¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Chacabuco suspenderá desde hoy los servicios a los afiliados de PAMI

 

La Nueva Clínica Chacabuco reeditó el reclamo por la actualización en los valores por los servicios con cartera asignada de PAMI y ante la imposibilidad de afrontar su funcionamiento bajo el esquema vigente volvió a tomar medidas en busca de una respuesta. Así, una vez más, estableció la suspensión de las prestaciones a los afiliados de la obra social, que comenzará a regir a partir de la 0 de hoy.

Sin ahondar en mayores precisiones la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos se pronunció a través de un comunicado, en el que informó “a los afiliados de PAMI y a la población en general que lamentablemente a partir del 1 de marzo del corriente debemos dejar de brindar las prestaciones médicas a esa obra social, atento que no se han podido superar las dificultades que desde hace dos años venimos atravesando”.

Luego la entidad contextualizó que “la reunión mantenida en el mes de febrero en la ciudad de Mar del Plata con autoridades de PAMI generaron expectativas favorables”. Sin embargo “hoy seguimos en igual situación”.

Para finalizar el breve comunicado ratificó que “es voluntad de nuestra institución seguir brindando los servicios a todos los afiliados por lo que esperamos prontamente superar las dificultades y retomar con las prestaciones”.

Según pudo averiguar este Diario se mantendrán las urgencias, mientras que se suspenderá la atención en consultorios y lo programado.

 

Un problema “global”

 

El médico y concejal del PRO, Pablo Díaz Cisneros, trazó un panorama en relación a la problemática y determinó que la situación desencadenada nuevamente en el centro asistencial privado es una “herencia que recibió el Gobierno actual”.

En concreto dijo que el inconveniente que llevó a las autoridades de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos a suspender las prestaciones apunta a la “desactualización” de los valores que la entidad debería percibir por el servicio brindado, que se encuentran acordes al año 2013, y que a su vez “reciben un descuento mensual sobre esa facturación que les impide poder seguir con el normal funcionamiento”, justificó.

En cuanto a la medida indicó que, según las autoridades del centro privado, “el corte sería total”, en lo que respecta “internación y alta complejidad”.

El profesional de la salud repasó que desde que asumieron las autoridades luego del 10 de diciembre los directivos mantuvieron varias reuniones con los responsables de la obra social y citó las gestiones impulsadas desde el bloque en torno a la problemática de la Clínica y también del Hospital. “El problema de PAMI es global”, advirtió Díaz Cisneros.

En la Chacabuco la atención de los afiliados de la obra social “depende de lo que factura” y de esta manera “no puede seguir funcionando”, dijo, en función de lo comunicado por las autoridades del centro privado.

Expuso que la mutual envió hace un mes una carta documento en forma “preventiva” hasta finalizar las conversaciones con los directivos de la institución nacional en busca de una salida al conflicto, “pero hasta el momento esto no ha sucedido”.

 

En el Hospital

 

En el caso del Hospital “Ramón Santamarina” definió que la situación es también “crítica” y graficó que “la última vez que cobró una prestación brindada a los afiliados fue en diciembre de 2015”, que correspondía a la facturación de septiembre.

Pese a la deuda, que alcanza los cinco millones de pesos, la diferencia radica en que al ser un centro asistencial público “no puede cortar el servicio y debe mantener las prestaciones con todo lo que ello significa”, dado que recae en la administración central la cobertura del déficit.

 

Intervención

 

En medio de este complejo escenario defendió la intervención que los concejales mantuvieron desde el año pasado cuando comenzaron los reclamos y las acciones en pos de hallar una salida, y destacó que desde que asumió la nueva conducción a nivel nacional desde el macrismo “la hemos hecho con mayor presencia. Hemos viajado y mantenido reuniones por este tema desde lo político llevando el problema general”.

De todos modos Díaz Cisneros insistió con la “situación heredada” en PAMI.

 

El impacto en el Hospital

 

 

En diálogo con El Eco de Tandil el vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Ente Descentralizado, Darío Pretti, mostró preocupación por el escenario que se desencadenará a raíz de la suspensión de las prestaciones y el impacto que tendrá en el Hospital.

Estimó que la atención en la guardia se verá “cargada” y garantizó que “daremos la asistencia que podamos, fundamentalmente a la emergencia para que ningún abuelo quede sin contención”.

No obstante advirtió que la cantidad de camas es limitada en relación al nivel de pacientes de PAMI que pueda llegar derivado y planteó que en este momento el centro asistencial cuenta con una ocupación “en forma permanente” que oscila entre “el 85 y 90 ciento”. Por lo tanto resultará “imposible internar gente que no sea emergencia”.

 

Deuda millonaria

 

Por otro lado Pretti puntualizó que la deuda que PAMI mantiene con el Hospital supera los cinco millones de pesos y que “estamos tratando por todas las instancias posibles que nos reciban para ver si podemos conseguir una respuesta al reclamo”.

Indicó en esa línea que el último pago que recibió la administración fue el 28 de diciembre para cancelar lo adeudado en septiembre “y ahora estamos con cinco meses de atraso”.

En tanto, el funcionario aseguró que mantienen la atención de la cápita asignada, que ronda ocho mil personas por cartera asignada.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario