meses del corriente año iban a tener “un panorama más claro y realmente consideramos que la situación este año va a ser difícil”.

“La clave y el esfuerzo que tenemos que hacer los sectores productivos este año es por lo menos mantener la mano de obra”, concluyó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario