¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La cantera Montecristo presentó un proyecto de reconversión de la actividad y abrió el debate

El fin de la actividad canteril tras la puesta en vigencia de la Ley de Paisaje Protegido (en marzo de 2010) en la poligonal, zona delimitada por las rutas 226, 30 y 74, abrió la posibilidad a las firmas afectadas de presentar un proyecto de reconversión en los predios explotados. La normativa otorgaba un plazo para dar a conocer sus propuestas a la autoridad provincial competente, y teniendo en cuenta que los establecimientos involucrados no hicieron efectivas las presentaciones se ordenó el cese de la actividad y el retiro del Registro de Productor Minero.

Sin embargo, en los últimos días se conocieron detalles de una iniciativa que la cantera Montecristo acercó al Ejecutivo y al Legislativo para el predio. En líneas generales el plan prevé, para el sector del cerro que quedó a consecuencia de la extracción de piedra, el desarrollo de actividad turística, y una subdivisión en 16 chacras.

El expediente, presentado por Carlos María Sánchez Granel, apoderado de una sociedad anónima de la cantera Montecristo, pasó a la Comisión de Producción, Trabajo y Medio Ambiente del Concejo Deliberante y posteriormente se giró a la Comisión Municipal de Gestión Territorial.

En ese ámbito, este martes, se realizó una primera exposición y evaluación de la propuesta. Si bien el debate aún no está cerrado, en principio el Ejecutivo no vería con buenos ojos el proyecto.

La postura del oficialismo

En esa línea se pronunció el titular de la Comisión de Producción, Matías Meli. En diálogo con el ciclo televisivo “Tandil despierta” (Eco TV) adelantó que si bien aún permanece en estudio podrían desestimar el proyecto por estar fuera de los plazos estipulados.

En primer término el concejal radical contextualizó que la propuesta presentada para el predio de más de 65 hectáreas se encuentra dividida en dos partes. Por un lado contempla la explotación de la actividad turística en alrededor de 3 hectáreas y, por otro, establece un loteo de cerca de 60 hectáreas destinado a un eventual emprendimiento inmobiliario.

“La Ley establece un plazo de 90 días desde la implementación para hacer una presentación de reconversión del predio”, aclaró, y remarcó que la propuesta ingresó hacia fines de marzo, por lo que “ya estamos fuera de los tiempos”.

Más allá del lapso previsto sumó que el predio se encuentra por encima de la cota 200, “lo que hace imposible una subdivisión” en el marco del Plan de Ordenamiento Territorial (PDT).

En ese sentido Meli estimó que “no estarían dadas las condiciones para este proyecto”.

 

Una postura

“más flexible”

 

El otro que dio a conocer su visión fue el concejal del PRO Claudio Ersinger, que bregó por la apertura al diálogo y la búsqueda de una alternativa que permita a los propietarios del predio reconvertir la actividad. “Nuestra postura es más flexible, dialoguista, que apunte a una solución que sea beneficiosa para todos”, adelantó.

En diálogo con El Eco de Tandil expuso los detalles de la propuesta, que contempla un sector para la actividad turística y otro para avanzar en la subdivisión de 16 chacras de tipo rural con una superficie de entre 1,6 y 19 hectáreas.

Aclaró que “no establece ninguna obra de infraestructura” en relación al perfil turístico aunque estimó que “se podría dar la construcción de un hotel, cabañas, hay muchas posibilidades”. En ese marco reconoció que ello traería aparejado otro debate frente a una eventual excepción al PDT, puesto que el predio se encuentra por encima de la cota 220.

Frente al desarrollo del proyecto fundamentó que “no se les puede cerrar la puesta basándose en los plazos de la ley y que, como no se cumplió, está todo cerrado y no se pueda hacer nada”.

“Creo que hay que escucharlos, sentarse a negociar, entender que es una zona fundamental de la parte turística de la ciudad, con una superficie muy importante”, defendió, y remarcó que “no puede ser que el Estado condene a una persona por una circunstancia que, en algún punto, es injusta”.

Por último pidió “hacer las cosas con tranquilidad y dialogar”, bajo la premisa de “afectar lo menos posible el medioambiente y trabajar para que sea algo equilibrado”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario